Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Para producir 1 kg de aguacate son necesarios 1.000 l de agua frente a la producción de carne de cerdo (6.000 l de agua), de ternera (15.400 l de agua) o chocolate (17.000 l)

El aguacate cambia las tendencias alimentarias mundiales

Redacción Interempresas29/03/2019
El cuidado de nuestra alimentación se está convirtiendo en un pilar fundamental en los hogares españoles. La sociedad actual está más concienciada de los beneficios de seguir una dieta saludable, variada e incluir en ella las llamadas grasas saludables. El aguacate -con aumentos en su consumo de 19 millones de kg en España y 140 en la Unión Europea en 2018- está jugando un papel determinante en el cambio de tendencia hacia una alimentación que incorpore grasas naturales, en detrimento de productos como el maíz, trigo, soja o azúcar.

Este cambio en nuestra alimentación además de tener una fuerte base en nuestra preocupación por cuidarnos, tiene otro componente cada vez más importante: el aumento de la concienciación medioambiental de la sociedad. Un reflejo de esta concienciación es que para producir un kilo de aguacate hacen falta 1.000 litros de agua, mientras que para elaborar alimentos tan populares como la carne de cerdo, de ternera o el chocolate, esta cantidad se eleva hasta 6.000, 15.400 y 17.000 litros respectivamente.

Pero sin duda, más allá de la apariencia y textura atractivas de esta fruta, buena parte del éxito del aguacate reside en su sabor, su versatilidad y los nutrientes beneficiosos que contiene para nuestro organismo y nuestro cuerpo. En especial los ácidos grasos monoinsaturados y polinsaturados. Estas grasas, beneficiosas para la salud, ayudan a mantener en niveles normales el colesterol, proporcionan energía al organismo, tienen beneficios cardiovasculares y disminuyen el riesgo de padecer cardiopatías. Estas ventajas, unidas a su sabor único, justifican en buena parte el incremento en la demanda que están teniendo los alimentos ricos en ellas.

foto
En 2018, se consumieron más de 74 millones de kilos de aguacates en España.

Este cambio en nuestra tendencia gastronómica no solo está sucediendo en España y Occidente. En China y otros países asiáticos, el consumo del aguacate está subiendo debido principalmente al crecimiento de las clases medias y a la introducción de nuevos sabores. Antes de 2017, el aguacate era una fruta prácticamente desconocida en China, pero en la actualidad ya se consumen 0,1 kg de aguacate de promedio por persona al año. Aunque esta cifra se queda muy por detrás de los 5 kilos de media por persona al año de Estados Unidos y Europa, o incluso de los 2 kilos de media por persona al año en Japón, China se presenta como un mercado con un amplio potencial de crecimiento para el aguacate.

Los datos de países como Australia respaldan aún más el auge del aguacate. Los australianos consumieron una media de 3,5 kg por persona en 2017 y la producción del mismo en este país ha pasado de 34.515 toneladas en 2005 a más de 77.000 toneladas en 2017, un aumento de casi el 120%, y con el objetivo de llegar a las 115.000 toneladas en 2025.

“El aguacate es el superalimento del presente y del futuro gracias a su delicioso sabor y versatilidad, además de por los múltiples beneficios nutricionales que tiene su consumo para todo el mundo, no importa la edad”, comenta Xavier Equihua, presidente y CEO de la Organización Mundial del Aguacate (WAO). “La versatilidad del aguacate, poder consumirlo en cualquier momento del día y durante todo el año son factores que han provocado este boom en el consumo de aguacates en todo el mundo en los últimos años, especialmente en España, cuna productora del 50% de aguacates de toda Europa”.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.