El CTAEX participa en una investigación europea contra la obesidad

21/06/2012

21 de junio de 2012

El Centro Tecnológico Nacional Agroalimentario Extremadura participa en un proyecto europeo de investigación que tiene como objetivo desarrollar y probar nuevos productos alimenticios con cualidades para ayudar a saciar el apetito, controlar el peso y combatir la obesidad. Una investigación dotada con 8 millones de euros y coordinada por la Universidad de Liverpool.

La obtención de alimentos con cualidades capaces de hacer que el consumidor experimente antes y durante más tiempo la sensación de estar saciado, puede ayudar a disminuir la ingesta de energía y por tanto, a controlar el peso. SATIN - Satiety Innovation es un proyecto de investigación con una duración de cinco años financiado por la Unión Europea. Reúne a expertos del mundo académico y la industria, para elaborar nuevos productos alimenticios bajo técnicas de fabricación innovadoras. El proyecto evaluará además, si una mejor comprensión de los procesos fisiológicos que subyacen en estómago y cerebro durante el consumo de alimentos, puede constituir una herramienta viable para el control del peso. “Las personas obesas hallan la pérdida de peso y su posterior mantenimiento notoriamente difícil. De forma general, la obesidad surge como consecuencia de una ingesta excesiva de alimento. Esto se debe, fundamentalmente, a la sensibilidad natural que el individuo muestra hacia los estímulos alimentarios, y al placer que le produce el ingerir alimentos con alto contenido en grasas y azúcar”, asegura el doctor Jason Halford, director del Laboratorio para el Estudio del Comportamiento Digestivo de la Universidad de Liverpool. “SATIN tiene por objetivo una mejor comprensión de la expresión del apetito, es decir, cómo los alimentos que ingerimos afectan a la conducta alimentaria y el apetito del consumidor. Si somos capaces de producir alimentos que logren saciar antes, durante más tiempo y tengan buen sabor, entonces, podremos ayudar a controlar el apetito y por ende, al mantenimiento de una dieta sana y equilibrada”.

foto
Foto: Sarah Barth.
SATIN empleará tecnologías de procesado avanzadas para la producción de alimentos (tales como formas avanzadas de fermentación, tecnologías de vacío, aplicaciones enzimáticas, emulsificaciones, ultrafiltraciones, secados por sublimación, modificación de proteínas o encapsulaciones) para modificar la estructura de los alimentos y conseguir acelerar y prolongar la sensación de saciedad, reduciendo el apetito.

Hasta la fecha, los productos alimenticios lanzados al mercado reclamando propiedades efectivas frente a la sensación de saciedad, no han sido atractivos en términos de sabor. Para el consumidor obeso, el gusto y la experiencia hedonista que produce la ingestión de un determinado alimento, superan los beneficios que éste pueda tener para la salud. Así, éstos consumidores tienden a rechazar dietas basadas en alimentos poco energéticos o con alto contenido en fibra a pesar de la pérdida de peso que éstos les facilitarían. Algo similar a lo que sucede cuando se altera la composición de los alimentos, se cambia la textura o la viscosidad de los alimentos, lo que afecta al sabor y reduce el placer de consumo.

El proyecto SATIN contempla un número de aspectos clave que contribuirán al desarrollo y la producción de nuevos productos alimenticios con capacidad para potenciar la sensación de saciedad en el consumidor. El proyecto desarrollará nuevos modelos in vitro para el estudio de los biomarcadores relacionados con la saciedad. Además, la estructura de los nuevos productos se estudiará en un modelo gastrointestinal artificial que dará lugar a una mejor comprensión de cómo los alimentos se comportan en el intestino y como el aparato digestivo afecta al propio producto alimentario y los nutrientes que éste contiene.

Los nuevos productos elaborados se someterán a ensayos clínicos en los que se evaluarán sus propiedades para afectar a la sensación de saciedad, su seguridad y su apetencia sensorial. De forma paralela, se evaluará la capacidad de los mismos para controlar el apetito e inducir la pérdida de peso a largo plazo. Para ello, se pondrá a punto la metodología necesaria que permita detectar el efecto fisiológico (sobre los péptidos gastrointestinales, la microflora o el proceso fermentativo) de los alimentos y bebidas a desarrollar. La metodología empleada se ampliará de forma que constituya una herramienta que ofrecer al sector industrial.

SATIN – Satiety Innovation, representa a un consorcio de 18 socios académicos e industriales procedentes de nueve países europeos, entre ellos los principales institutos de investigación, grandes empresas y Pymes del sector alimentario. Además de CTAEX, el consorcio incluye a empresas tales como Juver, CTC, Cargill, Coca-Cola, o Naturex, y un importante número de universidades del Reino Unido, Dinamarca y España, entre ellas, la Universidad de Murcia y la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona.

La obesidad constituye un importante problema de salud pública en Europa. Los datos resultantes de la primera 'Encuesta Nacional de Ingesta Dietética en España' (ENIDE), llevada a cabo por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) en marzo de 2011, han estimado que el sobrepeso y la obesidad afectan casi al 56% de los adultos y al 27% de los niños y adolescentes españoles, datos que en Europa sólo superan británicos y holandeses. Y es que, en palabras de Roberto Sabrido presidente de la AESAN: “Los españoles están dando la espalda a la dieta mediterránea”.

La obesidad tiene un impacto severo en la salud de las personas: aumenta el riesgo de diabetes tipo 2, algunos tipos de cáncer y enfermedades del corazón y del hígado. Las personas con obesidad tienen una esperanza de vida más corta. En España, se estima que 28.000 muertes al año se atribuyen al sobrepeso (1 de cada 12).

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Exposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS