VI Fórum Europeo sobre Gestión de Recursos y Residuos

Europa busca nuevas ideas en política medioambiental

Marta Torres01/08/2002
"La política de reciclaje europea carece de imaginación". Con estas palabras pretendía despertar un poco a la dormida política comunitaria el representante del Institut Bruxellois para la gestión del medio ambiente, Jean Pierre Hannequart, durante el VI Fórum Europeo sobre Gestión de Recursos y Residuos, organizado a principios de junio en Valencia. Sin embargo, las ideas vinieron de la industria, que propuso ahondar en el proyecto de hacer responsable al fabricante de los productos que coloca en el mercado.
La sexta edición del Fórum Europeo sobre Gestión de Recursos y Residuos, organizado por el Instituto para la Sostenibilidad puso de manifiesto la necesidad de un cambio importante en la política europea de medio ambiente y en la actitud de las empresas y los consumidores. Sin embargo, más allá de un cierto consenso sobre la necesidad de fortalecer ciertas políticas, no se está avanzando mucho más en propuestas concretas, como dejó entrever esta crítica de Jean Pierre Hannequart, "La política de reciclaje europea carece de imaginación", dijo.

Las propuestas vinieron de la industria. Crear un registro nacional que haga responsable al productor es la idea que planteó el director de Asuntos Medioambientales de Gillete Europa, Hans Korfmacher, para así identificar la responsabilidad individual del fabricante. De este modo, el productor debe hacerse cargo de todos los productos creados y puestos en el mercado. Según Korfmacher, son los Estados quienes deben implantar estos registros e introducirlos en la legislación nacional. Estos registros se encuentran en fase de desarrollo en algunos países de la Unión Europea.

Cambio de actitud

La necesidad de un cambio de actitud vino avalada por el discurso de Otto Linher, representante de la Unidad A2 de Recursos Sostenibles de la Comisión Europea, que puso el dedo en la llaga al explicar que "de momento, no se logra disociar el crecimiento de las sociedades de la agresión al medio ambiente". Es por este motivo que las políticas tradicionales encaminadas a regular las emisiones, eliminar el uso de terminadas sustancias y prescribir tecnologías dañinas no han servido para frenar el cada vez mayor impacto sobre el medio.Y esto es así porque, siguiendo a Linher, "sólo un cambio profundo en el concepto de producto, en las formas de diseño y producción y en los hábitos de consumo evitarán el agotamiento de nuestros recursos".

La esperanza de la política europea de medio ambiente -y de buena parte de la industria- y uno de los lugares comunes donde parecen estar todos de acuerdo es la llamada política integrada de gestión (IPP en sus siglas inglesas). Esta política se apoya en un enfoque de análisis de ciclo de vida para reducir los impactos ambientales en cada una de las fases de la vida de un producto (diseño, fabricación, distribución, consumo y gestión de los residuos). Esta forma de gestión quiere influir sobre los patrones de producción y,mucho más importante, en los de consumo.

Para conseguirlo, la política integrada de producto se apoya sobre tres pilares, orientados a cambiar hábitos de consumo y de producción. Se trata de usar el mecanismo de los precios, desarrollar el diseño orientado al reciclaje y de un marketing que premie el comportamiento ecológico de los productos y por último, crear un nuevo estilo de demanda por parte del consumidor, ya que cualquier oferta de diseño ecológico sería inútil si el consumidor no compra estos productos.

Sin embargo, esta política integrada se lleva a la práctica a medias.Al menos, en opinión de Jean Pierre Hannequart (Institut Bruxellois), la aplicación de la política de reciclaje de la UE está muy lejos de ser proactiva, y no utiliza los instrumentos que tienen a su disposición las autoridades públicas.

Esto ocurre sobre todo con los instrumentos económicos. En opinión de Hannequart se requiere más imaginación para garantizar las iniciativas europeas de reciclaje y evitar las múltiples distorsiones de la competencia. Para ilustrarlo, el ponente puso como ejemplo que el alto coste de los vertederos es un estímulo importante para alentar el reciclaje. Sin embargo, los países miembros tienen libertad para introducir regímenes específicos de tasa y en muchos casos las han establecido más bajas. Según Hannequart, la Comisión no parece capaz de proponer un régimen uniforme de tasas.

Otro punto débil es la inexistencia de una política sobre el IVA que promueva los productos reciclados. La Comisión contempla esta posibilidad en relación a la ecoetiqueta pero, por ahora, solo funcionan iniciativas de ámbito nacional como las llevadas a cabo en Francia o Bélgica.

Confirmada la celebración en Mallorca del primer máster español en gestión de recursos y residuos

El primer máster en gestión de recursos, se celebrará en los primeros meses de 2003 en Mallorca. Gracias al interés de la Conselleria de Medio Ambiente de esta comunidad, se introducen en la formación académica la nueva concepción europea sobre gestión de recursos. Se abordarán temas específicos en materia de residuos, así como los marcos estratégicos y legislativos actuales que abordan la gestión de los residuos desde una perspectiva más amplia, abarcando la prevención como objetivo primordial y un uso eficaz de los recursos. Los instrumentos económicos para alcanzar los objetivos principales, también serán tratados en este máster. La Consellería de Medi Ambient, ha pedido al Instituto para la Sostenibilidad de los Recursos, con una larga trayectoria formativa en estos temas, el diseño del Master Internacional en Gestión de Recursos y Residuos.

Más compromiso

¿Y qué tiene que decir< la industria? Según lo que se dijo en el Fórum, la industria defiende el uso de la gestión del ciclo de vida como un mecanismo que permite atender las prioridades del desarrollo sostenible a la vez que el uso de los recursos y la gestión de los residuos. Sin embargo, faltan políticas prácticas.

En opinión de Kevin Bradley de la Unión para los Cartones de Bebida y el Medio Ambiente del Reino Unido (ACE), es necesario llegar a un compromiso político concreto que ayude a enfocar los esfuerzos de la industria y a definir de una vez el rol que ésta debe jugar en el marco de las políticas integradas de producto.

El Fórum cumple 5 años

Desde 1997, el European Waste Club (EWC) ha organizado el Fórum Europeo de Residuos, uno de los acontecimientos anuales más importante para todos aquellos vinculados al ámbito de la gestión de los residuos. En esta nueva edición recoge el testigo la evolución del EWC el Resources and Waste Chain Fórum (RWCF), plataforma que acoge a las principales asociaciones europeas.

El VI Foro Europeo que tuvo lugar durante la Presidencia Española de la Unión Europea, los días 6 y 7 de junio en la ciudad de Valencia estuvo organizado en el ámbito local por el Instituto para la Sostenibilidad de los Recursos - Club Español de los Residuos. Participaron en este foro más de 600 representantes de diversos países, regiones y ciudades tanto del sector público como del privado, del mundo académico y político, organizaciones no gubernamentales, y medios de comunicación.