Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Emagazines
Cerramientos y Ventanas

Espuma o banderas, soluciones Ensinger

Redacción Ciberperfil15/06/2015
Artículo realizado por Ensinger

Los ingenieros de Ensinger llevan muchos años buscando soluciones para mejorar los sistemas de Rotura del Puente Térmico (RPT) y fruto de este trabajo han sido presentados al mercado multitud de geometrías y medidas diferentes, perfiles de cámaras, perfiles con espuma aislante y, también, perfiles con banderas.

Las crecientes exigencias térmicas en ventanas, puertas y fachadas y el necesario aumento de las dimensiones de los perfiles de Rotura y con ello el incremento de la posibilidad de transmisión de calor por convección ha puesto en la mesa de la mayoría de diseñadores de sistemas este dilema. ¿Espuma o banderas?

La realidad es que los sistema han ido creciendo y del omnipresente perfil de 14,8 mm hemos ido evolucionando hacia una nueva realidad donde los sistemas de 24 mm son los más habituales en catálogos y en el mercado pero que, además, los sistemas con perfiles de 30/32/34 ó 35 mm son muy habituales también y quien todavía no los tiene, los ésta desarrollando. Es más, se empieza a hablar, en España de sistemas con perfiles de 39, 40, 44 y hasta de 50 mm.

Como todas las preguntas técnicas no tiene una única contestación. Es obvio que el aumento dimensional de las cámaras obliga a buscar soluciones para reducir el efecto de la convención en la transmisión térmica.

A medida que los perfiles de RPT se van haciendo mayores y más finos, tema importantísimo ya que el aire, si somos capaces de mantenerlo quieto conduce mucho menos que cualquier material aislante, van apareciendo unas cámaras más y más grandes en las que el aire circula a sus anchas. Hay que “rellenar” esas cámaras o compartimentarlas y sólo hay dos soluciones:

- Rellenos = espuma
- Compartimentar = perfiles con banderas y/o cámaras

Desde Ensinger se considera que se trata de dos buenas soluciones, cada una con sus pros y sus contras, y es necesario un buen conocimiento y análisis a la hora de optar por una u otra.
Espuma
La espuma aislante, y en el mercado hay ahora diversas soluciones con valores ? muy interesantes (inferiores a 0,03), es una “vieja” solución. Los rellenos con espuma inyectada, muy habituales en centro Europa hace 15 años y hoy casi en desuso, han dado paso a perfiles con espuma incorporada que, en ocasiones, son capaces de resistir las temperaturas del horno de lacado o espumas más o menos rígidas, en tramos más o menos largos que se insertan después del proceso de lacado.

La solución de la espuma es, desde un punto de vista térmico, una buena solución por cuanto se obtienen valores Uf muy interesantes y, también, porque permite sistemas modulares en la medida que un mismo sistema con o sin la inserción de espuma tiene como resultado valores Uf muy diferentes y, por tanto, un mismo sistema es posible usar en diferentes zonas climáticas.

La espuma, amén del ya mencionado posible problema de incompatibilidad con el proceso de lacado y anodizado, tiene otros inconvenientes:

- Es un proceso añadido en la medida que después del ensamblado y lacado o anodizado debe ser introducida. Es cierto que con modificaciones en la máquinas de ensamblado debería ser posible insertar la espuma al tiempo que se insertan y ensamblan los perfiles pero esta solución solo sería válida para sistema bicolor o para plantas en la que se laque antes de ensamblar.

- Y aquí se presenta una duda: ¿Quién inserta la espuma, el fabricante del sistema, el almacenista o el fabricante de la ventana? Estos dos últimos son los que realmente conocen donde va a ser instalada la ventana y cuáles son los requerimientos térmicos demandados. Pero él que ésta certificando las propiedades de la ventana es el fabricante del sistema.

También es cierto que al crecer los perfiles de RPT, ser habituales los perfiles de RPT de medidas superiores a 24 mm y, muchas veces, con geometrías complejas combinado con los acabados texturizados es, cada vez más común, los problemas de acabado y uniformidad del lacado. Esto hace que cada vez haya más fabricantes de sistemas que se planteen, para poder ofrecer un buen acabado de la pintura ensamblar después de lacar. Si esta tendencia se confirma y los fabricantes de las máquinas de ensamblado desarrollan sistemas que permitan enhebrar conjuntamente los perfiles de poliamida y la espuma se solucionaría este problema.
Banderas
Desde hace unos años los perfiles con banderas y cámaras se han ido haciendo más comunes en los sistemas de carpintería. Ensinger fue pionera, hace ya unos años, en el desarrollo y fabricación de estos perfiles que son habituales en los sistema de carpintería del norte de Europa y poco a poco se empiezan a ver en nuestro país.

La idea es compartimentar la cámara que forman los perfiles RPT de manera que estas “subcámaras” que se forman sean lo suficientemente pequeñas para evitar la convección del aire.

En un principio se buscaba que las banderas se insertasen en el perfil contrario pero como la normativa europea de vigente, y los sistemas de cálculo lo permiten, se considera cámara todo aquel espacio cerrado o no siempre que la “apertura” no supere la medida de 2 mm y, por lo tanto, ya no es necesario obtener ese cierre físico de las “subcamaras”.

La opción de usar perfiles RPT con 1, 2 y hasta 3 banderas viene condicionada por la medida de la cámara resultante. En principio, la experiencia de los cálculos realizados indica que para perfiles de 24/28 mm basta con una bandera, 32/35 mm 2 banderas es óptimo y sistemas con perfiles RPT de medidas superiores precisarían 3 banderas aunque en muchos casos por razones de programa o mercado se opta por aumentar el número de banderas.

La solución de las banderas solventa los problemas de la espuma en cuanto a que no hay segundas operaciones de ensamblado (resisten los procesos de lacado y anodizado) y las “discusiones” sobre quién debe insertar la espuma (fabricante del sistema, almacenista o el fabricante de la ventana) pero por contrapartida se pierde la idea de hacer un sistema modulable que pueda ser ajustado a diferentes zonas climáticas.

Un aspecto, que no pretende ser objeto de este artículo es la posibilidad de cubrir las banderas con una fina lámina de aluminio. El insulbar® LEF desarrollado por Ensinger que ayuda a reducir la transmisión por radiación y que, por tanto, mejora los valores Uf de los sistema de carpintería.

Este articulo ha pretendido analizar la disyuntiva banderas-espuma desde un punto de vista técnico. Otro análisis seria el marketing: ¿Qué sistema parece más elaborado, uno con espumas o uno con banderas o que sistema encaja mejor en nuestro catálogo? Pero esto es otro tema y para gustos, colores.

--------------------------------------------------------------------------------------

Empresa recomendada:
ENSINGER se dedica a la comercialización de plásticos técnicos de altas prestaciones, fabricación de piezas mecanizada y a la venta de perfiles RPT insulbar®

 

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Asociación Española de Fabricantes de Fachadas Ligeras y Ventanas -ASEFAVE-Asociación Empresarial de Puertas Manuales y Automáticas -AEPA-ASEFAVESmart Doors - IFEMA - Feria de Madrid

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS