Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Igus, S.L.U - Cojinetes deslizantes

Cojinetes deslizantes: no precisan aceite ni grasas

Foto de Cojinetes deslizantes
Los cojinetes deslizantes de plástico “iglidur” de igus GmbH, Colonia, están optimizados en su composición y no precisan aceite ni grasa. Trabajan, sin lubricación, lo que evita que las sustancias contaminantes vayan a parar al medio ambiente. Gracias a sus continuos avances, el especialista en cojinetes igus ofrece cada vez más alternativas respetuosas con el medio ambiente a las aplicaciones en las que se utilizan cojinetes metálicos deslizantes y de rodamientos con lubricación. El balance energético, en la producción de plásticos es positivo. Mientras que para la producción de 1 litro de aluminio se precisa la energía de 15 litros de aceite y 1 litro de acero requiere 11 litros de aceite, en la producción de 1 litro de plástico sólo se requieren 1,8 litros de aceite. Con respecto a la demanda anual de petróleo a nivel mundial, la producción de plásticos sólo consume el 4 por ciento. Este valor disminuirá en el futuro, ya que en la producción de polímeros a partir de materia prima de origen vegetal se están haciendo grandes progresos. Los cojinetes deslizantes de polímero “iglidur” no sólo son tan valiosos ecológicamente por los lubricantes sólidos que tienen incorporados. En el sector automovilístico y en la aeronáutica, por ejemplo, su ligereza contribuye a reducir el consumo de carburante y con ello también la emisión de dióxido de carbono. Al tener poco peso, también disminuyen las masas y con ello el consumo de energía. Su gran resistencia a las sustancias químicas supone igualmente una ventaja ecológica frente a los cojinetes metálicos. Y es que los metales frecuentemente llevan un recubrimiento que se aplica en baños galvánicos, decapantes y de zinc que requieren mucha energía y son “poco sanos”.