Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
La 19ª edición del Salón del Agua y el Riego cerró sus puertas con la visita de más de 35.000 visitantes procedentes de 51 países

Smagua se posiciona como la apuesta innovadora y tecnológica del sector hídrico internacional

Redacción Interempresas18/03/2010

18 de marzo de 2010

El Salón Internacional del Agua y del Riego –Smagua–, considerado como uno de los acontecimientos feriales más importantes para la industria del agua y principal encuentro europeo con la tecnología más puntera, cerró su edición de 2010 el pasado 5 de marzo con un alto grado de satisfacción entre sus participantes. Por los pabellones de Feria Zaragoza pasaron 35.629 visitantes, de los cuales 1.781 eran extranjeros, procedentes de más de una cincuentena de países. Se mantuvo de esta forma el nivel de profesionales asistentes en la pasada edición, destacando asimismo la gran profesionalización de los visitantes, fruto de la necesidad de optimizar los recursos empresariales.

A lo largo de los cuatro días que duró la feria, los pabellones de Feria de Zaragoza se constituyeron en el mejor foro para potenciar el sector del agua y el medio ambiente. En el recinto ferial se dieron cita las empresas más punteras e innovadoras a nivel internacional. Al final fueron 1.554 firmas expositoras procedentes de 38 países de los cinco continentes las que mostraron en la capital aragonesa un alto grado de perfeccionamiento y apuesta por la tecnología, con la presencia de 47 novedades en todos los sectores que albergaba el salón.

Los pabellones de Feria de Zaragoza se constituyeron en el mejor foro para potenciar el sector del agua y el medio ambiente

Además de la faceta ferial, el salón ha servido de marco para la celebración de multitud de actos, conferencias y sesiones técnicas de gran nivel tecnológico en los que se abordaron asuntos como la reutilización de aguas en el entorno doméstico e industrial, el control de calidad, la gestión de depuración y fangos, el ahorro del recurso hídrico, o los retos futuros de la desalación. En definitiva, un amplio abanico de la realidad hídrica global abordada desde distintas visiones interdisciplinares, que contó con la colaboración de las principales asociaciones y colectivos del sector.

foto
La inauguración de Smagua 2010 corrió en esta ocasión a cargo del presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, quien se interesó por los diferentes proyectos empresariales.

Otro elemento que confirma la importancia de Smagua para la dinamización del comercio exterior fue la visita de más de 100 delegaciones extranjeras, para lo que se contó con la colaboración de Fluidex –Asociación Española de Exportadores de Equipos para Manipulación de Fluidos–, y Amec –Asociación Española de Medio Ambiente–. Entre estas acciones, destacan los encuentros bilaterales ‘be2ween’ promovidos por la CREA. En el programa, celebrado los días 2 y 3 de marzo, participaron 130 empresas de catorce países con el objetivo de buscar negocios y alianzas de cooperación.

foto
A lo largo de los cuatro días, las instalaciones Smagua acogió a más de 35.000 visitantes.

La desalación como futuro

‘Los retos futuros de la desalación’ fue el tema central de la última de las jornadas técnicas celebradas en el marco de Smagua. En el marco de este debate, los expertos defendieron la construcción de plantas desaladoras como solución estructural a la sequía y como proceso que servirá de herramienta “tanto en el presente como en el futuro”.

Javier Carrillo, subdirector comercial de ITT W&WW, y Alberto Letona, director comercial de Cadagua, ahondaron en los aspectos tecnológicos y las diversas alternativas relacionadas con la etapa de pretratamiento en plantas desaladoras y usos terciarios, así como su aplicación en casos reales.

En esta línea, el director comercial de Cadagua incidió en la importancia de llevar a cabo procesos desalinizadores mediante la ultrafiltración con membrana. Se trata, según expuso, de un nuevo método con el que lograr una mayor calidad de agua desalada. “Este mecanismo alcanza más calidad en el agua tratada que en el sistema convencional, lo que supone menos paradas del proceso, menos tiempos de limpieza y una reducción sustancial de los costes”, explicó Alberto Letona.

A su juicio, se debe tratar de combinar la desinfección y los filtros de cartuchos para conseguir “una mayor barrera de seguridad” y un mayor rigor de calidad. Como conclusiones, el responsable de Cadagua apuntó que el comportamiento de una planta desaladora depende del origen de la captación y del buen diseño del pretratamiento. Como elemento de futuro cercano para este nuevo tratamiento sugirió la necesidad de unificar la experiencia con la contención del precio.

La última de las jornadas técnicas se centró en los retos futuros de la desalación

Posteriormente, Marta Verde, de la dirección de financiación estructuradas de Inima, participó en la mesa para hablar sobre la estructura financiera en concesiones de desalación. Verde afirmó que “el proceso no finaliza una vez que hayamos instalado una planta, sino que debemos de continuar ofreciendo flujos y buscando resultados”. La experta destacó que para que la implantación de plantas y desaladoras consigan ser efectivas “debemos ser, además de sostenibles, financieramente rentables”. Para Marta Verde, la rentabilidad de una planta sólo se obtiene si “somos capaces de conexionar una adecuada financiación de un proyecto con una buena estructuración técnica”.

foto
Las jornadas técnicas fueron una vez más parte fundamental del programa de Smagua.

Empresas o entidades relacionadas

FIMA - Feria de Zaragoza