IFM electronic, S.L. - Sondas, sensores y transmisores de caudal

Sensores y transmisores de caudal: para fluidos líquidos y gaseosos

Foto de Sensores y transmisores de caudal
Los sensores electrónicos de caudal Ifm operan según el principio calorimétrico. Utilizan el efecto físico con el cual un medio que fluye absorbe energía térmica y la transporta. En la punta del sensor se encuentran dos resistencias sensibles a la temperatura, así como una fuente de calor. Ésta genera en el fluido un aumento local de la temperatura, el cual es detectado por una de las dos resistencias. En cuanto el caudal fluye, se sustrae la energía de la fuente de calor, la cual se enfría. El cambio de temperatura resultante es una medida para el caudal.

Para evitar que el resultado de medición no se falsifique debido a la fluctuación de temperatura, existe un segundo elemento sensor para la compensación de temperatura. A partir de la diferencia de resistencia de ambas sondas de temperatura y tras la compensación de temperatura, la unidad de evaluación emite la señal ‘hay caudal’ o ‘no hay caudal’ comparada con el valor nominal o con el límite configurado. Dado que estos sistemas operan sin componentes mecánicos móviles, el usuario puede efectuar el montaje sin tener en cuenta la posición de instalación ni el sentido del caudal. Para determinadas aplicaciones y condiciones ambientales se recomienda un montaje más específico.

Algunas de sus características técnicas son: sin desgaste gracias a la medición calorimétrica, para fluidos líquidos y gaseosos, conexiones de proceso variables mediante adaptadores opcionales, versiones especiales para zonas explosivas y display con Leds para visualización in situ.