APPA y Greenpeace proponen su anteproyecto de Ley de Renovables para trasponer la nueva Directiva Europea

25/06/2009

25 de junio de 2009

Con motivo de la entrada en vigor, el 25 de junio, de la nueva Directiva 2009/28/CE relativa al fomento del uso de energía procedente de fuentes renovables, Greenpeace y APPA proponen al Gobierno que utilice su proposición de Ley de Renovables, presentada por estas dos organizaciones, para dar cumplimiento a la obligación de trasponer la Directiva a la legislación española.
La nueva directiva, aprobada por el Consejo y el Parlamento europeos el pasado mes de abril y publicada en el Diario Oficial de la Unión Europea el pasado 5 de junio, establece por primera vez un objetivo mínimo obligatorio que puede ser cumplido con todas las fuentes de energías renovables. En el caso de España, el objetivo obligatorio para 2020 es alcanzar al menos el 20% del consumo de energía final con fuentes de energías renovables y el 10% en el transporte.
Greenpeace y APPA consideran que España puede y debe asumir un liderazgo europeo y mundial en el desarrollo de las energías renovables, por lo que en su propuesta incluyen objetivos más ambiciosos para nuestro país, de forma que las renovables alcancen en 2020 al menos un 30% del total de la energía final consumida y al menos un 50% de la electricidad. Greenpeace y APPA presentaron el pasado 20 de mayo su anteproyecto de Ley de Energías Renovables en el que se aúna la visión del movimiento ecologista con el de la patronal de las energías limpias para facilitar la elaboración de la nueva Ley prometida por el Gobierno. Ambas asociaciones piden al Gobierno español que actúe con urgencia en la tramitación y publicación de una Ley de Renovables, que trasponga a la legislación española la normativa europea en materia de renovables.