Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Feria Virtual
Agua (Equipamiento)

Talleres Filsa, S.A.U. - Medidores de nivel de granulados

Filsa F9-180

Controladores rotativos: de montaje vertical

Foto de Controladores rotativos
Los controladores de nivel rotativos de la familia F9 con el tipo y la pala adecuada, por sus grandes posibilidades de aplicación son el “todo terreno” del control de nivel. Controlan con seguridad la mayoría de los productos a granel: polvos, harinas, granos, arenas, cementos, plásticos, etc., con densidades de 0.01 a 2 t/m3. No necesitan ajuste aunque varíen las características del material, humedad, conductividad, granulometría, etc.

Estos aparatos se utilizan para el control de nivel en silos, tolvas o recipientes. Pueden instalarse lateralmente y también verticalmente. Existe una amplia gama de ejecuciones dentro de la familia de los F9, para poder elegir, de entre los distintos tipos de conexión, tipos de fijación y de prolongación, las opciones más adecuadas para satisfacer la mayoría de las aplicaciones de señalización y control. Para montajes de forma vertical desde la parte superior, se pueden realizar prolongaciones de hasta 10 metros según el producto a controlar.

El funcionamiento de estos controladores se centra alrededor de un motorreductor síncrono de velocidad lenta. En el lado del producto se halla una paleta accionada por el motorreductor, al cual está unida mediante un eje de doble apoyo. Cuando llega el producto a la paleta y ésta encuentra resistencia a su giro, el motorreductor gira sobre su propio eje accionando dos microrruptores: uno desconecta el motor y el otro actúa sobre los mecanismos de control. Al quedar la paleta libre de producto, el motorreductor por efecto de resorte queda nuevamente conectado haciendo girar la paleta e invirtiendo nuevamente la señal de control.

Existen modelos para realizar el montaje desde el lateral del depósito o desde la parte superior del silo o recipiente.

La forma estándar de montaje es mediante brida, realizando una serie de taladros en el silo para poder acoplar el controlador mediante tornillos, varillas, pasadores o tuercas. Si el controlador se ha suministrado sin brida de fijación, la rosca del controlador es de G 1 " 1/4 macho. Por lo que se puede fijar mediante 1 o 2 tuercas o roscándolo a un manguito soldado en el depósito de máximo 25 mm de largo. No se debe superar esta longitud, ya que con una medida superior existe el riesgo de que se introduzca material en la parte que queda libre de la rosca del manguito y se apelmace. Esto podría provocar un mal funcionamiento del controlador.

Una vez fijado el controlador y sujetando la hexagonal del racor con una llave de 50, se puede girar el cabezal hasta 360 o para orientar correctamente los prensaestopas.