Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Maquinaria Obra Pública (Alquiler)
Según Oficemen, la pérdida de capital en infraestructuras superará este año los 10.000 millones de euros

Alarma en la obra pública ante la fuerte caída de la inversión

David Muñoz12/07/2016

Aprovechando su tradicional rueda de prensa de mitad de año, Oficemen, la Agrupación de fabricantes de cemento en España, ha reunido a varias de las principales asociaciones del sector (AFA, Andece, Anefhop, Anfah, Cepco y CNC) para alertar sobre la preocupante paralización de la inversión en obra pública que se está produciendo a lo largo de los últimos meses en España y que está provocando una “fuerte descapitalización del país”. Según los datos aportados por el Departamento de Estudios de Oficemen, se está invirtiendo actualmente la mitad de lo necesario para mantener el capital público.

El brusco descenso experimentado en España durante los últimos meses tanto en la licitación como en la ejecución de obra pública, lleva a Oficemen a hablar ya de una “tercera fase de recesión". Tras las caídas experimentadas en 2008 y en 2011, el consumo de cemento acumula en el primer semestre de este 2016 una pérdida del 2,3%, situándose en 5.525.720 toneladas.

foto
De izquierda a derecha, la directora general de la Asociación Nacional de Prefabricados y Derivados del Cemento (Andece), Sonia Fernández; el presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Aditivos para Hormigón (Anfah), Francesc Busquets; el presidente de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), Juan Lazcano; el presidente de Oficemen, Jaime Ruiz de Haro; el presidente de la Asociación de Fabricantes de Áridos de Madrid (AFA) Manuel Casado; el presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Hormigón Preparado (Anefhop), Carlos Sánchez, y el director general de la Confederación de Empresarios de Productos de Construcción (Cepco) Luis Rodulfo.

Y este descenso aún sería mayor si no fuera por el buen comportamiento que está siguiendo el consumo de cemento en edificación, tanto residencial (crecimiento interanual del 30%) como no residencial (+5%), lo que ha provocado que ambas actividades ganen peso en la distribución del consumo de este material en España (20% y 22% respectivamente).

Por el contrario, el consumo de cemento en obra civil ha perdido presencia, pasando del 64% en el primer trimestre de 2015 al 58% en el mismo periodo de 2016. “La práctica paralización de la obra pública ha supuesto un descalabro en nuestras previsiones para el cierre del año”, explicaba Jaime Ruiz de Haro, presidente de Oficemen, quien añadía que “al cierre de 2015 preveíamos un escenario con leves crecimientos de la edificación y crecimiento cero en la obra pública, que nos hacían esperar un crecimiento anual del consumo de cemento en torno a un 7%. Desgraciadamente, son elevadísimos los proyectos licitados y presupuestados que no se están ejecutando, por lo que a fecha de hoy, creemos que el año se cerrará de nuevo con una caída cercana al 3%”.

Según los datos aportados por Oficemen, el consumo de cemento en obra civil acumula desde el inicio de la crisis una caída del 77,5%, alcanzando ya mínimos históricos. De hecho, habría que remontarse a registros de 1965 para localizar volúmenes de consumo doméstico similares, año en el que la población española era evidentemente muy inferior a la actual.

foto
Comparación de la evolución trimestral del consumo de cemento por destinos finales y Oficemen.

Déficit en infraestructuras

Desde esta Agrupación se apunta claramente a la caída de inversión en infraestructuras como el principal factor que ha llevado al sector a esta situación. La paralización de la obra pública, se señala desde Oficemen, está provocando que en España se esté reduciendo por primera vez en su historia el stock de capital público, un indicador económico que había crecido desde 1960 de manera ininterrumpida.

Jaime Ruiz de Haro cuantifica esta perdida de capital en infraestructuras durante los tres últimos años en un volumen cercano a los 10.000 millones de euros, asegurando que actualmente se está invirtiendo en nuestro país la mitad de lo que sería necesario para mantener este capital público.

foto
Comparación del destino final del consumo de cemento en 2016 y 2015.

El stock de capital público se calcula a partir de la acumulación de inversiones pasadas, descontando la pérdida de eficiencia debida a su depreciación. En anteriores periodos de crisis, como los vividos a finales de los setenta y principios de los noventa, se ralentizó el crecimiento del capital público, pero nunca se había producido una reducción del capital como la actual, provocada por la ausencia de mantenimiento de la tasa de reposición de infraestructuras.

En palabras del presidente de Oficemen, “esta situación puede acarrear graves consecuencias para el conjunto de nuestra sociedad, ya que pone claramente en peligro la productividad, el crecimiento y, en definitiva, el futuro de España. Sin duda alguna, si no cambia esta tendencia, vamos a dejar en herencia a las próximas generaciones un país más empobrecido y con menos activos”.

Descenso en el consumo de áridos

El sector de los áridos está siguiendo una evolución muy similar a la del cemento, como reconocía Manuel Casado, presidente de la Asociación de Fabricantes de Áridos de Madrid (AFA). A pesar del ligero crecimiento experimentado en el consumo de este material durante el año 2015 (+4,8%), la caída acumulada desde el año 2006 se acerca al 80%. La media de consumo de áridos en España es de 2,02 toneladas / habitante / año, una cifra muy inferior a la media europea (4,9 toneladas / habitante / año) y más propia de países subdesarrollados del tercer mundo que de una economía occidental integrada en la UE.

foto
Evolución trimestral del consumo de cemento por tipo de obra: datos nacionales.

En este sentido, Manuel Casado defendió la imagen del sector, “una industria formada por una inmensa mayoría de pymes que generan empleo estable y de calidad, así como riqueza para todos los ciudadanos”, y abogó por una obra pública que abandone “los proyectos faraónicos y se oriente hacia infraestructuras socialmente más necesarias”.

Por un cumplimiento de la normativa

Por su parte, desde la Asociación Nacional de Prefabricados y Derivados del Cemento, Andece, su directora general, Sonia Fernández, defendió que “el sector público debe velar por el cumplimiento de la legislación vigente, evitando que la falta de recursos económicos provoque incumplimientos en el reglamento, y se pueda caer en el uso de productos que no cumplan con los estándares de calidad marcados por ley, sobre todo en obras realizadas con dinero público”.

Además, desde Andece se recordaba la necesidad de poner en valor la importancia de la construcción dentro de la sociedad, no solo como industria generadora de riqueza y empleo, sino también como sector clave a la hora de mejorar nuestros transportes, nuestras viviendas y nuestros lugares de trabajo. “No podemos dejar que se descapitalice nuestro país”, recordaba Sonia Fernández.

foto
Jaime Ruiz de Haro, presidente de Oficemen.

Apuesta por la sostenibilidad

Como presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Hormigón Preparado (Anefhop), Carlos Sánchez también aportó datos interesantes sobre la repercusión que está teniendo la caída de inversión en obra pública para este sector. Desde los máximos históricos alcanzados en el periodo pre crisis, con volúmenes cercanos en aquella época a los 95,4 millones de metros cúbicos de hormigón, esta industria cerró el 2015 con un descenso del 83% (16,4 millones de m3), lo que ha supuesto también una notable destrucción del tejido industrial (se ha pasado de 2.600 plantas de hormigón en 2008 a 930 en 2015).

A pesar del crecimiento experimentado por este sector durante el 2015 (+2,7%), la actividad volvió a descender a partir del último trimestre y esta tendencia se ha mantenido en el arranque de 2016, con una bajada del 5,1% en los tres primeros meses del año.

Todo esto hace que España haya pasado de ser el primer fabricante europeo de hormigón preparado al sexto lugar, con un consumo per cápita que es el 50% de la media europea. Según reconocía Carlos Sánchez, el aumento de actividad registrado en edificación no ha compensado la caída sufrida en la obra pública. Y lo peor es que no se espera un cambio de tendencia en los próximos meses, habida cuenta de que la licitación sigue cayendo en nuestro país (un 24,8% en los primeros cinco meses de este 2016).

De acuerdo a los datos aportados de Anefhop, sobre una ‘base 100’ de actividad en obra civil correspondiente al año 2010, España estaría hoy en el 72%, cuando la Zona Euro estaría en torno al 88% y países como Reino Unido y Alemania estarían en el 122% y 116% respectivamente.

Por todo ello, desde Anefhop se solicita a las Administraciones Públicas una mayor inversión en obra civil, así como un Plan Estratégico Estatal que fomente la obra pública y la rehabilitación.

foto
De izquierda a derecha: el presidente de Oficemen, Jaime Ruiz de Haro; el presidente de la Asociación de Fabricantes de Áridos de Madrid (AFA) Manuel Casado; el presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Hormigón Preparado (Anefhop), Carlos Sánchez, y el director general de la Confederación de Empresarios de Productos de Construcción (Cepco) Luis Rodulfo.

Además, desde Anefhop se indica que “nuestros asociados están haciendo un gran esfuerzo para elevar los estándares de sostenibilidad, calidad y seguridad de sus plantas por encima de lo que marca la ley, algo que, desgraciadamente, no está siendo reconocido por las administraciones públicas. De hecho, cerca del 90% de nuestras centrales activas cuentan ya con el distintivo de calidad Hormigón Expert Anefhop, un sello de excelencia que obliga al cumplimiento de 142 requisitos centrados en esos ámbitos. No obstante, esperamos que el futuro Código Estructural Español y el Real Decreto sobre Control de Producción de Plantas de Hormigón, dadas las modificaciones anunciadas, redunden en beneficio del sector”.

Mejora de la calidad constructiva

A continuación, Francesc Busquets, presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Aditivos para Hormigón, Anfah, explicaba que desde su asociación ven la situación actual “con cierta preocupación, pero también como una oportunidad para desarrollar asignaturas pendientes, principalmente en la edificación, donde la gran demanda anterior a la crisis de 2007 supuso una priorización de la velocidad de construcción frente a la calidad de la misma. Los compradores son conscientes de que pueden exigir mucho más que hace 10 años, y los aislamientos, la insonorización, la inercia térmica, los acabados, la climatización, etc, son puntos a tener muy en cuenta en las nuevas promociones”.

Ante el deterioro que sufre la obra pública en España, con incluso proyectos licitados que no terminan de ejecutarse (por razones técnicas y políticas), esta Asociación pone muchas de sus miradas en la rehabilitación, ya que, como se señalaba en la rueda de prensa, España cuenta con un parque edificatorio en el que será necesario acometer numerosas medidas para ajustarse a los requerimientos de eficiencia energética.

De todas formas, desde Anfah se confía en que una mayor estabilidad política permita mejorar los niveles actuales de obra civil, tanto para mantenimiento como para nuevos proyectos.

Fomento de la rehabilitación

En la misma línea de aprovechar las enormes posibilidades que ofrece la rehabilitación se manifestaba el director general de la Confederación de Empresarios de Productos de Construcción, Cepco, Luis Rodulfo, quien avisaba que “no se explotará este potencial real en rehabilitación de vivienda mientras no se convoque la Conferencia Sectorial de Suelo y Vivienda, con los agentes sectoriales, para consensuar un Plan Integral”. Entrando en otras temáticas, Rodulfo también alertaba de que “el Gobierno debe introducir obligatoriamente las Declaraciones Ambientales del Producto en los pliegos de contratación de obra pública si no quiere deslocalizar toda la Industria de Materiales”.

foto
De izquierda a derecha, la directora general de la Asociación Nacional de Prefabricados y Derivados del Cemento (Andece), Sonia Fernández; el presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Aditivos para Hormigón (Anfah), Francesc Busquets; el presidente de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), Juan Lazcano; y el presidente de Oficemen, Jaime Ruiz de Haro.

Luis Rodulfo rechazaba además la idea tan extendida de que “en España ya está todo construido”, poniendo el acento en que la obra civil no es sólo infraestructuras de transporte, sino que también es necesaria la inversión pública en otros muchos ámbitos: colegios, hospitales, infraestructuras hidráulicas (este último, por ejemplo, acumula un déficit de 10.000 millones de euros)…

Además, destacaba dos elementos intrínsecos a la construcción en España que a veces quedan en el olvido pero que son fundamentales para la economía de nuestro país y para la propia Marca España. Por una parte, su capacidad exportadora, que en el caso de las empresas de Cepco se materializa en la venta al exterior, durante el ejercicio 2015, de materiales por valor de 21.521M€, un 7% más que en 2014, con un saldo comercial de 6.449M€. Estas cifras representaron el máximo de la serie histórica y el 8,60% de la exportación total de la economía española.

Y por otro lado, la innovación. De hecho las empresas de Cepco, como sector industrial, representan el 90% de la innovación que se da en la construcción y el 10% de la I+D+i de todo el país.

Plan de apoyo al sector

Finalmente, desde la Confederación Nacional de la Construcción, CNC, su presidente, Juan Lazcano, resumió el sentir general de todas las asociaciones participantes en el encuentro indicando que “el empleo en España no será sostenible si no se revitaliza la industria de la construcción”. Lazcano insistió también en que”se debería de haber hecho un plan especial para la industria de la construcción, que desde 2007 ha perdido 1,4 millones de empleos y 216.000 empresas”.

foto

El sector reclama una reactivación de la inversión en obra civil.

Desde la CNC se lamenta la “demonización” que ha sufrido la construcción durante los últimos años, habiendo sido culpada injustamente por algunos sectores como la gran responsable de la crisis cuando el tiempo ha demostrado que es una industria clave para la buena marcha de la economía y del empleo de este país.

Juan Lazcano también mandaba varios mensajes en su intervención relativos al peso de nuestra industria en el exterior (“España construye fuera y destruye en el interior”, decía), a los malos augurios para este año (“el 2016 es un año perdido para el sector, y de hecho la licitación ha caído casi un 30% en lo que llevamos de año”, señalaba), a la oportunidad que ofrece la rehabilitación en nuestro país (la tasa de rehabilitación en España es del 0,30% mientras que la media europea es del 1,2%), a la necesidad de tomar medidas que fomenten el desarrollo de proyectos público-privados, y al potencial que ofrecen otras actividades como el mantenimiento de las carreteras (España sufre actualmente un déficit en el estado de conservación de carreteras cercano a los 6.600 millones de euros).

Empresas o entidades relacionadas

Agrupación de Fabricantes de Cemento de España
Asociación Nacional de Empresarios Fabricantes de Áridos
Asociación Nacional de La Industria del Prefabricado de Hormigón
Asociación Nacional Española de Fabricantes de Hormigón Preparado
Confederación Española de Asociaciones de Fabricantes de Productos de Construcción
Confederación Nacional de La Construcción

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

Advertencias Legales e Información básica sobre Protección de Datos Personales:
Responsable del Tratamiento de sus datos Personales: Interempresas Media, S.L.U. Finalidades: Gestionar el contacto con Ud. Conservación: Conservaremos sus datos mientras dure la relación con Ud., seguidamente se guardarán, debidamente bloqueados. Derechos: Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad y los de limitación u oposición al tratamiento, y contactar con el DPD por medio de lopd@interempresas.net. Si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente, puede presentar una reclamación ante la AEPD.

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

SERVICIOS