Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
Algunos entornos de producción dificultan el correcto control del producto debido a vibraciones e interferencias generadas por el propio proceso

Cuando el entorno de producción interfiere en la fiabilidad del proceso

Alberto Gómez, Ventas y Marketing OCS Checkweighers Ibérica03/05/2012

3 de mayo de 2012

Aunque en todo proceso de producción pueden existir vibraciones, algunas pueden llegar a perjudicar el correcto control del producto en el final de línea. Algunas de estas interferencias pueden provenir de motores cercanos, carretillas elevadoras o de la propia línea de producción (compresores, vibradores, etc.).
Uno de los momentos clave del control de producto es el pesaje del mismo de forma dinámica, que se realiza totalmente integrado en la línea. Es muy importante que la información de pesaje sea precisa para determinar que la cantidad de producto es exacta. Normalmente las básculas trabajan correctamente, devolviendo valores precisos, pero en ocasiones se enfrentan a vibraciones que ponen en duda la fiabilidad de los valores devueltos. Esto hace que las básculas no puedan suministrar pesadas correctas, lo que impide separar de forma fiable productos con exceso y falta de peso.
foto
Precisión bajo control a altas velocidades y en entornos de producción difíciles, gracias a los sistemas de peso de OCS Checkweighers.
Los especialistas en control de peso del fabricante alemán OCS Checkweighers han desarrollado el sistema AVC (Compensación de Vibración Activa), que dota a sus células de carga –el corazón de la báscula– de unos compensadores de variables de perturbaciones activas cuya tecnología de medición adicional identifica por separado las vibraciones existentes. Para conseguir esto, varios sensores detectan tanto las vibraciones de traslación como los choques giratorios. Estas señales de interferencias se restan de la señal de peso real, obteniendo así un resultado de pesaje libre de “ruido” y preciso. Todo este proceso se produce en unos milisegundos, con una supresión de interferencias de un factor máximo de 100.
La base de la AVC, con la que no se pierde tiempo a diferencia de otras tecnologías convencionales de filtrado, es la restauración de la fuerza electromagnética (EMFR)
La base de la AVC, con la que no se pierde tiempo a diferencia de otras tecnologías convencionales de filtrado, es la restauración de la fuerza electromagnética (EMFR). Este principio permite altísimas precisiones en la pesada con tiempos de respuesta muy cortos. El sistema antivibraciones puede completarse con una estructura inferior que proporciona mayor estabilidad y una carcasa específicamente diseñada para evitar otras interferencias, como corrientes de aire.
¿Cómo trabaja el EMFR?

El principio básico de las células de pesaje OCS basadas en la restauración de la fuerza electromagnética puede compararse con un balancín. El producto a pesar se coloca en un lado del balancín, su peso llega a la bobina provocando su salida del campo magnético (imán permanente). Un sistema óptico detecta hasta las deflexiones más pequeñas y las comunica a un controlador de posición de alta precisión, que usa la corriente de la bobina para controlar la contrafuerza electromagnética, lo que equilibra el balancín. Todo esto tiene lugar en milisegundos, lo que significa que la deflexión máxima es inferior a unos nanómetros. La fuerza iniciada por la fuerza aplicada se compensa así por la corriente de la bobina. Al mismo tiempo, la fuerza de la corriente de la bobina es proporcional al peso. Esta fuerza-corriente se puede medir con una derivación de medición, digitalizada por un convertidor analógico-digital, y se sigue procesando hasta conseguir un resultado directo como valor de peso digital.

foto
EC-FS-AVC series. Célula de carga OCS con compensación de vibraciones e interferencias (AVC).

Empresas o entidades relacionadas

OCS Checkweighers

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Exposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS