Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Ventanas y Cerramientos
“No somos un despacho teórico, la base del aprendizaje se fundamenta en la práctica”

Entrevista a Albert Gil y Beatriz Barral, de Batlle i Roig Arquitectura

Joan-Lluís Zamora - Director de AFL - Transcripción y redacción: José Luis París

05/11/2020

El estudio Batlle i Roig Arquitectura mantiene una consolidada relación con el Grupo Inditex, propietario, entre otras marcas, de Stradivarius, con el que ya ha trabajado en distintos proyectos de edificios corporativos. En una visita al estudio, pudimos conversar con Albert Gil, socio senior, CEO y arquitecto responsable del proyecto de Stradivarius, y con Beatriz Barral, project director y arquitecta encargada del proyecto y ejecución de las fachadas de este edificio.

foto

Albert Gil, socio senior, CEO y arquitecto responsable del proyecto de Stradivarius, y Beatriz Barral, project director y arquitecta encargada del proyecto y ejecución de las fachadas de la sede de Stradivarius en Cerdanyola del Vallès. Fotografía: AFL.

Joan-Lluís Zamora- Estamos ante una nueva tendencia de edificios corporativos o ‘flagship’, propios de centros urbanos, que cada vez son más habituales en entornos rurales. Además, han pasado de ser volúmenes verticales a volúmenes muy horizontales. El concepto de fachada ligera, que se asociaba al de edificio administrativo icónico en altura, ha cambiado. En el caso de Stradivarius se ha hecho una muy buena traslación y se ha adaptado muy bien. Además se incorpora la idea novedosa de edificio palafito.

Albert Gil-En este edificio apostamos por una solución de aparcamiento no subterráneo, sino que se encuentra en la planta baja del edificio, con lo que se naturaliza su acceso como puerta principal del edificio. En este aparcamiento ‘palafítico’, al igual que en otros donde hemos aplicado la misma propuesta, se generan corrientes de aire y sombras, con lo que en pleno verano la sensación es de mucho más frescor que en el ambiente exterior. Se forman así espacios muy sombríos y ventilados con capacidad refrigerante. En este caso tenemos en la parte inferior del edificio una gran capa horizontal de 10.000 m2 que prácticamente replica la cubierta. Se podría pensar que así se generan unas considerables pérdidas energéticas en invierno, pero, por el contrario -y desde el punto de vista energético- es una estrategia pasiva favorable en verano que ayuda a refrigerar el edificio, que es el gran problema que tenemos en estas latitudes en los edificios corporativos.

foto

El aparcamiento no subterráneo, en la planta baja del edificio, se integra como puerta principal del edificio.  Fotografia:© Antonio Navarro Wijkmark.

JLZ- Aquí quizá todavía tenemos un concepto distorsionado de diseño energético, muy influenciado por países del norte. Los edificios administrativos del sur de Europa tienen tal vez más problemas de disipación de calor que de retención. Vosotros habéis hecho una apuesta firme por las sombras y en concreto las que se forman bajo el edificio generan un gran reservorio de aire fresco. Asimismo, habéis optado por la elección del color blanco, que no es habitual en la tradición de la fachada ligera, por lo menos urbana.

AG-El uso generalizado del color blanco tiene un triple efecto favorable: energético, de imagen y de reflejo de la luz. Si queremos reducir en parte el efecto ‘isla de calor’ provocado por la intensa radiación solar tenemos que dejar de trabajar con colores oscuros. El blanco es el color que mejor refleja el calor radiante. En una visita que hice a Noruega para ver un edificio en construcción, éste era de color negro y comprendí que allí tiene su explicación, porque el objetivo en esa ubicación es captar calor. Pero además, el blanco dibuja muy bien las sombras y como este proyecto habla de sombras, de lamas, de profundidad, nos venía muy bien para conseguir enfatizar estos efectos.

Además, las lamas que propusimos reflejan muy bien la luz, y era un color que a Stradivarius también le interesaba corporativamente por la sencillez y sinceridad que expresa el blanco. Este proyecto tiene tanta textura, con las lamas, el plegado y el canto de forjado, que el blanco hace que todas las virtudes generadas por el cambio de la luz en el edificio se realcen y se refuercen.

foto

La sede de Stradivarius se caracteriza por el color blanco de su fachada, que favorece un triple efecto: energéico, de imagen y de reflejo de la luz. Fotografia: © Antonio Navarro Wijkmark.

JLZ- La movilidad de las lamas, en relación con los edificios reactivos es siempre algo muy tentador para los arquitectos. La influencia del modelo circadiano de iluminación en la arquitectura es también una tendencia cada vez más frecuente. ¿Se ha seguido aquí también ese modelo?

AG- Es muy positivo que a lo largo del día se vayan produciendo cambios de escenografía interior liderados por la evolución de la iluminación, porque así la mente se va adaptando al propio paso del tiempo. Sin embargo, en este edificio no pudimos incluir que la iluminación artificial incluyese también la evolución de la temperatura de color para ajustarse al ciclo circadiano, algo que personalmente me interesa porque creo mucho en ello. No tenemos la misma necesidad de luz a las diez de la mañana que a las cuatro de la tarde. Pero sí que es cierto que como el movimiento de las lamas se adapta al recorrido del sol, el edificio tiene este componente circadiano al regular la cantidad de luz natural que se puede percibir en cada momento.

Además, aunque las lamas forman un tamiz que deja pasar más o menos radiación solar, unos estores interiores motorizados integrados en la domótica general del edificio suben o bajan en función de la cantidad de luz que se desee obtener. En una fachada hay que diferenciar siempre el calor y la luz. Abriendo las lamas al 100% es posible obtener una gran ganancia energética y, al mismo tiempo, bajando los estores para evitar el deslumbramiento del sol. Al estar situado en la cara interior, el estor no interfiere en la ganancia y se crea una capa de calor alrededor del edificio que evita que se generen tantas pérdidas. Son estrategias que se van retroalimentando unas con otras.

foto
Vista desde el interior de las lamas en la fachada sur. Fotografia:© Antonio Navarro Wijkmark.

JLZ- Sin embargo, dado el tamaño de las lamas, en su accionamiento automático puede existir el riesgo de que surjan problemas tecnológicos por problemas de mantenimiento o de mal funcionamiento. Es un reto porque venimos, todavía, de un concepto de elementos estáticos. ¿Cómo se ha solucionado el movimiento de las lamas?

Beatriz Barral- Independientemente de su altura, al estar formadas por aluminio extruido, las lamas no son muy pesadas. Cada conjunto de 4 lamas de 60 cm y de 8 de 30 cm es accionado por un mismo motor. Asimismo, los motores se agrupan también en conjuntos y actúan cuando reciben una señal de un sensor. De esta manera, todo está sincronizado y las agrupaciones de lamas pueden ejecutar el mismo movimiento al mismo tiempo. En la cubierta, unos sensores hacen que cuando hay mucho viento estas lamas permanezcan en estado de reposo y no se muevan.

foto

Fachada del atrio, que tiene la función de elemento estructural, soporte de la escalera y de las jardineras. Fotografia:© Antonio Navarro Wijkmark.

JLZ- En Batlle i Roig os preocupa la autoformación. ¿Habéis hecho alguna formación específica en fachadas ligeras?

AG- Antes de en este proyecto, mi compañera Beatriz estuvo trabajando en el de la sede de Pull & Bear, que fue el primero en el que colaboró en este despacho. Bajo la tutela de otra persona, Beatriz se encargó del desarrollo de la envolvente de ese edificio, elaboró el proyecto y llevó la dirección de obra. Aquel fue su aprendizaje en fachadas ligeras. Yo creo en la idea que, más allá de la teoría, se aprende haciendo. Formamos parte de un equipo que se ha coordinado para llevar a cabo esta obra, pero Beatriz era la responsable de la parte de las fachadas y, aunque era diferente a la obra de la que se había encargado antes, algunas problemáticas genéricas se repetían. Esa es la base del aprendizaje que llevamos a cabo en Batlle i Roig, poder practicar, no somos un despacho teórico. Toda la experiencia constructiva que nos avala nos ha permitido aprender y saber afrontar las diferentes situaciones que nos vamos encontrando. También tenemos ciclos de formación interna. Antes del Covid, cada seis meses hacíamos lo que aquí llamamos BIR Congress: todos los miembros del despacho nos juntábamos y exponíamos los proyectos en los que estaba implicado cada equipo de trabajo. Al ser ya cien personas en la actualidad, puede que los integrantes de un equipo no sepan a ciencia cierta lo que otro esté haciendo. Esta es una opción propia para compartir conocimientos y para que todos se sientan partícipes de todos los proyectos. Los equipos internos también tienen así la oportunidad de hablar entre ellos y si, por ejemplo, los involucrados en fachadas tienen alguna duda, pueden compartir experiencias. No podemos permitir que el conocimiento quede reducido a un solo proyecto, debe circular por el despacho.

foto
Los patios interiores son otra de las fuentes de luz natural en la sede de Stradivarius. Fotografia:© Antonio Navarro Wijkmark.

Hemos incorporado ciclos de conocimiento interno en temáticas específicas y, además, este año un par de personas han cursado el Máster de Fachadas Ligeras, que se ha desarrollado en la ETSAB UPC. De todas formas, muchos miembros del equipo no han cursado másters específicos al respecto pero cuentan con mucha experiencia en fachadas.

La necesidad de la formación continua es muy importante en un mundo en constante transformación, donde técnicas materiales y sistemas cambian y cada vez surgen más cosas nuevas.

JLZ- Está claro que el mundo y la sociedad evolucionan y también debe hacerlo la arquitectura al mismo ritmo.

AG- Sí, y la emergencia climática es un buen ejemplo. Esta preocupación nos ha llevado a replantear muchos principios en el diseño de proyectos. En Batlle i Roig estamos muy lejos de diseñar pensando únicamente en la foto del proyecto y ahora menos que nunca. Diseñamos pensando en qué principios debemos seguir para conseguir un edificio más sostenible. Tenemos en cuenta conceptos como la isla de calor, el balance energético neutro, la inercia térmica de los materiales, la autosuficiencia energética, la incorporación de la vegetación, la biodiversidad de los edificios, etc.; pensamos en cómo captar agua y cómo optimizar su uso, en cómo las ventilaciones han de generar el mínimo consumo energético…. Todo esto nos ha llevado a que en este mismo despacho la manera de hacer sea realmente diferente a la de hace tres años. Ello implica un cambio cultural muy fuerte, pero es lo que necesita cualquier empresa que quiera progresar.

foto
Un instante de la entrevista con Albert Gil y Beatriz Barral. Fotografía: AFL.

JLZ- Dentro de esta línea de innovación, siempre habéis sido líderes en BIM. ¿Cómo se conjuga esta manera de hacer con el desarrollo de las fachadas?

AG- En 2014, en plena crisis, apostamos por el BIM. Hicimos una formación y decidimos que a partir de aquel momento todos los proyectos los haríamos con esta metodología. Hoy, en 2020, todavía hay despachos de arquitectura que piensan que este salto no es necesario. Nosotros ya estamos industrializando muchas soluciones que hemos desarrollado para nuestros proyectos. Por ejemplo, clientes de grupos como Inditex ya trabajan con este concepto del ensamblaje de elementos. Esto implica que una fachada la podemos descomponer en una serie de elementos finitos, tornillos, montantes, etc, que luego se ensamblan.

JLZ- ¿Cómo se ha aplicado el BIM en el edificio Stradivarius?

BB- En este caso, el uso de Revit supone también una ayuda para la comprensión mental del proyecto. Ha tenido su lógica constructiva durante todo el proceso para plantearnos cómo teníamos que desarrollar la fachada, no solo desde el punto de vista constructivo, sino también en el desarrollo de planos para ver las múltiples capas y cómo se iban solucionando. Como ha comentado Albert, yo empecé a trabajar en el despacho con el proyecto de Pull & Bear, que fue el primero que se desarrolló por completo en BIM. En el despacho hemos ido trabajando con esta metodología no solo en las fachadas, sino en todos los elementos constructivos.

foto
La sede de Stradivarius en Cerdanyola del Vallès disfruta de un aporte extraordinario de luz natural. Fotografia:© Antonio Navarro Wijkmark.

AG- Cada vez más, los industriales con los que trabajamos se han puesto al día y esto nos permite que la transmisión de la comunicación en la obra sea más fluida a través del BIM. Ya no hablamos de unos planos abstractos, sino que trabajamos con una organización en tres dimensiones que permite hacer modificaciones mientras se desarrolla el proceso de proyecto. Pero todavía queda mucho por mejorar en esta manera de trabajar.

BB- Cuando empiezas a colaborar con industriales de fachada, en ocasiones llegas a hablar de temas a escalas muy reducidas, desde la arandela al tornillo concreto. Desde el despacho nos hemos dado cuenta de que en BIM no es necesario llegar siempre a ese nivel, porque carga el modelo digital de manera innecesaria. Podemos llegar a desarrollar escalas a niveles de 1:40 o 1:50. Cuando es más pequeño, creemos que es mejor desarrollar los detalles en otro software 2D como Autocad. Esta es la manera más habitual que tenemos de trabajar con industriales. No quiere decir que nos desvinculemos del BIM, porque el archivo del proyecto nos permite tener las bases y las directrices de las alineaciones del proyecto para tenerlo todo controlado. Entonces, podemos desarrollar exportaciones para luego continuar colaborando con detalles a menor escala, pero siempre teniendo como base el proyecto en BIM.

foto
foto
Plantas sótano, baja, primera y segunda. Planos: Batlle i Roig Arquitectura.

JLZ- En este caso también habéis encontrado el cliente ideal, porque no son edificios de oficinas de alquiler, sino para su propia autoexplotación. El grupo Inditex tiene una manera de pensar muy BIM, una manera muy industrial de ensamblar sus construcciones, casi podría decirse como una pieza de vestir más.

AG- Inditex empezó a trabajar con BIM de manera muy fuerte con sus propias tiendas de la marca Bershka. Sin embargo, nosotros ya nos avanzamos a hacer todo el edificio con esta metodología, mucho antes de que fuera una exigencia del cliente. En este aspecto, en Batlle i Roig fuimos los primeros en hacer sus edificios, no tiendas, con este modelo, porque antes de Stradivarius ya habíamos hecho dos de sus obras anteriores con BIM.

JLZ-El uso de BIM también supone una ventaja desde el punto de vista económico, al poder hacer un ajuste de presupuesto mucho más preciso.

AG- Sí, porque todo es medible, lo que representa una gran ganancia. Como en toda intervención humana pueden producirse errores, pero serán más fáciles de regular y de revisar. Cuando se trabaja con un modelado, una base de datos puede volcar de forma automática de cuántas unidades se dispone de cada elemento. A la hora de dibujar y de proyectar obliga a pensar qué se modela y qué no, que es casi más importante, porque según el nivel en el que se encuentre un proyecto, quizás no sea necesario modelar un tornillo porque ya forma parte de un sistema; en cambio, sí es necesario incluir el número de lamas, de bastidores o de composites. Igualmente, a veces puede pasar que se exija todo el proyecto en BIM sin establecer un criterio y que eso suponga poner palos a las ruedas al diseño, al propio proceso del proyecto.

foto
Planos de secciones. Plano: Batlle i Roig Arquitectura.

JLZ- Habéis tenido experiencias internacionales. Cuando se acostumbra a salir del propio ecosistema profesional, por lo que hemos apreciado en otras entrevistas con profesionales del sector, ocurren imprevistos, sobre todo en cuanto a normativas y maneras de organización del trabajo. ¿Os habéis encontrado con estas situaciones en Batlle i Roig?

AG-En Batlle i Roig tenemos tres divisiones: edificación, planeamiento y paisaje. En Francia hemos tenido una colaboración con OMA, la construcción del centro de convenciones de Toulouse, donde hemos hecho el paisajismo del entorno. En la actualidad, en Italia, a raíz de la construcción del Estadio Johann Cruyff en la ciudad deportiva del F.C. Barcelona, estamos haciendo también un campo de fútbol. Es importante tener, al principio, la cintura adecuada para prever cuáles son los limitantes normativos, tecnológicos o económicos que tiene el proyecto en cada lugar. Es necesario ir acompañado siempre de un socio local y saber escuchar lo que éste tiene que decir para adecuarse a las exigencias normativas y la manera de trabajar de ese país. De esta manera, es todo mucho más fácil. Además, nuestro rol cambia, porque asumimos el liderazgo en el diseño y en la concepción del proyecto y luego hacemos un seguimiento. El socio local se encarga de culminar el proyecto constructivo.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

Advertencias Legales e Información básica sobre Protección de Datos Personales:
Responsable del Tratamiento de sus datos Personales: Interempresas Media, S.L.U. Finalidades: Gestionar el contacto con Ud. Conservación: Conservaremos sus datos mientras dure la relación con Ud., seguidamente se guardarán, debidamente bloqueados. Derechos: Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad y los de limitación u oposición al tratamiento, y contactar con el DPD por medio de lopd@interempresas.net. Si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente, puede presentar una reclamación ante la AEPD.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Asociación Empresarial de Puertas Manuales y Automáticas TecnologiaAepaASEFAVEAsociación Española de Fabricantes de Fachadas Ligeras y Ventanas -ASEFAVE-Asociación Española de Fabricantes de Fachadas Ligeras y Ventanas Tecnologia

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS