Posicionamos su web SEO / SEM

Una membrana tolerante al cloro permite acelerar la desalación del agua del mar

09/02/2009

9 de febrero de 2009

Uno de los procesos más comunes de desalación del agua de mar es la ósmosis inversa, que consiste en el filtrado del agua con una membrana de poliamida. Con todo, cuando se desinfecta el agua por cloración el cloro no sólo elimina los microorganismos del agua sino que además, destruye la membrana. Hay que tener en cuenta que la cloración previa es imprescindible, para evitar el crecimiento de algas y microorganismos que obstruirían la membrana. Así pues, es necesario eliminar el cloro antes de filtrar el agua para que no dañe la membrana, y volverlo a añadir después del filtrado. La consecuencia obvia es un proceso de desalación más lento y más costoso.

La nueva membrana en cambio, es de un material polisulfonado más resistente al cloro. Las polisulfonas ya se habían utilizado con anterioridad en la desalación del agua, pero se generaban problemas de flujo. Investigadores de la Universidad de Texas (EE UU) y de la Universidad de Ulsan (Corea del Sur), en un esfuerzo conjunto, han solucionado el problema cambiando la estructura de los polímeros. Las mejoras introducidas permiten eliminar diversas etapas en el proceso de desalación, lo que redunda en una mayor rapidez y menores costes, además de un considerable ahorro energético y la disminución de gases de efecto invernadero. El objetivo principal, con todo, es suministrar agua potable a los mil millones de personas en todo el mundo que, se calcula, aún no tienen acceso a ella.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Smagua 2017SIGA IFEMA

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS