Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
Sistemas Kömmerling celebra su 25 aniversario en España

Las mejores prestaciones para cualquier cerramiento

29/10/2007
Kömmerling revolucionó la construcción de ventanas en los años 60 introduciendo el PVC como materia prima. Desde entonces sus cerramientos de PVC han gozado de una gran aceptación gracias a su capacidad de aislamiento térmico y acústico, su adaptabilidad a cualquier forma y estilo arquitectónico, y su relación calidad-precio. Además la compañía se enorgullece de cumplir con el nuevo Código Técnico de la Edificación (CTE) en cualquier zona climática y en cualquier orientación de fachada, no ahora, sino desde hace 25 años, siendo unos de los pioneros de los sistemas de carpinterías de PVC en España.

Unas ventanas en mal estado influyen no sólo en la apariencia estética del hogar o establecimiento sino que, aparte de este detalle estético, el mal estado de un cerramiento conlleva una importante pérdida de energía que tendrá repercusión tanto en términos económicos (calefacción y aire acondicionado) como de pérdida de energía y, por tanto, de confort.

Las ventanas son, además, los puntos más sensibles de una casa. Por ellas se escapan los grados de temperatura que mantienen confortable el entorno. Estas pérdidas son una de las razones por la que se gasta más energía de la que en realidad es necesaria (hasta el 47 por ciento del consumo energético en los hogares españoles está destinado a calefacción y refrigeración) además de ofrecer una importante fuente de luz al hogar y aislarlo del ruido exterior.

Los perfiles de Sistemas Kömmerling se adaptan perfectamente a las necesidades estéticas y de aislamiento de cualquier edificio ofreciendo las mejores prestaciones en cuanto a aislamiento térmico, acústico y de permeabilidad al aire, teniendo así la tranquilidad de cumplir siempre con el CTE en todas las orientaciones de fachada y en todas las zonas climáticas, garantizando siempre la mejor relación calidad-precio.

La tecnología avanzada de los perfiles, la estanqueidad, el espesor del vidrio y la distancia entre cristales, han hecho posible que las ventanas Kömmerling reduzcan el ruido exterior que se percibe dentro de las habitaciones, hasta conseguir un nivel de bienestar superior. Pero además, las esquinas de las ventanas fabricadas con perfiles Kömmerling están soldadas y no pegadas, y el montaje de juntas estancas de caucho sintético es perfecto. Como consecuencia, estas ventanas son las más herméticas del mercado evitando, además, la condensación interior. Los agentes climáticos más desfavorables no suponen ninguna preocupación, ya que los perfiles aseguran un perfecto aislamiento durante años y años. Además, impiden la condensación de agua y soportan no sólo la corrosión, sino también el salitre y los ataques de mohos y bacterias, que pueden acabar con la vida de otros perfiles o ventanas.

El PVC es por naturaleza un material muy duro, al que gracias a modificaciones en su fórmula molecular, exclusivas de Kömmerling, se le dota en su fabricación de una gran resistencia al impacto, garantizada por numerosas pruebas de laboratorio. Su capacidad de resistencia a los golpes se hace particularmente patente en las esquinas, donde los perfiles van soldados térmicamente, sin pegamento. El resultado final es una unión muy homogénea, que parece hecha de una pieza, obteniendo la mejor solución mecánica y estética.

Pioneros en PVC para construcción

Kömmerling comenzó la fabricación en serie de perfiles para ventanas en 1967, utilizando una fórmula revolucionaria y propia de PVC. El PVC se convirtió en un material perfecto que mejoraba la resistencia al impacto, mucho más duradero y que podía adaptarse fácilmente a cualquier forma y estilo decorativo. Así, nació en Pirmasens (Alemania) un nuevo concepto de ventana que hoy es toda una realidad.

En ese desarrollo juegan un papel vital los expertos y cualificados profesionales y las fuertes inversiones que Kömmerling realiza en I+D anualmente, todo ello en beneficio de sus productos y clientes. Por este motivo, Kömmerling es hoy uno de los líderes mundiales en la producción de perfiles para ventanas de PVC y tiene presencia empresarial en más de 30 países con fábricas propias, sucursales y delegaciones.

La aceptación que los productos Kömmerling tienen entre los arquitectos europeos se debe principalmente a su adaptabilidad a cualquier forma y estilo arquitectónico, su capacidad de aislamiento térmico y acústico y su excelente relación calidad-precio. Gracias a esta aceptación, Kömmerling es el primer fabricante europeo de sistemas de perfiles de PVC para ventanas.

foto
Los perfiles Kömmerling se adaptan a cualquier forma y estilo arquitectónico.

En España desde 1982

Kömmerling celebra este año 2007 su 25 aniversario en España, contribuyendo enormemente al rápido desarrollo del mercado de ventanas de PVC en la Península Ibérica. Hoy en día, la firma cuenta con una extensa red de distribuidores en España y Portugal, y con una amplia representación de fabricantes de ventanas exclusivos.

Un éxito que Kömmerling pretende repetir en Iberoamérica, donde ya está presente en los principales mercados y que se fundamentará en un dinámico y ambicioso plan de desarrollo futuro.

25 años promoviendo el ahorro energético

Los principales objetivos del Código Técnico de la Edificación son los de mejorar la calidad de la edificación y promover la innovación y la sostenibilidad económica, energética y medioambiental y Kömmerling lleva ya 25 años suministrando perfiles que cumplen con esta calidad y prestaciones. En Kömmerling se enorgullecen de cumplir con el nuevo Código Técnico de la Edificación (CTE) en cualquier zona climática y en cualquier orientación de fachada, no ahora, sino desde hace 25 años, siendo unos de los pioneros de los sistemas de carpinterías de PVC en España.

Para ello Kömmerling dispone de una amplia gama de sistemas de carpinterías. Destaca Eurodur 3S que presenta soluciones constructivas para ventanas y puertas, adaptables también a cualquier forma y estilo arquitectónico con una profundidad de 58 milímetros y transmitancia de 1,8 W/m²K. Con este valor de aislamiento se cumple con el nuevo CTE en todo el territorio nacional, siendo el valor límite más restrictivo de 3,1 W/m²K, está un 40 por ciento por debajo del límite que marca la normativa de ahorro energético. El Sistema Eurodur 3S posee la marca Aenor de Producto Certificado, lo que respalda ampliamente su calidad.

foto
Eurodur 3S que presenta soluciones constructivas para ventanas y puertas.

El sistema EuroFutur Elegance ofrece los más altos niveles de aislamiento térmico (U= 1,3 W/m²K) y acústico gracias a su profundidad, 70 milímetros, unido a una estética más redondeada acorde a las nuevas tendencias. Con el Sistema EuroFutur es posible crear todo tipo de cerramientos, tanto en color blanco como en otros tonos y acabados (planos, madera).

El sistema Premidoor se compone de una corredera elevadora para hojas de grandes dimensiones (hasta 3,5 x 2,80 metros) de suave accionamiento y un sistema de juntas de sellado que le confieren alta impermeabilidad. Con 70 milímetros de profundidad obtiene asimismo los mejores valores de aislamiento térmico y es capaz de alojar hasta 39 milímetros de vidrio para su confort acústico y seguridad física.

Calidad ante todo

El secreto para fabricar los mejores perfiles está en la cuidadosa selección de las materias primas para la elaboración del PVC, en la tecnología de última generación y en las herramientas de precisión que se utilizan. Sólo así se garantiza al usuario final la máxima calidad.

Durante el proceso de extrusión, el departamento de control de Kömmerling corta muestras de los perfiles a intervalos regulares, comprobando que todas sus propiedades cumplen las exigencias máximas. En el banco de ensayos, las ventanas terminadas han de soportar condiciones extremas para asegurar sus valores de impermeabilidad al agua y al aire, y su resistencia ante fuertes presiones de viento. Sólo así se garantiza al usuario final la máxima calidad.

Kömmerling forma parte de asociaciones relacionadas con la construcción en toda Europa y de comités de normativa de la Unión Europea para perfiles de ventanas. Por otro lado, posee para sus perfiles certificados de calidad de los países donde está presente. En España ha sido el primer fabricante de perfiles de PVC para ventanas que ha conseguido la marca española de calidad Aenor de producto certificado para su sistema Eurodur. Asimismo posee la certificación Aenor de empresa registrada.

En Kömmerling, la calidad debe responder en cada momento a los más altos estándares de la industria, por lo que los controles se extienden a todo el proceso de fabricación de los perfiles. De las materias primas se controla la granulometría, el porcentaje de humedad, impurezas, colabilidad, etc. Del proceso de fabricación se somete a control la gelificación, temperatura Vicat, módulo elástico, dimensiones y tolerancias, etc. En cuanto al perfil terminado, se analiza la resistencia al impacto, la resistencia de esquinas, la estabilidad, etc., y se realiza un xenotest de resistencia a la intemperie.

Cuidando el medio ambiente con GreenLine

GreenLine es un concepto puesto a punto por Kömmeling para preservar los recursos naturales de nuestro planeta, mediante tres actuaciones convergentes:

El ahorro de energía, ya que una carpintería bien concebida, fabricada e instalada es un factor determinante para conseguir un ahorro de energía eficaz.

El reciclado de los recortes de producción, incluso de los antiguos bastidores de PVC. Reciclar permite reducir la energía necesaria para la producción de nuevo material, y a su vez se trata de una manera eficaz de controlar el material desechado.

La optimización de los componentes de la materia prima. Los materiales más puros permiten garantizar una durabilidad y un envejecimiento de los cerramientos sin degradación ni riesgo para el hombre.

Por otro lado, la composición de los perfiles Greenline ha eliminado por completo los elementos pesados, como el plomo y el cadmio, sustituyendo éstos por otros más ecológicos, como el calcio y el zinc. El compromiso de GreenLine se extiende desde el comienzo de fabricación de los perfiles hasta su futuro reciclaje.

Las ventanas GreenLine se utilizan actualmente en edificios nuevos y antiguos, en renovaciones, en saneamientos y en recuperaciones.

Prestaciones del PVC

Las ventanas elaboradas con perfiles de PVC son más aislantes que las fabricadas con materiales como el aluminio. Ello se debe a una simple ley física: cuanto más baja es la conductividad térmica, mayor es el aislamiento y, mientras que el aluminio tiene un coeficiente de conductividad extremadamente alto, el del PVC es muy bajo. La baja conductividad térmica de los perfiles de PVC y la posibilidad de montar distintos tipos de vidrios aislantes, permiten mantener dentro de la vivienda un clima perfecto, independientemente del frío y el calor que haga en el exterior.

Las ventanas ofrecen una total estanqueidad al agua, al viento y a la contaminación. Las ventanas de PVC no necesitan ser pintadas ya que su superficie casi no admite suciedad seca, húmeda o agresiva. Al mismo tiempo, en unos segundos y de una sola pasada, se limpian fácilmente con un paño, agua templada y un jabón suave.

Las carpinterías PVC van provistas de refuerzos de acero galvanizado en todos sus perfiles principales (marcos, hojas, postes). Esto permite realizar hojas de grandes dimensiones (hasta 2,56 metros cuadrados de superficie), al mismo tiempo que son capaces de mantener sus prestaciones, incluso ante los vientos más fuertes, soportando velocidades de más de 100 kilómetros por hora.

Desde el punto de vista ecológico el PVC es uno de los materiales más fuertes. La materia prima consta principalmente de sal común y su reciclaje y reutilización han llegado a un nivel muy alto.

Empresas o entidades relacionadas

Asociación Española de Normalización y Certificación
Profine Iberia, S.A.U.

TOP PRODUCTS

Rooxat

Limpiadoras de esquinas CNC

Rooxat

Rooxat

Cortadora automática OMRM 125

Rooxat

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS