“En Mimasa llevamos la exportación en el ADN”

Entrevista a Carles Milla, director general de Mimasa

Javier García09/03/2012

9 de marzo de 2012

Mimasa cuenta con unas instalaciones en Cornellà del Terri, en Girona, de unos 2.500 metros cuadrados, dedicados a la investigación y desarrollo de maquinaria para la industria alimentaria y equipos para el lavado y secado de cajas, contenedores y palés. Su director general, Carles Milla, explica en esta entrevista cuán importante es la innovación y abrirse al exterior en su sector. Según cuenta, en estos tres primeros meses del año han cerrado proyectos en países como Estados Unidos, Israel, Rusia, Francia, Chile, México y Argentina.
foto
Carles Milla, director general de Mimasa.

En 2011, su compañía cumplió su vigesimoquinto aniversario…

Sí, los inicios no fueron fáciles y no había grandes expectativas, más que tirar hacia delante y montar una pequeña empresa de equipos de higienización. Desde el año 2000, en el que definimos una estrategia clara de especialización en maquinaria para el lavado a medida, el crecimiento ha sido constante.

Entonces, han cumplido con las expectativas que tenían en sus inicios.

Efectivamente, aunque las cumplidas se olvidan enseguida y dan paso a otras nuevas, con lo que no hay metas finales, sino hitos en el camino. Y es precisamente en ese reto constante en el que todos los que formamos Mimasa nos sentimos realizados y motivados. Quizás ésta es la gran expectativa cumplida.

Muchas empresas del sector se han visto obligadas a abrirse al exterior, a exportar sus productos. ¿Es así en el caso de Mimasa?

La exportación la llevamos en el ADN. La primera máquina exportada se vendió en 1989 y Juan, mi padre, siempre tuvo la iniciativa de coger la maleta y salir afuera. Estamos presentes en las principales ferias internacionales tanto en Alemania o Francia como en Brasil o Estados Unidos.

¿Y cuánto representan las exportaciones en el conjunto de las ventas de Mimasa?

La previsión para 2012 es que la exportación suponga un 50% de nuestra facturación. En 2011 el destino de nuestros equipos ha sido principalmente Israel, Francia y Portugal. En lo que va de año, ya hemos cerrado proyectos en Estados Unidos, Israel, Rusia, Francia, Chile, México y Argentina.

Para vender en el exterior hay que ofrecer un producto sólido con valor añadido. ¿Cuán importante es la I+D para la empresas que dirige?

Al trabajar a medida siempre ha habido un trabajo de innovación, pero en 2009 empezamos nuestro primer proyecto sistematizado de I+D, un sistema de lavado y desinfección de guantes y cuchillos con un novedoso concepto de desinfección que desarrollamos con el centro tecnológico Centa-Irta. A partir de allí, le siguió un proyecto muy específico de higienización de un tipo de carne que hemos instalado en los principales procesadores, el sistema de desinfección por nebulización y actualmente estamos trabajando en un equipo de lavado y desinfección de cintas, que tenemos previsto presentar en Bta.

foto
“La innovación es tan importante en Mimasa que incluso organizamos un concurso entre los empleados para premiar la mejor idea”

Sin duda, un elemento diferenciador...

Desarrollar cada día nuevos equipos que satisfagan las necesidades de nuestros clientes es una forma de diferenciarnos y fidelizar a todos aquellos que confían en nosotros. Hoy es tan importante que tenemos un comité de innovación y organizamos un concurso entre los empleados para premiar la mejor idea.

¿Cree adecuadas las actuales leyes que regulan su sector, principalmente en aspectos como la seguridad y la higiene? ¿Qué modificaría, añadiría o suprimiría?

A veces nos encontramos con leyes muy genéricas que son imposibles de aplicar en un proceso específico y tenemos que inventarnos soluciones ingeniosas para poder cumplir con ellas, aun cuando el propio proceso que diseñas te da todas las garantías en cuanto a seguridad alimentaria. Por otro lado, creo que las autoridades deberían ser más abiertas a la utilización de métodos de intervención para la higienización de determinados alimentos, tal y como se hace desde hace muchos años en Estados Unidos, por ejemplo.

Su compañía también realiza instalaciones llave en mano. ¿Qué aspectos son importantes para sus clientes a la hora de diseñar una instalación?

Los clientes quieren tener la confianza y seguridad de que los objetivos del proyecto están claros y que comprendemos las expectativas que han puesto en él. Por eso, cuando hablamos de un proyecto llave en mano, las fases iniciales de definición y planificación son claves para alcanzar el objetivo final y conseguir la satisfacción del cliente.

Y tras esta fase inicial, ¿qué factores tienen en cuenta?

Es de suma importancia hacer un correcto seguimiento, principalmente en las fases de diseño y fabricación. La falta de comunicación entre los distintos involucrados puede conllevar fallos, modificaciones y, al final, la pérdida de confianza.

Ustedes trabajan para multitud de sectores dentro de la industria alimentaria. ¿En cuál de ellos están más especializados o creen que tienen más a ofrecer? ¿Cuál de ellos resiste mejor los efectos de esta crisis generalizada?

Nuestro principal sector sigue siendo la industria cárnica, que es donde contamos con más soluciones. Dentro de ésta, hay subsectores en crisis, como puede ser el del jamón curado, y subsectores que están funcionando muy bien, como los mataderos y salas de despiece de cerdo que exportan. De hecho, estas industrias no sólo no notan la crisis, sino que están teniendo unos crecimientos muy importantes. En términos generales, notamos mucho el crecimiento de todas aquellas empresas que están exportando buena parte de su producción.

Háblenos de su servicio de asistencia técnica y de recambios.

Entendemos el servicio como un plus de valor añadido que nos puede diferenciar de nuestra competencia y que nos ayuda a posicionarnos. Sabemos lo difícil que es ganar un cliente y no queremos perderlo por no estar a la altura cuando nos necesita, así que estamos poniendo un énfasis especial al servicio, garantizando un stock mínimo de recambios, formando a los técnicos y poniendo las herramientas necesarias para brindar la solución a los clientes cuando tienen un problema.

foto
“Nuestro objetivo a medio plazo es convertirnos en una referencia mundial para la soluciones de higienización a medida”

¿Qué cree que ofrece su empresa que no ofrezcan sus competidores? ¿Qué les diferencia del resto?

Mimasa no sólo se dedica a vender equipos sino soluciones de higiene. Intentamos objetivar los resultados, con valores medibles de lavado, desinfección y secado y así acabar vendiendo una solución al cliente y no un equipo de ‘x’ producción por hora. El cliente no viene a comprarnos un modelo determinado sino una solución a su problema. Entender esto y enfocar la empresa a esta visión, desde el departamento comercial a toda la inversión en innovación, es lo que, a mi entender, nos diferencia de cualquier taller de fabricación de maquinaria.

¿Qué planes tiene la empresa a corto y medio plazo?

Nuestro principal proyecto es la creación de un centro de innovación en el que aunamos la planta piloto, el taller de prototipaje y un aula de formación. Y nuestro objetivo a medio plazo es convertirnos en una referencia mundial para la soluciones de higienización a medida. Estamos trabajando duro para ello, aumentando nuestra presencia en varios países estratégicos y abriendo mercado en regiones emergentes.

Empresas o entidades relacionadas

Milla Masanas, S.L.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Exposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS