Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Bombas Yunk, S.L. - Bombas autocebantes

Serie industrial

Bombas autocebantes: solucionan el trasiego de la más amplia gama de fluidos, con un caudal de 100 hasta 4.500 l/h

Foto de Bombas autocebantes

Las bombas autocebantes de la serie industrial solucionan eficaz y económicamente el trasiego de la más amplia gama de fluidos, con caudal de 100 hasta 4.500 l/h.

Se trata de bombas que tienen cuerpos fabricados íntegramente en acero inoxidable 316L o en latón, siendo equipadas con diversos tipos de motores eléctricos. Por su estudiado diseño constructivo solo tienen una pieza móvil, sin engranajes y sin contacto metal-metal, características que disminuyen notablemente su desgaste y garantizan un servicio continuado. No necesitan lubricación. Son versátiles y perfectamente adaptables, porque el cuerpo de la bomba puede girar 360°, lo que permite posicionar las bocas en función de la necesidad de instalación.

El cuerpo de la bomba es excéntrico respecto a la turbina, debido a la leva fija que lleva integrada. Debido a esta excentricidad el columen que se crea entre las palas de las turbinas cambia al girar ésta. Cuando las paletas pierden el contacto con la leva se origina una depresión que provoca la aspiración del fluido hacia el interior de la cámara. El fluido se traporta hacia la salida y las paletas vuelven a entrar en contacto con la leva, produciendo un incremento de presión que impulsa el líquido hacia el exterior.

Las bombas son autocebantes. El cebado es instantáneo (30 s). Pueden girar en cualquier ángulo y en ambos sentidos de rotación. Son bombas apropiadas para líquidos volátiles o viscosos. No se recomiendan para productos altamente abrasivos, en razón del desgaste de las partes metálicas. Soluciones ligeramente abrasivas o arenosas pueden ser trasegadas con normalidad.

Son bombas de una sola pieza, sin engranajes y sin válvulas. Robustas, compactas y silenciosas. De gran versatilidad. Sin mantenimiento: no necesitan ser lubrificadas. Son autocebantes, volumétricas y reversibles. Con capacidad de aspiración de hasta 3 m c.d.a. Presión de salida de hasta 3 bar. Y fácilmente transportables.

Entre sus principales aplicaciones destacan los ácidos, alcoholes, formol, agua destilada, agua de mar, vaselina, glicerina, fluidos asépticos, salmuera, aromas fertilizantes, jabones, gel, detergentes, cremas, perfumes, gelatina, tintes, gasoil, fuel ligero, aceites minerales, grasas líquidas, etc. Para la industria química, náutica, farmacéutica, cosmética, metalúrgica, tratamiento de agua, granjas, etc.

Como accesorios cuenta con inversor, variador de velocidad electrónico y carretilla transporte.