Biocool Climatización presenta el bioclimatizador Breezair Icon 06

19/09/2006

Utilizan el principio natural de la evaporación del agua para producir aire fresco.

Los equipos bioclimatizadores Breezair Serie Icon constituyen la última generación del sistema australiano Breezair, que se ha venido utilizando desde hace más de 30 años en países tan calurosos como Australia o sur de Estados Unidos. Este sistema genera aire fresco de la misma manera que se refresca la brisa del mar: evaporando agua. El aire, en contacto con la superficie del agua, capta humedad y reduce su temperatura.
Los equipos Breezair se instalan generalmente en la cubierta de la vivienda o local, toman aire del exterior y lo hacen pasar a través de unos filtros con estructura de nido de abeja que están empapados de agua. Este aire nuevo, fresco y filtrado se introduce en la vivienda o local empujando al exterior el aire más caliente. Así, generamos una ventilación constante con aire “refrescado” y limpio.

El rendimiento del equipo depende de la temperatura del aire de entrada y de la humedad relativa que tenga ese aire. Este rendimiento es mayor cuanto mayor es la temperatura y menor la humedad relativa, consiguiéndose diferenciales de temperatura de más de 14º C. Hay que tener en cuenta que a las horas de máxima insolación, las humedades relativas son más bajas, por lo que el rendimiento del equipo es mayor.

foto
Las ventajas que aporta este tipo de climatización para su uso en viviendas son importantes en distintos aspectos:

Desde el punto de vista de la economía, se consigue climatizar una vivienda de 200 m2 con un consumo máximo de 1.100 W. Y, al ser el motor de velocidad variable, en el nivel mínimo de funcionamiento, el equipo estará consumiendo 70 W: lo mismo que una bombilla. Esto significa que se puede climatizar íntegramente una vivienda 24 h/día por un coste inferior a 50 euros/mes.

Por otra parte, se aporta al ambiente la humedad necesaria para la salud, al tiempo que se genera dentro de la vivienda una sobrepresión que impide la entrada de polvo, humos u olores mientras el espacio está climatizado, manteniendo abiertas puertas y ventanas. Estos equipos son especialmente recomendables en viviendas unifamiliares, para disfrutar de la terraza o jardín sin tener que estar “encerrados”.

Este innovador sistema de climatización proporciona excelentes resultados en viviendas unifamiliares y, específicamente, en proyectos de construcción sostenible -locales comerciales, colegios, pabellones deportivos, restaurantes- que tengan necesidades de climatización especiales, como los que generan calor en el interior o que necesiten permanecer abiertos al exterior. En la arquitectura sostenible las ventajas de la bioclimatización Breezair se hacen evidentes: aportación contínua de aire fresco y filtrado, calidad de aire, bajo consumo y funcionamiento con puertas abiertas. Además, existe la ventaja añadida de que no es imprescindible disponer de una red de conductos para climatizar toda la construcción.

foto