Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
Empresas como Quicial forman parte de una industria auxiliar fuerte en torno al producto estrella: el jamón curado

España es el segundo productor europeo de carne de porcino

Redacción Interempresas14/12/2010

14 de diciembre de 2010

España es el segundo gran productor europeo de porcino, solo por detrás de Alemania, y el cuarto mayor productor mundial de este tipo de carne (por detrás de China, EE UU y la propia Alemania). La carne de porcino representa el 82% de las carnes producidas en nuestro país en 2009. Con una producción de casi tres millones y medio de toneladas en 2008 y 3,24 millones de toneladas el año pasado, junto a 1,25 millones de toneladas de todo tipo de productos elaborados, la industria española de porcino (mataderos, salas de despiece y fábricas de elaborados) representa una cifra de negocio de más de 10.000 millones de euros, con unas exportaciones de más de 2.300 millones de euros.

El año pasado, en el que la economía española e internacional soportó la dureza de la crisis económica, la producción de carne de cerdo solo descendió hasta los 3,23 millones de toneladas. En 2008, la producción española de carne de porcino creció moderadamente con respecto a los volúmenes sacrificados en 2007, produciéndose un aumento del 1%, hasta los 3,5 millones de toneladas). En cuanto a la producción de elaborados cárnicos, España, con más de 1,2 millones de toneladas anuales se sitúa en cuarto lugar en la Unión Europea, por detrás de Alemania, Italia y Francia. Por productos, destacan en volumen los fiambres cocidos y en valor los jamones y paletas curados (blancos e ibéricos). España es un país con una fuerte industria exportadora de carnes y productos de porcino. Las exportaciones realizadas en 2009 representan el 38% de la producción porcina de España que se destinó a las exportaciones de carnes, elaborados, despojos y otros productos, lo que incide en la importancia estratégica que para el sector tiene el desarrollo y consolidación de los mercados exteriores.

foto
El jamón curado es el producto cárnico más valorado y el más elaborado, con 245.000 t/año.
En la exportación se perfilaron durante 2009 nuevos destinos: China, Brasil, Singapur o Vietnam

La exportación de carnes de porcino en 2009 creció un 4,5% en volumen, alcanzando cifras de 864.938 toneladas, por importe de 1.634 millones de euros para los doce meses del año. El sector porcino exportó además 231.604 toneladas de despojos y otros productos frescos, además de más de 96.659 toneladas de productos elaborados (jamones y paletas curados y cocidos, embutidos, fiambres, etc.).

Todas estas exportaciones representaron un valor total de unos 2.300 millones de euros. Las ventas a los países de la Unión Europea crecieron un significativo 6,2% durante 2009 (especialmente en países como Italia y Francia), mientras que en terceros países se registró un retroceso en las ventas a los destinos tradicionales (Rusia, Japón, Corea del Sur, Hong Kong). Paralelamente se perfilan nuevos destinos, que van tomando importancia, como China, Brasil, Singapur, Vietnam, Serbia, Liberia, Macedonia). Por su parte, las importaciones se mantuvieron en el mismo nivel del año anterior (-0,1%), si bien las procedentes de países terceros bajaron un 15,8%, con lo que la balanza comercial de porcino continuó con un resultado muy positivo.

Quicial, ejemplo de una industria auxiliar fuerte para la producción de jamón curado

Entorno al sector porcino existe un amplio espectro de empresas que suministran herramientas y maquinaria específica para el tratamiento de la carne de porcino. Desde Interempresas hemos querido conocer de primera mano la forma en que está afectando la crisis económica al sector, pero sobre todo de qué forma puede ayudar una pequeña empresa como Quicial para que el empresario tenga en cada momento la solución que precisa.

Albert Quintana, gerente de Quicial

- Grandes distribuidores están arrastrando a la baja el precio del jamón curado, lo que está afectando a numerosas empresas que se dedican especialmente a esta parte del mercado del ibérico. ¿Qué se debe hacer para que esto no siga sucediendo?

Estamos en un mercado muy competitivo, industrial y de gran consumo. Las grandes empresas especializadas en jamón curado han preparado y aumentado sus producciones para minimizar los costes y en consecuencia bajar los precios de venta.

Quicial piensa que por el precio solo se puede competir con una mejor calidad, y por ello contribuimos a que empresas de pequeñas proporciones puedan adquirir una línea de máquinas pensadas para mejorar la calidad del producto final y ser más competitivas en un mercado cada vez más exigente.

- Quicial es una de las muchas empresas de nuestro país que se dedica a vender maquinaria para el sector del jamón. ¿Se trata de un sector con mucha competencia?

La producción del jamón curado es muy variada, compleja y con mucha personalidad. Esto hace que en el mercado se encuentre una variedad de máquinas y productos que hace de este un mercado difícil y con mucha competencia. Quicial se diferencia de esa competencia ofreciendo unas máquinas más exclusivas y desarrolladas según las necesidades de cada cliente.

- El jamón pasa por una gran cantidad de procesos antes de llegar a nuestras mesas. Dentro de esos pasos, ¿para cuáles cuenta con la maquinaria óptima una empresa como Quicial?

Quicial representa en nuestro país a la prestigiosa firma Jarvis Products Coorp., especializada en máquinas para mataderos. La mayor gama de sierras y cortadoras para la ayuda en la matanza de cerdos, corderos y terneros.

Estamos especializados en el proceso de deshuesado, pelado, prensado y envasado del jamón. Fabricamos una amplia gama de descortezadoras manuales, mesas para el deshuese de jamón, prensas en formato español y formato 3D, donde conseguimos una merma más baja. También fabricamos líneas de enmallado y enfundado del jamón entero.

- La cultura del jamón es una institución en nuestro país, pero, ¿su industria ha innovado a la medida que ha ido creciendo?

La industria del jamón curado ha sido una de las industrias alimentarias donde más se ha desarrollado e innovado en nuestro país. De ser una industria totalmente artesana y manual, ha pasado a ser una industria mecanizada con sistemas para mejorar en la producción y calidad del jamón, todo para poner en bandeja este producto, con tal que el cliente pueda degustar el mejor jamón en cada momento.

- En época de crisis en un sector como el alimentario, ¿el empresario tira más por una máquina nueva en caso de avería, o por arreglar la que ya tiene?

En estos momentos de crisis es importante saber el coste de cada opción, y por ello, aunque lo fácil sea reparar, no siempre es la mejor decisión. Quicial realiza un estudio personalizado en cada caso, analizando las necesidades, y esto hace que junto con el cliente se decida la mejor opción en cada caso.

foto
Albert Quintana, gerente de Quicial.

Empresas o entidades relacionadas

Quicial, S.L.