La bahía de Vizcaya es estudiada por diversos organismos para controlar vertidos urbanos e industriales al litoral

21/12/2010

21 de diciiembre de 2010

Diversas organizaciones privadas, estatales y universitarias se han unido en una jornada divulgativa del proyecto de investigación Vertitox organizada el pasado 13 de diciembre en el Palacio Euskalduna de Bilbao, para dar a conocer lo concerniente al desarrollo de procedimientos estandarizados para el control operativo de los vertidos urbanos e industriales al litoral.

Estos procedimientos han sido basados fundamentalmente en la incorporación de metodologías innovadoras en el diseño de controles operativos que puedan diseñarse e implementarse en los futuros planes hidrológicos a manera de evaluación de efectos biológicos de los vertidos que suponen un riesgo para el estado ecológico de las aguas litorales.

El compendio de organismos privados y públicos que aglutinan a Vertitox está compuesto principalmente por la empresa Fulcrum y por grupos de investigación como el Grupo de Emisario Submarinos e Hidráulica Ambiental de Cantabria, entre otras.

Dicha jornada se dividió por la mañana en la exposición de resultados relevantes y por la tarde en la celebración de una mesa redonda con la participación de especialistas de la talla de las doctoras Amaia Orbea y Miren Cajaraville de la Facultad de Ciencia y Tecnología. Por su parte, ‘Biología Celular en Toxicología Ambiental’ desarrolló las líneas de investigación de evaluación de la salud de los ecosistemas, toxicogenómica ambiental, carcinogénesis química, disrupción endocrina y toxicidad de nanopartículas.

Para el desarrollo del proyecto se han establecido como escenarios de trabajo emplazamientos afectados por vertidos urbanos a costa (Virgen del Mar en Santander y Peñarrubia en Gijón) o estuario (‘Edar’ de Galindo en Sestao), vertidos industriales (la metalurgia Ferroatlántica y la papelera Sniace en Cantabria) y vertidos portuarios (puerto deportivo de Arriluze, puerto de mercancías de Pasajes y vertido mixto del Puerto de Santander).

Para realizar los ensayos de exposición se transplantaron a las zonas de estudio mejillones como organismos centinelas y se estudiaron indicadores del estado ecológico en los mismos emplazamientos. Posterioremente se ha analizado una bateria de biomarcadores en los mejillones y se han realizado bioensayos de toxicidad del sedimento de las mismas áreas utilizando cultivos primarios de células de mejillón o líneas celulares de peces y se analizaron conjuntamente la sensibilidad, especificidad e idoneidad de las diferentes técnicas ensayadas. Además, se ha desarrollado una herramienta informática para el modelado de los vertidos y la definición de las zonas de mezcla y se han realizado análisis químicos de mejillones, del agua y del sedimento.

Como observadores del proyecto actuaron el Gobierno Vasco, el Gobierno de Cantabria y el Gobierno del Principado de Asturias, a través de sus correspondientes agencias o departamentos de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, así como el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia (Cabb), Medio Ambiente, Agua, Residuos y Energía de Cantabria (Mare), y el Consorcio para el Abastecimiento de Agua y Saneamiento en el Principado de Asturias (Cadasa).

foto
Importante grupo de estudio mixto que busca disminuir la cantidad de vertidos en la bahía de Vizcaya.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Smagua 2017SIGA IFEMA

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS