Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Investigadores andaluces evalúan el efecto del aceite de oliva virgen ecológico para estimular el sistema inmune 

01/06/2010

1 de junio de 2010

Investigadores de los grupos de microbiología pertenecientes a las universidades de Jaén y Granada evaluarán los efectos del aceite de oliva virgen ecológico como agente estimulador del sistema inmune. Los expertos, que ya han demostrado la acción de esta grasa vegetal sobre los mecanismos de defensa del organismo frente a infecciones, se centran ahora en valorar los beneficios del aceite en estados en los que el sistema inmune está debilitado. En concreto, se investiga la capacidad del aceite de oliva virgen ecológico para restaurar funciones inmunitarias deterioradas por enfermedades y por la edad, dos factores que incrementan la susceptibilidad a agentes infecciosos. Investigaciones previas han puesto de manifiesto que, el aceite de oliva al igual que otras grasas poliinsaturadas como el aceite de pescado, rico en omega-3, posee efectos beneficiosos sobre el sistema cardiovascular. No obstante, los expertos subrayan que el aceite de oliva aventaja a este tipo de aceites, ya que no presenta efectos supresores sobre los mecanismos de defensa frente a agresiones, tanto de origen externo, como las infecciones de origen microbiano, y aquellas de origen endógeno, como la proliferación tumoral.

Según los investigadores, hasta la fecha no existen estudios que evidencien cuáles son los mecanismos efectores del sistema inmune afectados realmente por la acción del aceite de oliva, y cómo estos se verían afectados en organismos inmunocomprometidos. “Este proyecto abre una nueva vía en las investigaciones dentro del campo que relaciona lípidos, sistema inmune e infección”, explica Gerardo Álvarez de Cienfuegos, de la Universidad de Jaén y responsable de la investigación. Para ello, los expertos evalúan los posibles efectos beneficiosos del aceite de oliva ecológico, presente en la dieta, cuando se administra a diferentes grupos de ratones a los que se les induce un estado inmunosupresor, similar al que presentan las personas de edad muy avanzada, pacientes diabéticos con dependencia a la insulina, o los sometidos a diferentes tratamientos que conllevan la disminución de la respuesta inmune como antineoplásicos, antiinflamatorios, etc. La metodología incluye ensayos tanto in vivo como ex vivo, en lotes de animales alimentados con dietas en los que el componente lipídico es, en unos casos, aceite de pescado, y en otros, aceite de oliva virgen extra ecológico.

Los investigadores parten de la evidencia de que algunos ácidos grasos modulan diferentes parámetros pertenecientes a la respuesta inmune. Ciertas dietas ricas en grasas, como la constituida por aceite de pescado, reducen las funciones inmunitarias. Por el contrario, los ácidos grasos del aceite de oliva virgen reducen la inhibición de las funciones de las células inmunes producida por grasas poliinsaturadas. “En suma, si demostramos los efectos beneficiosos del aceite de oliva virgen ecológico, como protector de la supresión ejercida por otros tipos de aceites sobre el sistema inmune, este se podrá incorporar a las dietas de los enfermos hospitalizados inmunocomprometidos o en personas de edad avanzada, colectivos susceptibles a las infecciones microbianas”, asevera Álvarez de Cienfuegos.

foto
Investigadores de la Universidad de Jaén.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Exposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS