El GNL es un combustible en estado líquido que se obtiene tras un proceso de enfriamiento del gas natural a -161 °C

Gas Natural Licuado, una alternativa al gasóleo para la producción alimentaria

David Martí, ingeniero técnico industrial en Primagas Energía

23/05/2014

Uno de los sectores industriales sujetos a beneficiarse del Gas Natural Licuado (GNL) como fuente de energía es el sector de la producción alimentaria, ya que las aplicaciones del gas natural licuado son múltiples. Puede aplicarse fácilmente para el funcionamiento de aparatos a gas tradicionales como cocinas, freidoras y hornos de cocción, así como otros aparatos que no funcionan normalmente a gas como son hornos industriales, calderas industriales de agua caliente, generadores de vapor, calderas de aceite térmico o recipientes a presión.

Industrias que tradicionalmente utilizaban combustibles como el gasóleo o fuel oil ven el beneficio del cambio a GNL, permitiendo su aplicación directa a conserveras (mariscos, pescados, fruta en almíbar, tomate, alcachofa, champiñones o pimientos); cocedores (de marisco, pescados o carnes); precocinados (tortillas, legumbres, etc.); secaderos (embutido); ahumados (carne y pescado); panificadoras y tostaderos. Además, no debemos olvidar que también es posible su aplicación con óptimos resultados en Calefacción (con Placas y tubos Radiantes) y la recuperación de Frío que se produce gratuitamente en los vaporizadores, aprovechando el cambio de fase de GNL, usándolo como apoyo al consumo de las cámaras frigoríficas.

Cabe destacar que el 80% de los puntos de consumo industriales son fácilmente convertibles al uso del Gas Natural Licuado. Con el cambio de quemador (de fuel o gasóleo), una adecuación física de la sala y una legalización del conjunto, es suficiente para poder disfrutar de esta fuente de energía mucho más eficiente que el gasóleo.

foto

Una de las empresas de la industria alimentaria que ya se ha beneficiado de este cambio a GNL, con la ayuda de la empresa Primagas Energía, es el líder europeo en la producción de snack, palomitas y productos Tex Mex para clientes industriales, copackers y marcas de distribución. Se trata de una compañía industrial que prevé una ampliación de producción importante en los próximos años y por ello ha realizado la sustitución de su combustible a gas natural licuado, una decisión estratégica en un entorno muy competitivo que le reportará un ahorro de hasta el 40% en su factura anual en energía.

El Gas Natural Licuado cuenta con múltiples beneficios, tanto económicos como medioambientales, especialmente para consumos de energía muy elevados. Este hecho convierte al gas natural licuado en una fuente de energía óptima para los consumidores industriales, ya que su consumo supone un ahorro económico mínimo del 15% en la factura energética. Hoy en día son muchos los que coinciden en que los combustibles gaseosos, como el gas natural licuado son energías versátiles, eficientes y más limpias. Cabe mencionar, además, que un estudio, realizado por Atlantic Consulting en 7 países europeos, concluye que los precios del gas van a disminuir durante los próximos años, hecho que convierte a este tipo de energía en una alternativa muy competitiva al gasóleo.

foto
El Gas Natural Licuado cuenta con múltiples beneficios, tanto económicos como medioambientales, especialmente para consumos de energía muy elevados

El GNL es un combustible en estado líquido que se obtiene tras un proceso de enfriamiento del gas natural a -161 °C. Al mantener el gas a esta temperatura, se consigue convertirlo en líquido y de ese modo poder ser transportado más fácilmente mediante camiones criogénicos desde los puertos donde se descarga y se almacena hasta las plantas satélites instaladas en las empresas industriales.

En cuanto a los beneficios más destacados que suponen la utilización del Gas Natural Licuado, cabe destacar que el GNL es una de las energías por las que apuesta la Unión Europea para el siglo XXI, ya que tiene un precio de mercado muy competitivo y estable. Son muchas las ventajas respecto al gasóleo, tanto ambientales como económicas. El Gas Natural Licuado produce menos emisiones de partículas y dióxido de carbono que el resto de combustibles fósiles, situando sus emisiones muy por debajo de otras energías como el gasóleo e incluso la biomasa, concretamente en un 15% menos. El consumo de gas natural licuado no solo implica una importante reducción de emisiones de CO2, sino que además supone para aquellos profesionales con un alto consumo energético un importante ahorro económico de hasta 40%, además de importantes mejoras en rendimientos de maquinaria instalada.

foto
Durante las últimas décadas, el sector industrial está experimentando importantes cambios en materia energética, con el objetivo de encontrar soluciones y fuentes de energía alternativas a las tradicionales, como el gasóleo, que repercutan directamente en un ahorro visible en la factura energética. Este hecho ha provocado que el panorama industrial sea cada vez menos ‘gasoleodependiente’ y se decante por soluciones más económicas y eficientes como el gas natural licuado.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Exposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS