Posicionamos su web SEO / SEM

Fluidra aporta tecnología a la desaladora de Marbella, una de las más grandes de España

18/09/2009

18 de septiembre de 2009

Desde inicios de año, Fluidra, experto en el desarrollo de aplicaciones para el uso sostenible del agua, trabaja, a través de su filial Astramatic, en la remineralización de la desaladora de Marbella. Esta desaladora, en marcha desde hace cuatro años, es una de las de mayor tamaño de España. En cuanto a capacidad, dispone de ocho líneas  de producción y produce unos 56.000 m3 diarios, unos 2.400 por hora. Con el aporte de agua de esta instalación, casi 20 hectómetros cúbicos diarios, junto con los proyectos futuros de gestión hídrica en la zona se asegura el suministro a la Costa del Sol y el desarrollo sostenible del sector turístico, de vital importancia para la economía andaluza.


foto
Vista exterior de la desaladora de Marbella, en la que trabaja Astramatic, filial de Fluidra.

Durante el proceso de desalación, la planta de Marbella utiliza membranas de osmosis inversa de bajo pH (aproximadamente un 5,5). Además estas membranas son pobres en calcio y presentan baja alcalinidad, con lo que se obtiene un agua desequilibrada. Hasta el momento, y para obtener un agua apta para el consumo humano se mezclaba la cantidad de líquido osmotizado con un cierto porcentaje de agua potable del embalse de agua salobre. Este proceso representaba un inconveniente en periodos de sequía. En cambio, Astramatic propone la remineralización como alternativa técnica para conseguir una correcta potabilización. Con este sistema, se consigue un agua equilibrada que cumple con la Reglamentación Técnico-Sanitaria para el abastecimiento y control de la calidad de las aguas potables de consumo público.

foto
Detalle de las instalaciones de la desaladora marbellí.

La remineralización se complementa con un sistema de pos-cloración que permite volver a clorar el agua para cumplir la normativa sanitaria, en cuanto a presencia de cloro residual. Durante el proceso de desalación del agua de mar se reduce   totalmente sus posibles niveles de cloro, mediante la dosificación de bisulfito sódico, para evitar que sus propiedades oxidantes dañen las membranas del sistema. Astramatic aporta para este proceso de pos-cloración las siguientes unidades:  depósitos de almacenamiento, bombas dosificadoras de caudal regulable de materiales para resistir el líquido impulsado; una válvula de seguridad;  una tubería de PVC para la inyección de hipoclorito sódico y selección del caudal a dosificar desde el panel de control.