Posicionamos su web SEO / SEM

Ferrovial construirá una desaladora en Marruecos por 60 millones de euros

24/05/2011

24 de mayo de 2011

La filial de plantas de tratamiento de agua del grupo Ferrovial, Cadagua, ha sido seleccionada por la sociedad marroquí Office Cherifién des Phosphates (OCP) para diseñar y construir por 60 millones de euros una desaladora de agua de mar cerca de la ciudad de Casablanca, informó recientemente la compañía.

Según un comunicado de Ferrovial, la nueva planta, que se ubicará en el complejo industrial de Jorf Lasfar, situado a 100 km. al sur de Casablanca, contará con una capacidad de tratamiento de 75.800 metros cúbicos para desalar agua marina por ósmosis inversa.

Además, este proyecto también contempla dos futuras ampliaciones previstas por la OCP, para obtener a medio plazo una producción final de 222.200 metros cúbicos diarios.

El contrato incluye el diseño, fabricación, suministro, construcción, montaje, pruebas y puesta en servicio de la desaladora, que incorporará dispositivos de recuperación de energía y sistemas de pre-tratamientos y ultra-filtración para mejorar la calidad del agua.

Para el director general de Cadagua, Antonio Casado, este contrato tiene “un carácter estratégico”, ya que constituye para la empresa “la primera referencia" en Marruecos y la tercera en el Norte de África, un área en la que ya está presente con los proyectos de dos plantas de desalación en Djerba y Zarzis (Túnez).

Añadió que con este proyecto "se refuerza” la apuesta por los mercados internacionales de Cadagua, que se ha adjudicado recientemente distintos contratos en Omán, Polonia, los Emiratos Árabes, Chipre e India.

La empresa, que ha construido más de 220 instalaciones y más de 140 plantas de tratamiento de aguas industriales, también tiene referencias en China, Arabia Saudí, Kuwait, Argelia, Chile, Venezuela, Portugal, Francia, Polonia y el Reino Unido.

Por su parte, la OCP es uno de los principales exportadores mundiales de fosfatos, cuenta con una plantilla de 18.000 empleados y en 2010 obtuvo una facturación de 4.500 millones de euros, lo que representa el 3,5% del PIB de Marruecos y algo más del 25% de las exportaciones de este país.