Sáviat, Supera a tu competencia, Renueva tu imagen, Aumenta tus ventas

Se presentó el libro 'El olivar en un tiempo de cambio' de Luis Rallo, Catedrático de la Universidad de Córdoba

Cortijo Urbano se consagra como una cita del sector oleícola

Redacción Interempresas30/11/2010
La Institución Ferial de Jaén abrió sus puertas el pasado 24 de noviembre, para acoger la primera edición de Cortijo Urbano, un punto de encuentro intersectorial de trascendencia en el que se unen cultura, gastronomía, salud y sociedades, donde las empresas encuentran en torno a la dieta mediterránea el marco idóneo para establecer interrelaciones entre ellas y con el consumidor.

El presidente de la Fundación Citoliva, José Juan Gaforio, fue el encargado de dar la bienvenida a los asistentes y de inaugurar oficialmente el evento, “un novedoso y exclusivo acontecimiento con el aceite de oliva como protagonista y bajo el argumento de la dieta mediterránea, declarada desde el pasado 16 de noviembre Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco”, recordó Gaforio.

foto
José Juan Gaforio, presidente de Citoliva.

Durante su intervención, comentó que “hemos concebido este proyecto con el más sincero deseo de potenciar la cultura del aceite de oliva y reconocer que el cultivo del olivo ha marcado y condicionado el devenir social, político y económico de las culturas”.

Así, añadió, “saber y conocer la cultura del olivo exige un trabajo y esfuerzo continuo”, consciente de que “su conocimiento influirá, de una manera positiva, a la hora de comprender nuestra vida en todos sus aspectos: social, político y económico; y con toda seguridad, mejorará nuestra calidad de vida”. En consecuencia, “basta de actos en los que se muestran aspectos de la cultura del aceite de oliva pero como autocomplacencia de nuestra vida y tradición”.

Con este “ambicioso objetivo” nace Cortijo Urbano, “que se convertirá en instrumento de difusión del consumo del aceite de oliva”, insistió. Además, “pretendemos reforzar la imagen de la ciudad de Jaén, primer productor de aceite de oliva, como capital mundial de este producto de tradición milenaria, pilar fundamental de los hábitos de vida de los países del Mediterráneo”.

foto
  Cristina de Toro, directora general de Citoliva.

Por otra parte, el presidente hizo hincapié en que para Citoliva, la innovación es la única vía para mejorar la productividad, la competitividad y la transferencia de tecnología como mecanismo de desarrollo del sector oleícola y olivícola”.

En la inauguración estuvieron presentes personalidades como el delegado provincial de Economía, Innovación y Ciencia, Manuel Gabriel Pérez; el delegado provincial de Agricultura y Pesca, Roque Lara; el Rector Magnífico de la Universidad de Jaén, Manuel Parras; la concejala delegada de Promoción Económica del Ayuntamiento de Jaén, María del Mar Shaw Morcillo; y el diputado de Modernización y Gobierno Electrónico, Juan Antonio Expósito Aznar.

foto
Ignacio Martínez, Premio Príncipe de Asturias y miembro del equipo de
investigadores de Atapuerca.

Jornadas

La sesión ‘Inspiración’ arrancó con una charla magistral a cargo del profesor titular de Paleontología de la Universidad de Alcalá, Ignacio Martínez. El que también es Premio Príncipe de Asturias y miembro del equipo investigador de los yacimientos de Atapuerca, analizó la evolución de la especie humana y su relación con los orígenes de la industria agroalimentaria en su ponencia ‘Los nuevos humanos’.

Martínez declaró que el hombre de hoy pertenece a una especie que denominó como “los nuevos humanos”. Así, explicó que “dentro de los Homo sapiens, somos una especie nueva, casi la última en la evolución, caracterizada por el ingenio y la creatividad”.

De hecho, “en el resultado final de una botella de aceite puedes ver esa genialidad humana, origen del binomio de la creatividad y del trabajo en equipo, y estos son los dos hitos de la evolución humana”, aseguró el experto.

El investigador y docente añadió que “el resultado de una botella de aceite es un buen ejemplo de la evolución humana”, y “sería perfecto para poder mandarlo en una misión espacial como representación de nuestra especie”.

A continuación, le siguió la intervención del responsable de proyectos del Instituto Europeo de la Alimentación Mediterránea, Manuel Martínez Peinado, quien disertó sobre ‘Dieta Mediterránea. Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad’.

foto
Luis Rallo y José Juan Gaforio, durante la presentación de la obra "El
olivar en un tiempo de cambio".

Si bien hay distintos modelos de alimentación mediterránea, según el experto que la analice, tradicionalmente siempre han existido tres elementos comunes, según el ponente: la llamada ‘mítica trilogía mediterránea’, esto es, los cereales, el vino y el aceite de oliva –como base y protagonista en esta dieta–, producidos desde hace siglos en la cuenca mediterránea. Es allí, donde sus principales alimentos y su manera de cocinar saludable se han forjado con el paso de los años debido a las cargas históricas y culturales comunes.

Y es que aunque tradicionalmente el auge de este modelo alimentario se ha basado en la nutrición y sus propiedades saludables, la clave para lograr el reconocimiento de la Unesco ha sido, según Martínez Peinado, la inclusión del “componente cultural”. En este sentido, subrayó el papel realizado desde España en la promoción de la candidatura de la Dieta Mediterránea.

A esta ponencia le siguió la del presidente del Grupo Oleocampo S.C.A., Juan Gadeo, que habló sobre la relación del aceite de oliva y la salud, poniendo como ejemplo la colaboración que su empresa mantiene con la Fundación del Corazón. Una de las razones que les llevó a unirse a la Fundación, según Gadeo, fue que los beneficios del aceite virgen extra llegan a cada vez más mercados. “Asociar el aceite de oliva con la salud es la mejor forma de que se incremente el consumo mundial y de garantizar la calidad del virgen extra”, sentenció.

Por último, la sesión ‘Experiencias’ consistió en el análisis de seis claves de diferenciación competitiva de empresas punteras en su sector como Inés Rosales, Gim Mare, Grupo Hero, Acesur, Puleva y Hojiblanca.


Citoliva, Centro Tecnológico del Olivar y del Aceite, es una fundación privada sin ánimo de lucro, creada para implantar innovadoras metodologías y sistemas tecnológicos que solucionen de manera efectiva las demandas y necesidades del sector oleícola. Citoliva responde a estos desafíos identificados durante años de experiencia profesional, a través de la profesionalización e introducción de estrategias innovadoras y tecnológicas en el sector del aceite y del olivar.

“El precio del aceite está muy bajo pero hay que dar un valor añadido, y eso pasa por la investigación y la innovación, no veo otro futuro”

El presidente de Citoliva, José Juan Gaforio, hace balance de la primera edición de Cortijo Urbano, celebrado en Jaén los días 24 y 25 de noviembre.

Llegamos al segundo y último día Cortijo Urbano. ¿Qué balance hace de esta primera edición?

Muy positivo. Es la primera que se celebra este evento y el número de inscritos ha rozado las 500 personas, una cifra más que significativa teniendo en cuenta que se ha desarrollado entre semana, con la campaña oleícola en marcha, lo que supone que hay muchas personas que no han podido asistir. Ha sido un éxito de afluencia, pero también en los ponentes que hemos traído porque han sido de una altura tremenda; nos han dado la enhorabuena todos los asistentes. En definitiva, las personas que han asistido han quedado bastante conformes con las estética, el fondo de las charlas, y mi valoración es muy positiva. Esperemos que en los próximos años el evento lo vayamos perfeccionando para aún ser mejores.

Por tanto, hay idea de continuidad ¿no?

Nuestra idea era en principio celebrarlo cada dos años, alternos a Expoliva, porque entendemos que tiene algo diferente a lo que es esta feria. Cortijo Urbano pretende ocupar el espacio de atraer a aquellas empresas agroalimentarias y facilitarles la transferencia de conocimientos a partir de los centros de investigación. Y ese es el papel fundamental que tiene Citoliva. Y aquí, en dos días, queremos plasmarlo, que el sector lo vea, e incluso que se comparta con personas que no pertenezcan al sector.

¿El futuro del aceite de oliva pasa por ahí, por la investigación, innovando y mejorando por el bien de todos?

Es indiscutible. Debemos dejar de lamentarnos. El precio del aceite está muy bajo pero hay que dar un valor añadido, y eso pasa por la investigación y la innovación, no veo otro futuro

La dieta mediterránea ha sido el punto clave de estas jornadas. ¿Qué papel tiene en la sociedad actual?

Hay que decir en primer lugar que la fecha en la que elegimos este evento ha sido absolutamente acertada, unos días después de que la Dieta Mediterránea fuese declarada por la Unesco como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, y por tanto parece que estaba pensado así. La Dieta Mediterránea, sin lugar a dudas, es saludable, está reconocida científicamente y culturalmente, y hay que intentar continuar con ella. Y digo intentar, porque desafortunadamente la nueva sociedad hace que no tengamos el tiempo suficiente para alimentarnos bien.

‘El olivar en un tiempo de cambio’ el primer libro de la serie Citoliva Edición, escrito por el Catedrático de la Universidad de Córdoba, Luis Rallo
Cortijo Urbano ha sido el marco de presentación de ‘Citoliva Edición’, un proyecto empresarial de publicaciones de alto valor, con el que Citoliva pretende acrecentar su compromiso con el sector oleícola, con su evolución, innovación y proyección. Se trata, pues, de una serie de estudios e investigaciones multitemáticos que buscan tener un impacto en el sector oleícola, de la mano de reconocidos expertos e investigadores.

Bajo el título ‘El Olivar en un tiempo de cambio’, el primero de los números ha sido realizado por el Catedrático de la Universidad de Córdoba en el área de Producción Vegetal, Luis Rallo, que ha contado para esta obra con la profesora Concepción Muñoz. En su presentación, que ha contado con la presencia del presidente de Citoliva, José Juan Gaforio, y la jefa del Área de Coordinación Sectorial de la Subdirección General de Planificación y Control Alimentario del MARM, Teresa Calvo Sanz, Luis Rallo ha desgranado el contenido del libro en el que se revisa el cultivo actual del olivo, enfatizando el contraste entre las prácticas empíricas tradicionales con las nuevas técnicas emergentes y adelantando las claves estratégicas del futuro más inmediato del sector.

“Las nuevas variedades de olivar, con base en las tradicionales, son necesarias para atender a condiciones de cultivo que antes no se habían planteado”, ha comentado Rallo, quien ha apuntado que los principales cambios ocurridos en los últimos años en el sector olivarero vienen de la mano de la innovación y la investigación. “Han sido la clave para el paso del olivar tradicional al actual”.

Pero no solamente se han modificado las variedades. El catedrático ha incidido en el “gran” cambio que han supuesto los nuevos sistemas de producción, con el paso hacia plantaciones en seto; los métodos de manejo de cultivo, con sistemas que evitan la erosión del suelo, con el uso de vegetación; o el riego, cuya mejora “ha sido clave en el crecimiento de la producción”, ha afirmado Luis Rallo.

Y es que según el experto, con la excepción de algunos casos que puedan encontrar su oportunidad en algún nicho de mercado para aceites de alta calidad y precio, “la inmensa mayoría de los olivares actuales de baja productividad va a enfrentarse a una crisis de difícil solución”.

Asimismo, la inclusión de tecnología e innovación ha permitido un mejor control de las plagas y las enfermedades, la reducción de costes de producción con la mecanización de la recolección, la mejora de la elaboración, dando lugar a un aceite de oliva saludable en calidad y cantidad.

Esta nueva coyuntura, según Rallo, “lleva al desarrollo de una nueva olivicultura, la necesidad de un sistema eficiente en I+D+I y una necesaria adaptación al mercado global, insistiendo en la promoción, dando un valor añadido al producto”.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

ExposólidosProfei, S.L. (Polusólidos)

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

Las grandes ventajas del acuerdo UE-Mercosur

Mercosur representa la sexta economía mundial, con un PIB de dos billones de dólares y la alianza con esta región brindaría a los países de la UE el acceso a un mercado de 293 millones de habitantes

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS