Un estudio del CSIC incrementa la resistencia de las plantas a la sequía

11/11/2009

11 de noviembre de 2009

Un grupo de investigadores, del Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas, centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad Politécnica de Valencia, ha explicado la estructura tridimensional (atómica) del receptor PYR1, de la hormona ácido abscísico (Aba). El descubrimiento impulsará el desarrollo de moléculas sintéticas que reduzca el efecto de la fitohormona Aba, de uso limitado en agricultura. El trabajo representa un paso adelante para identificar estas moléculas en el ámbito de la resistencia a la sequía. Así lo ha confirmado el investigador del CSIC, Pedro Rodríguez Egea: “Estos resultados permitirán en un futuro plantear abordajes fitosanitarios, mediante el diseño de moléculas sintéticas que activen el receptor para que la planta responda al estrés hídrico y puedan ser aplicadas mediante pulverización ante situaciones de sequía”.

En proyectos anteriores, el grupo encabezado por el investigador del CSIC había participado en el descubrimiento de los receptores de la fitohormona Aba (14 miembros de una familia génica). En este estudio se ha trabajado con uno de los miembros de dicha familia, el receptor PYR1, del que se ha resuelto su estructura atómica.