Posicionamos su web SEO / SEM
El excelente comportamiento de las exportaciones compensó la debilidad del mercado interior

La industria de alimentación y bebidas aumentó sus ventas un 1,8% en 2011

Redacción Interempresas28/05/2012

28 de mayo de 2012

La industria de alimentación y bebidas aumentó un 1,8% sus ventas en 2011 hasta alcanzar los 83.773 millones de euros, impulsada por el buen comportamiento de las exportaciones, que han permitido contrarrestar el estancamiento del consumo en España. Estas cifras consolidan a la alimentación y bebidas como el primer sector industrial de la economía española, lo que es una buena noticia para el país.
Estos datos se han presentado en un encuentro informativo convocado por la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) para dar a conocer el Informe Económico 2011, y en el que participaron la secretaria general de Agricultura y Alimentación del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente, Isabel García Tejerina, el catedrático de Análisis Económico de la Universidad Complutense de Madrid, Simón Sosvilla, y el director general de FIAB, Horacio González Alemán. El Informe Económico ha sido elaborado con la colaboración del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, y cuenta con el patrocinio de La Caixa.

Durante el acto, FIAB indicó que el Índice de Producción Industrial del sector de la alimentación aumentó un 1,8%, mientras que se redujo un 4,4% el correspondiente a la fabricación de bebidas, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

foto
El director general de FIAB subrayó que la alimentación se mantiene como un sector fuerte y “tractor para la economía española”. González Alemán destacó además “la resistencia de una industria que ha sido capaz de compensar la caída del consumo interno con un notable aumento de las exportaciones. La pregunta es si en este contexto de evolución negativa de la demanda interna, las exportaciones van a poder seguir creciendo al mismo nivel”. Simón Sosvilla recordó que las exportaciones crecieron un 12% en 2011 hasta alcanzar los 19.421 millones de euros, con una balanza positiva de 1.077 millones de euros, “siendo la industria de la alimentación y bebidas una de las pocas que no cerró el año en negativo y ayudando a compensar el déficit comercial del país”. González Alemán comentó también las perspectivas del sector para 2012, un año el que se espera una reducción del consumo total del 1,32%. Además, FIAB considera que tanto las ventas como el empleo se mantendrán estables en los próximos meses, esperándose igualmente una evolución positiva en comercio.

Radiografía del sector

La evolución del sector en 2011 ha venido marcada por una progresiva reducción en el número total de empresas, que descendieron un 3% a lo largo del año, según explicó el catedrático Simón Sosvilla, quien destacó que a pesar de todo sigue tratándose de un sector muy atomizado que cuenta con 29.334 empresas, de las que el 96,2% son pymes.

Para Sosvilla esta reducción está en línea con el proceso de concentración que FIAB vislumbra como vía para aumentar la competitividad del sector, un tema abordado recientemente en el informe sobre 'Competitividad y tamaño en la Industria de Alimentación y Bebidas', presentado recientemente por la federación y la Fundación Cajamar. De esta forma, una mayor concentración permitiría el acceso a mejores condiciones de financiación, potenciaría aún más las exportaciones y ayudaría a aumentar la inversión en I+D.

foto
Por otro lado, la industria de alimentación y bebidas empleó de media a 446.300 personas en 2011, lo que supone un incremento del 0,4% respecto a 2010. Actualmente el sector representa casi el 20% del total del empleo industrial de España. Además, la industria ha conseguido mantener estable el número de trabajadores en los dos últimos años. De hecho, la tasa de paro en el sector es menos de la mitad que la tasa de paro global del conjunto del país. Así, según el informe Infoempleo 2011, la industria alimentaria se encuentra entre los cinco primeros sectores yacimiento de empleo.

Finalmente, la industria destaca también como la más innovadora de los sectores de bienes de consumo no duradero, con un porcentaje de empresas innovadoras que alcanza el 28,23%, según los últimos datos publicados por el INE. Además el sector español gana protagonismo en el ámbito europeo, puesto que la participación de nuestro país en el VII Programa Marco de I+D de la UE para Alimentación, Agricultura, Pesca y Biotecnología, ha contado con la participación de 241 propuestas españolas, lo que supone el 56,8% del total de las presentadas. Además, España se sitúa como cuarto país por retorno económico, con un 10%, por detrás de Alemania, Reino Unido y Holanda.

El consumo sigue a la baja

“La alimentación es un elemento clave para medir la salud y la fortaleza del consumo y un certero termómetro del estado de la economía doméstica”, indicó Sosvilla durante su intervención. Al respecto señaló que en 2011, “ha vuelto a descender ligeramente el consumo alimentario en los hogares españoles si bien en menor medida que en años precedentes”. En concreto, la reducción ha sido del 0,7%, quedándose en 30.282 millones de kilogramos/litros/unidades. Esto supone un descenso de 3,8 unidades por habitantes, pasando de 663,7 a 659,9 unidades. En este contexto, y según los datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, el gasto aumentó un 0,75%, alcanzado los 67.520 millones de euros. Descontando el efecto de la inflación, el gasto a precios constantes registró una caída del -1,25%.

En cuanto al lugar al que los españoles acuden para hacer la compra, los supermercados y autoservicios siguen siendo el principal canal de distribución de los hogares españoles, con una cuota que ya alcanza el 42%, seguidos por las tiendas tradicionales (18,9%), las tiendas de descuento (15,1%) y los hipermercados (14,6%).

foto
Además, aunque no existen datos oficiales, FIAB estima que el consumo fuera de los hogares ha descendido aproximadamente un 3,1% en el sector de la hostelería y un 2,9% en administraciones, por lo que el consumo total, tras sumar estas cifras a las de los hogares, habría descendido aproximadamente un 1,2% en 2011. La crisis sigue modificando los patrones de consumo de los ciudadanos, orientando su demanda hacia productos más básicos y hacia los de marca del distribuidor, que han visto aumentar su cuota de mercado paulatinamente hasta alcanzar el 35% en 2011.
Previsiones estables dentro de la debilidad

El director general de FIAB señaló que el actual marco macroeconómico “obliga a ser prudentes ante la inestabilidad que vive el país” ya que, ha recordado, el consumo de los hogares representa casi el 60% de la economía española. En relación a las perspectivas para 2012, el director general de FIAB ha indicado que “el consumo de los hogares en alimentación y bebidas seguirá mostrando signos de debilidad este año, al verse afectado por la pérdida de poder adquisitivo y la caída de la renta bruta disponible”.

Ha apuntado, además, que “tanto las ventas como el empleo se mantendrían en parámetros similares a los de 2011”. En el caso del empleo las cifras del sector podría incluso aumentar ligeramente, mientras que las ventas netas podrían reducirse en un 0,72%, quedando en 83.161 millones de euros a finales de 2012.

Empresas o entidades relacionadas

Federación Española de Industrias de La Alimentación y Bebidas

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Exposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS