Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Se desarrolla un nuevo sensor que mide las cantidades de mercurio en el agua

26/04/2011

26 de abril de 2011

Unos investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) lograron desarrollar un nuevo sensor que facilita la medición del mercurio presente en el medio acuífero, sin tener que pasar por el laboratorio, debido a la posibilidad de hacer los análisis en el lugar. Este nuevo sistema desarrollado conjuntamente por investigadores españoles de Murcia y por alemanes de Regensburg, se publicará próximamente en la revista especializada ‘Chemical Communications’.

“Una de las mayores ventajas del dispositivo es su gran sensibilidad, mucho mayor de la que suele ser habitual en los dispositivos portátiles: permite detectar mercurio incluso a niveles picomolares, tres órdenes de magnitud por debajo del límite establecido por la Unión Europea (1 parte por billón)”, según lo expresado por el director de este estudio Jaime Veciana.

Está compuesto por un sensor óptico que funciona utilizando la técnica de resonancia por plasmón superficial, lo que permite medir las interacciones moleculares de la superficie. Los investigadores emplearon una molécula modificada que permite la formación de una capa de moléculas receptoras en una superficie de oro. Cada chip, es válido para ser utilizado en cuatro análisis, por lo que se logran rebajar los costos.

“Sólo por el hecho de su gran sensibilidad y la posibilidad de hacer análisis in situ, evitando el envío de muestras a laboratorios y los días de espera, se justifica la relevancia del desarrollo”, dijo Inmaculada Ratera, una de las investigadoras del CSIC.

La contaminación por mercurio se ha venido incrementando bastante en años recientes, debido en gran parte al aumento de la industria y a la alta volatilizad de este compuesto: “El mercurio está presente en pequeñas cantidades en la mayoría de combustibles y residuos industriales. Cuando éstos se queman, pasa con gran facilidad a la atmósfera y al llover, se acumula en acuíferos”, relató Ratera.

El mercurio, igualmente, es un potente neurotóxico, difícil de eliminar, por lo que todas las medidas se encaminan a reducir su presencia y a controlar sus niveles, “en este sentido, lo que acabamos de desarrollar ayudaría a facilitar los análisis”, concluyó Ratera.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Asociación Española de Desalación y ReutilizaciónInbound Cycle

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS