Madrid y Barcelona acogieron sendas jornadas hispano-austríacas sobre edificación sostenible

Austria da ejemplo en eficiencia energética

Laia Banús09/02/2009

9 de febrero de 2009

Las oficinas comerciales de Austria de Madrid y Barcelona, en cooperación con el Idae y el Icaen, organizaron las jornadas hispano-austriacas sobre ‘Edificación Sostenible y Eficiencia Energética’ en ambas ciudades. En estas jornadas se presentó la tecnología austriaca especializada en la eficiencia energética en la construcción, así como en la calefacción y refrigeración. Interempresas tuvo ocasión de asistir a la jornada celebrada el 29 de enero en Barcelona, en la que destacó la numerosa asistencia de público.

Junto a las intervenciones de miembros de instituciones colaboradoras como el Idae, Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía en Madrid, y el Icaen, Institut Català d’Energia, en Barcelona, destacaron las ponencias de las empresas austriacas y representantes españoles: KLH, ELK, Precasa, Dullinger, KWB, HC Ingeniería, Windhager, Enercret y Eneres.

En el primer bloque se abordó la eficiencia energética en la construcción y se demostró la versatilidad que aporta la construcción con madera para una edificación sostenible y moderna en un amplio abanico de soluciones, así como el ventajoso empleo de materiales de aislamiento naturales e ignífugos como el de Thermosilit.

El segundo bloque, centrado en la eficiencia energética en calefacción y refrigeración, destacó el carácter innovador y sostenible de las calderas de biomasa de referentes austriacos como Windhager y KWB; se abordaron temas como: biomasa, importancia de la generación modular, amortización garantizada, producción eficiente de calor con biomasa en sistemas hasta 600 kW. Igualmente se presentaron las soluciones geotérmicas de Enercret.

Al concluir las jornadas se celebraron en un entorno distendido alrededor de 120 encuentros bilaterales destinados a fomentar la cooperación y el intercambio tecnológico entre empresas austriacas y españolas.

El consejero de la Oficina Comercial de Austria, Friedrich Steinecker, destacó en su intervención que “la gran acogida de estas Jornadas con 300 participantes y 200 inscritos en lista de espera, así como el positivo y destacado eco en prensa reflejado, nos obliga a convocarlas de nuevo en el 2010”, una opinión igualmente compartida por el delegado comercial en Barcelona, Christian Gessl.

foto
A la izquierda, el delegado de la Oficina Comercial de Austria en Barcelona, Christian Gessl, presentando la ponencia de Joan Josep Escobar (derecha).

Plan de Ahorro y Eficiencia Energética en Cataluña en la edificación

Joan Josep Escobar, director del Área de Comunicaciones y Relaciones Institucionales del Icaen, fue el encargado de abrir la jornada con una ponencia sobre el plan de ahorro energético de la Generalitat enmarcado en el Plan de Energía en Cataluña (2006-2015). Uno de los principales objetivos de este plan pasa por alcanzar un ahorro anual de un 10,6 por ciento con respecto al escenario base, que supone un ahorro acumulado equivalente a 120 buques petroleros (unos 9.433 kiloteps, contando que 1 kilotep son 1.000 toneladas de petróleo).

Escobar detalló las cuatro líneas significativas de trabajo en el ámbito de la eficiencia energética en la edificación: la implantación de un marco legal favorable; subvenciones estatales a las inversiones en ahorro y eficiencia energética; creación de clúster de eficiencia energética; y el acuerdo de gobierno de ahorro de energía en los edificios de la Generalitat de Catalunya. Joan Josep Escobar hizo especial hincapié en la importancia que están adquiriendo las empresas de servicios energéticos, compañías especializadas que hacen la inversión en eficiencia energética por las otras empresas. La inversión realizada se devuelve con los ahorros conseguidos por la mejora en la gestión energética. Como él lo definió: “Poner la energía en manos de profesionales”.

Los planes de ahorro tanto del gobierno español, como en este caso, el catalán, son una excelente oportunidad para estas empresas de servicios energéticos.

El 24 de abril de 2007, la Generalitat aprobó el plan Genercat, un acuerdo de gobierno para el ahorro y eficiencia energética en la propia Generalitat de Catalunya. Los principales objetivos son la reducción del 11 por ciento del consumo de energía, que llevará a un ahorro de 150 GWh respecto al consumo previsto en el año 2015, con un ahorro acumulado de 700 GWh. Esto se traduce ne la reducción de la factura energética en 14 millones de euros respecto al consumo previsto en 2015. Las principales medidas específicas de este acuerdo Genercat son: la moderación de temperaturas en los edificios públicos (25 °C verano, 20 °C invierno); conocimiento del consumo energético real de la Generalitat; la gestión energética de los edificios existentes con gestores energéticos, auditorías energéticas e inversiones obligatorias; la gestión energética de las nuevas edificaciones; un Plan de Formación Energética para trabajadores y uno específico para gestores energéticos; y la compra pública de equipos y energías siguiendo criterios de eficiencia energética.

foto
Una vivienda en Vacarisses (Barcelona), una de las obras donde Miguel Nevado ha utilizado paneles KLH. Foto: H Arquitectes.

Construcciones alternativas en madera

La madera, uno de los únicos materiales empleados en la construcción estrictamente renovable, está experimentando un auténtico renacimiento como alternativa sostenible de edificación. En este sentido, las empresas austriacas KLH y ELK presentaron sus productos.

Alexander Livio Wulf, responsable de KLH en España, fue el encargado de presentar los paneles contralaminados KLH. Estos paneles de madera, que pueden utilizarse en tejado, techo o pared, se elaboran con capas de tablas de madera de abeto rojo cruzadas con encolado de superficie. Cuentan con el certificado PEFC que garantiza que la materia prima utilizada proviene de una explotación forestal ecológica, económica y socialmente responsable. Gracias a la disposición cruzada de las láminas longitudinales y transversales, el alabeo y la contracción en la superficie del tablero se reducen a un mínimo insignificante. La resistencia estática y la rigidez aumentan considerablemente. Se encola con el pegamento PUR Purbond (HB 110, HB 530) libre de compuestos orgánicos volátiles o formaldehído.

Después de la exposición corporativa de Wulf, fue el turno del arquitecto Miguel Nevado, que ha utilizado los paneles KLH en varios de sus proyectos. Y es que en palabras del propio Nevado, “hay pocas alternativas que puedan aunar las que, podríamos denominar, características clave: impacto ambiental mínimo, flexibilidad en el concepto estructural y coste controlado”.

Por su parte, ELK y su representante en España, Precasa, presentaron la actividad de la empresa en el ámbito de la construcción prefabricada. Domenico Vera, director comercial de Precasa, y Juan María Lara, arquitecto técnico, fueron los encargados de explicar los pormenores de este tipo de construcción, que cada vez tiene más adeptos. Este tipo de edificaciones no sólo son aptas para viviendas, sino que también se pueden realizar complejos educativos, moteles y hoteles, estaciones de servicios, centros médicos o empresariales. Las principales ventajas de este tipo de construcción es la rapidez de ejecución, la inexistencia de condensaciones y el mínimo impacto ambiental en su proceso de construcción, al no producir escombreras, minimizar las emisiones de CO2 y producir un ahorro energético del 60%.

foto
Un ejemplo de construcción modular de ELK.

Thermosilit, el aislamiento mineral

La eficiencia energética de un edificio no sólo se consigue con las distintas fuentes de energía y su más o menos respuesta ecológica sino que también pasa por disponer de una construcción bien aislada. Una edificación bien aislada produce menores costes de calefacción, un mejor clima de interiores y una menor carga de emisiones de dióxido de carbono al medio ambiente. En este sentido, los representantes de la empresa Dullinger, Heiz Dullinger, su gerente y Mark-Philip Van der Poel, de Dullinger S.L. en España, presentaron un revolucionario sistema de aislamiento que al ser mineral, no contiene sustancias contaminantes. Thermosilit se basa en la arena de sílice de la obsidiana que, al expandirse térmicamente, produce un ácido ligero con propiedades térmicas, ingnífugas e hidrófugas. Thermosilit se aplica en materiales de construcción y elementos estructurales, como por ejemplo como relleno de huecos, como enlucido o, mezclado con emulsiones bituminosas, como revestimiento. Los componentes para la construcción hechos con este aislante tienen una resistencia al calor hasta 1.300 °C, alta resistencia a la fisuración y propiedades hidrófugas y alcalinas, por lo que no se forman hongos.

El poder térmico de la biomasa

Ya en el segundo bloque de la jornada, las ponencias se centraron en las fuentes de energía alternativas en la construcción, centrándose básicamente en la biomasa y la geotermia.

El aprovechamiento térmico de la biomasa se realiza mediante la combustión de materia orgánica procedente de residuos agrícolas, forestales o de industrias agroforestales. El calor producido en esta combustión se utiliza principalmente para satisfacer las demandas de calefacción y agua caliente sanitaria, pero puede utilizarse para otras aplicaciones como procesos industriales.

La ponencia de Werner Granig, director de exportación de Windhager se centró en el aprovechamiento eficiente de la biomasa. A diferencia de las calefacciones basadas en combustibles fósiles, la utilización de calderas de este tipo supone ventajas como son que es una fuente de energía inagotable y no contaminante y que genera menores emisiones que las calderas de combustibles convencionales. La recuperación de este combustible además ayuda a la limpieza de los montes y al uso de los residuos de las industrias y tiene un coste muy inferior al de la energía convencional, por lo que genera ahorros importantes. Granig advirtió que el aprovechamiento óptimo de este tipo de calderas es con madera especialmente seca o con pelets y que el instalador debe ajustarla según los deseos y el confort del usuario.

Miguel González de la Torre, gerente de la empresa representante en España de la austriaca KWB, HC Ingeniería, expuso varios ejemplos de instalación de calderas de biomasa en diversas edificaciones, llevadas a cabo por su representada austriaca. KWB es fabricante de calderas de biomasa entre 15 y 600 kW. Su gama de productos comprende sistemas de calefacción tanto de pelets como de astillas y troncos de madera y otros muchos combustibles. Además, el rango de potencias que maneja hace que se puedan cubrir las necesidades energéticas tanto de viviendas de bajo consumo como de redes de calefacción regionales.

foto
KWB es fabricante de calderas de biomasa entre 15 y 600 kW.

Estructuras geotérmicas y termoactivas

La empresa austriaca Enercret lleva 25 años de experiencia en la investigación, el desarrollo y la construcción de estructuras geotérmicas y termoactivas, que permiten un óptimo aprovechamiento de los recursos inerciales del terreno y de la masa del edificio para la climatización, calefacción y refrigeración. Se trata de una tecnología no contaminante para la obtención de energía a partir del subsuelo y el agua subterránea, utilizando como medio de captación y transmisión los elementos de hormigón de las cimentaciones y las estructuras. Luis de Pereda Fernández, director de proyectos de Eneres Sistemas Energéticos Sostenibles, socio tecnológico y representante en España de Enercret, fue el encargado de mostrar esta energía limpia de emisiones contaminantes.

Tal como explicó Luis de Pereda, a unos cuantos metros bajo la superficie del suelo se encuentra durante todo el año aproximadamente la misma temperatura (entre 12 y 16 grados centígrados en España). Los elementos de hormigón que entran en contacto con el suelo en una construcción (cimientos, muros de contención, cortinas subterráneas, pilotes), se dotan de tubos de material sintético que, tras unirse para formar un circuito, se conectan al sistema de aire acondicionado y calefacción del edificio.Por ellos circula el líquido portador de energía (agua, con o sin refrigerante), capaz de absorber y transportar tanto el calor como el frío. Cuando se trata de activar la calefacción, la bomba térmica produce el nivel de temperatura deseado. Bombas térmicas reversibles o máquinas frigoríficas se ocupan de producir el nivel de temperatura oportuno para refrescar el ambiente. El calor que se genera durante estos dos procesos se puede acumular para emplearse en la calefacción. su vez, el frío que se produce al generar calor con la bomba térmica se puede acumular en el suelo y aprovecharse para el aire acondicionado.

Energías renovables y construcción sostenible en Austria

Austria es el país europeo con mayor índice de introducción de energías renovables. Éstas supusieron en 2006 el 56,6 por ciento del total de electricidad consumida en el país, mientras que la media en Europa se quedó en el 14 por ciento. El secreto es una combinación equilibrada de energía hidráulica (la de consumo mayoritario), explotación de la biomasa, la energía solar térmica, la fotovoltaica y los biocombustibles, entre otras formas de energía renovables.

Resulta especialmente llamativa la existencia en Austria de un gran número de pymes en el sector de la biomasa y la bioenergía. En Austria, es precisamente en este sector donde se localiza, junto a la energía hidráulica, el segundo foco de importancia en el campo de las energías renovables. También los centros de competencias y organizaciones como, por ejemplo, el Austrian Bioenergy Center o la Österreichische Biomasse-Verband (Asociación Austriaca de Biomasa) dedican intensamente sus esfuerzos a la energía renovable procedente de la biomasa y el biocombustible.

Austria también es uno de los países europeos líderes en materia prima forestal, con una superficie total correspondiente al 47 por ciento de su territorio y una capacidad de crecimiento anual aproximada de 30 millones de metros cúbicos. Además cabe destacar la tradición austriaca en la construcción con madera, materia prima renovable no contaminante, capaz de asegurar un buen aislamiento y ahorrar energía.