La actuación garantiza un suministro seguro y sin costes de un agua de salinidad más baja, ideal para el uso industrial

La industria petroquímica de Tarragona sustituirá agua potable por regenerada

Anna León28/01/2011

27 de enero de 2011

A finales de julio del año 2010, la Agència Catalana de l’Aigua (ACA), l’Associació Empresarial Química de Tarragona (AEQT) y Aguas Industriales de Tarragona (Aitasa) firmaron un convenio que hará posible el suministro de 6,8 hm3 anuales de agua regenerada a las empresas del Camp de Tarragona. El acuerdo establece que la Agència Catalana de l’Aigua, propietaria de las instalaciones de la depuradora de Vila-Seca, ceda la explotación de la planta de tratamiento terciario –aún en construcción– a Aitasa durante 25 años. Un convenio cuya base, según Jordi Molist, jefe del departamento de Planificación de Suministro de Agua de la Agència Catalana de l’Aigua, es la sustitución de agua potable por regenerada que incluso resulta más apta para aplicaciones industriales. Se prevé que tras unas primeras pruebas de funcionamiento, el suministro sea ya regular a finales de este año.
foto
La actuación incluye la construcción de la planta de tratamiento terciario que abastecerá de agua regenerada a toda la industria petroquímica tarraconense.

Dos actuaciones relacionadas entre sí harán posible el uso de 6,8 hm3 anuales de agua regenerada, de los que 5,8 hm3/año serán aprovechados por las empresas del Camp de Tarragona y 1 hm3/año para el establecimiento de caudales ambientales en el tramo final del río Gaià. “El hecho que las industrias de Tarragona se sirvan de agua regenerada implica un ahorro evaluado, en una primera fase, de 6,8hm3 anuales. Es decir, casi siete millones de m3 al año que, en su mayor parte, se liberan de agua potable procedente de la red de abastecimiento regional que es el Consorcio de Aguas de Tarragona. Por lo tanto, se trata de una liberación hídrica para usos domésticos de los ayuntamientos de la zona. Este sería el uso principal. Después, un hectómetro de estos siete se destinará al restablecimiento de los caudales de mantenimiento del río Gaià. En total, seis hectómetros para uso potable y uno más para uso ambiental”, especifica Jordi Molist, jefe del departamento de Planificación de Suministro de Agua de la Agència Catalana de l'Aigua. 

La sustitución de agua potable por reutilizada para aplicaciones industriales es la base de un acuerdo entre la Agència Catalana de l’Aigua ( ACA), l’Associació Empresarial Química de Tarragona (AEQT) y Aguas Industriales de Tarragona (Aitasa), suscrito el pasado 30 de julio. El acuerdo establece que la Agència Catalana de l’Aigua, propietaria de las instalaciones de la depuradora de Vila-Seca, ceda la explotación de la planta de tratamiento terciario –aún en construcción– a Aitasa durante 25 años. “El convenio tiene una base muy sencilla –argumenta Molist– y a partir de ahí una serie de ramificaciones que se han ido acoplando. La base es la sustitución. La industria renuncia a estos caudales del Consorcio de Aguas de Tarragona que tenía comprometidos y, a cambio, la Administración le cede esta planta de regeneración que produce un caudal equivalente. A partir de aquí se estudian los costes de explotación y se comprueba que para la industria el balance es neutro. Además, hay que tener en cuenta que existen beneficios tributarios para el uso de agua regenerada en Cataluña, en el canon del agua que cobra la Agència Catalana de l'Aigua. Así se equilibra el balance de modo que éste sea correcto para el tejido industrial y la Administración”.

“La industria renuncia a estos caudales de agua potable a cambio de regenerada. Se estudian los costes de explotación y se comprueba que el balance es neutro”

foto
La base del acuerdo es la sustitución de agua potable por regenerada para uso industrial, de forma que se garantice un suministro seguro que no afecte a las cuentas de explotación de las empresas.

Un suministro seguro de agua con salinidad baja, idónea para la industria

El proyecto incluye pues, las obras de construcción de una planta de tratamiento terciario –que podrá llegar a producir, en un principio, 18.911 m3/día– y de las conducciones que harán posible el uso de agua regenerada destinada a varias industrias del Camp de Tarragona. En opinión del jefe del Departamento de Planificación de Suministro de Agua de la Agència Catalana de l’Aigua, el proyecto se halla en una fase “muy adelantada”. “Ya se ha finalizado la obra civil y, prácticamente, se han colocado la mayor parte de los equipos y se lleva a cabo la fase de urbanización. En principio, la planta estaría finalizada durante este primer semestre y, posteriormente, se llevarían a cabo diversas pruebas de funcionamiento. La intención es que, antes de acabar el año, ya se pueda ofrecer un suministro de agua regular”. Según explica Molist, esta actuación es modular, de manera que se puede ampliar a medida que aumente la demanda hídrica de los ayuntamientos de Tarragona, beneficiarios de esta actuación. En una primera fase, se obtendrían 10 hm3 hasta el año 2015, para después ampliar el caudal hasta los 20 hm3, lo que implicaría también obra civil.

La planta se construye sobre unos terrenos situados entre las instalaciones de tratamiento de aguas residuales y compostaje de Vila-Seca y Salou, en los términos de Tarragona y Vila-Seca (Cataluña), y aprovechará las aguas ya tratadas  previamente en las depuradoras de Tarragona y de Vila-Seca y Salou. Esta planta de tratamiento terciario, financiada por la Agència Catalana de l’Aigua, los fondos de cohesión europeos –en un 85%–  y el Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino, cuenta con un presupuesto de adjudicación de más de 27,6 millones de euros. Además, se instalarán 17 kilómetros de colectores con sus correspondientes sistemas de bombeo de agua (divididos en dos tramos) y en la construcción de un nuevo depósito, ubicado en la Pobla de Mafumet (el Tarragonès, Cataluña). El primero, supone una inversión de 6 millones de euros y permitirá conducir el agua desde la planta de regeneración hasta los depósitos situados en el barrio de Bonavista de Tarragona. El segundo tramo, con un coste de 8,5 millones de euros, hará posible el abastecimiento del polígono Norte desde el nuevo depósito que se construye en el término municipal de la Pobla de Mafumet. “El objetivo de estas conducciones es el de conducir el agua regenerada a los polígonos petroquímicos norte y sur de Tarragona (el primero, el más alejado a la planta y en el que se construye este depósito final de tubería en la Pobla de Mafumet; y el segundo, el más cercano)”, explica Molist. Así, tal y como asegura a Interempresas, se abarca toda la industria petroquímica tarraconense que precisa de un abastecimiento garantizado, a prueba de posibles sequías, cortes de suministro o posible competencia con usos urbanos, que según la Ley de Aguas serían prioritarios. “Con este proyecto se sustituye un caudal de agua potable por otro de regenerada que, desde el punto de vista industrial es igual, e incluso mejor, en muchos parámetros importantes para la industria. Por ejemplo, la salinidad es muy inferior a la del agua del Ebro que reciben ahora y la materia orgánica, prácticamente inexistente, apta para cualquier fase del proceso industrial”. Las obras de construcción de la planta junto con las conducciones cuentan con un presupuesto de casi 42 millones de euros, financiados en un 85% por los Fondos de Cohesión de la Unión Europea.

foto
El proyecto se halla en un estado muy avanzado y tras las pruebas pertinentes garantizará el suministro regular antes de que finalice el año.
¿Cómo se obtiene el agua regenerada?

El agua regenerada se consigue mediante la aplicación de una serie de tratamientos adicionales a una depuradora convencional (a menudo conocidos como tratamientos terciarios) y que generan una calidad hídrica suficiente y apta para diversos usos. Por ejemplo, riego agrícola y de campos de golf, aplicaciones industriales, recarga de acuíferos, entre otros. En este caso, el empleo de agua regenerada hará posible disponer de más recursos hídricos y reducir el consumo de agua potable. “Se trata de encontrar el agua mejor adaptada para cada uso. La regenerada no se destina a usos domésticos porque está prohibido por la Ley de Aguas, pero la reutilización directa de un agua de depuradora sí es óptima para uso industrial”, aclara el responsable del Departamento de Planificación de Suministro de Agua de la Agència Catalana de l’Aigua.

Por su parte, el anterior conseller de Medi Ambient i Habitatge, Francesc Baltasar, el director de la Agència Catalana de l’Aigua, Manuel Hernández, y el director CI Tarragona de Repsol Petróleo, Joan Pedrerol Gallego, firmaron un convenio que establece los caudales ambientales del tramo bajo del río Gaià. “Es un acuerdo paralelo a la reutilización, similar y por lo tanto, complementario. Y es la manera en que se libera este hectómetro cúbico para la compensación del río Gaià. El convenio establece cuáles son las maneras en que se liberarán las cotas del embalse a partir de las cuáles será obligatorio liberar este caudal de mantenimiento. Y establece la manera en que se realizará el balance económico de esta operación que sí podría dar pie, en algún momento, a desequilibrios económicos. Por lo tanto, este convenio trata estos dos aspectos: el equilibrio económico y la manera técnica en que se libera este hectómetro cúbico”, detalla Molist, quien considera a este proyecto de reutilización como “pionero”, por lo que respecta al caudal de agua a obtener, las exigencias de tratamiento y el número de industrias destinatarias, en comparación con experiencias de menor calibre en Andalucía y Madrid. Asimismo, a la espera de los resultados de esta operación se podrían llevar a cabo otras actuaciones en otros puntos de la Comunidad Autónoma. “Siempre que se busque ese interés general que supone la renuncia, por parte de la industria, de una fuente previamente contratada a cambio de un caudal de agua regenerada de gran garantía, desde una visión hidrológica”, puntualiza. La reutilización es uno de los ejes de la política del agua del gobierno catalán y se prevé alcanzar los 190 hm3/año de agua regenerada a medio plazo, lo que supondría el 27% del caudal anual tratado en las depuradoras.

Empresas o entidades relacionadas

Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Smagua 2017SIGA IFEMA

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS