Entrevista a Raül Encinas, responsable de promoción tecnológica del Centre de Noves Tecnologies i Processos Alimentaris (Centa)

Centa: “Innovar no supone hablar de conceptos complejos y a largo plazo”

21/04/2010
foto
Raül Encinas, promoción tecnológica del Centre de Noves Tecnologies i Processos Alimentaris (Centa).

¿A qué se dedican y en qué campos vinculados al sector alimentario trabaja el centro?

En el Centa desarrollamos proyectos muy enfocados a la mejora de la competitividad de las empresas. Buscamos soluciones muy directas, dirigidas a las inquietudes que tienen las empresas en el ámbito de la alimentación. Trabajamos en cinco áreas principales de conocimiento: seguridad alimentaria, tecnologías de conservación y envasado, línea de nuevos productos y procesos y tecnologías de sensores. También damos soporte a las empresas que se proponen exportar a mercados mucho más exigentes que el nuestro en materia de seguridad alimentaria. Por ejemplo, Australia, Japón o Estados Unidos. Y aquí es donde interviene el Centa: las empresas pueden probar sus productos en nuestras instalaciones totalmente preparadas para hacer un escalado industrial. Disponemos de 4.000 metros cuadrados distribuidos en salas lo suficientemente grandes como las que hay en cualquier industria. Los fabricantes trabajan con el equipamiento que se utiliza en el mercado y esto les supone una gran ventaja: pueden comprobar si una tecnología es adecuada para su producto o no, aunque ellos posteriormente hagan sus propios ajustes. No vendemos maquinaria ni equipamiento, sino conceptos, tecnología y el resto del proceso.

¿Cuáles son los principales proyectos, dentro del sector de alimentación y bebidas, que llevan a cabo actualmente?

El centro se inauguró en el año 2006. Desde entonces, hemos colaborado en una serie de proyectos bajo una misma filosofía: proporcionar un resultado muy claro, tanto si este es bueno o malo. Si esa tecnología no funciona, ya sea por el producto o el tipo de proceso, se lo comunicamos a la empresa. Hemos trabajado en casi todos los sectores. Ahora, estamos muy involucrados con sociedades que quieren exportar a mercados exigentes, y en virtud de ello, están realizando mejoras en el campo de la seguridad alimentaria y de la conservación de sus productos, como el sector del jamón curado. Otros segmento en el que estamos trabajando es el del pescado, que muestra un gran dinamismo para así incorporar nuevos conceptos de producto. Un ejemplo sería la conservación del pescado, o el lanzamiento de platos precocinados.

En el V Encuentro de Innovación y Tecnología, que tuvo lugar en el marco de Alimentaria 2010, se comentó que a pesar de la crisis y sus efectos en el balance de muchas compañías vinculadas a alimentación y bebidas, estas destinaron más recursos en materia de innovación durante el año 2009. ¿Qué opinan ustedes de la creciente inversión en materia de innovación a pesar de la coyuntura económica?

Todo el mundo tiene claro que innovar es mirar de cara al futuro, pero esto no quiere decir que debas esperar a ver que has de hacer o no. Se debe innovar ya, teniendo en cuenta que las herramientas están a disposición de las empresas, porque existe una gran oferta de centros tecnológicos. Sin embargo, el sector debe perder un poco el miedo al concepto de innovación, que parece un poco estratosférico. La innovación que emprendan hoy es el único recurso que les queda para mejorar y ser competitivos. A veces no se trata de hacer grandes inversiones sino de disponer del conocimiento específico que te permita poner en marcha una serie de mejoras. Este es el mensaje que queremos transmitir a las empresas: que no tengan miedo de pisar un centro tecnológico. Innovar no supone hablar de conceptos complejos y a largo plazo, sino de soluciones sencillas que se adapten muy bien a sus necesidades.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Exposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS