El legado intelectual de la Expo Zaragoza 2008, a disposición del Consejo Mundial del Agua

20/10/2009

20 de octubre de 2009

Con motivo de la asamblea general del Consejo Mundial del Agua, el consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, ha hecho referencia al legado intelectual de la Expo de Zaragoza 2008. Boné ha destacado la importancia de los debates y las conclusiones de la Tribuna del Agua, que ha puesto a disposición de los miembros del Consejo para lograr una difusión internacional de los temas abordados. La quinta asamblea general, en la que ha participado el consejero, ha tratado asuntos como la reforma de los estatutos, la aprobación de las cuentas y las normas de funcionamiento, así como las directrices del plan de trabajo para los próximos tres años. Durante el encuentro, Boné ha destacado la importancia de las regiones en la planificación de las grandes políticas medioambientales porque son las administraciones más cercanas al ciudadano quienes aplican de manera práctica estas políticas. Boné ha insistido en que se oigan las peticiones de las regiones y para ello ha propuesto también al Foro Mundial establecer relaciones entre este organismo y la Red Encore (Conferencia de Regiones Europeas sobre Medio Ambiente) de la que el consejero es copresidente, y que aglutina a más de cien regiones europeas.

El Centro Internacional del Agua y el Medio Ambiente (Ciama-La Alfranca), del departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, es una de las sedes del legado intelectual de la Tribuna del Agua. Así se estableció en el protocolo firmado entre el Gobierno de Aragón, el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino y Expo Zaragoza Empresarial. Con este acuerdo, se pretendía dar a conocer todo el trabajo realizado en la Tribuna del Agua durante la muestra internacional, que convocó a los mayores expertos mundiales en la gestión del agua.

Desde este  año, Aragón ya es miembro de pleno derecho del Consejo Mundial del Agua que reúne a más de 500 organizaciones internacionales de más de 60 países. El consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, también representa a las tierras aragonesas en este organismo, cuya misión es la de influir en que las políticas de gestión del agua sean eficientes  y sostenibles.