Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
Recuperan residuo postconsumo, agrícola e industrial

Plàstics Cubells invierte para reciclar

Ibon Linacisoro01/12/2008
Plàstics Cubells, situada en la localidad de Cubells (Lleida) es una empresa cuya especialidad es el reciclaje. Tras las inversiones realizadas se ha configurado como una de esas empresas muy bien preparadas para la función que centra su actividad. Hablamos con Carlos Ros, Director de Planta, quien nos explica los detalles de su funcionamiento.
foto

El material que llega a Plàstics Cubells proviene de plantas de selección, de gestores de residuos, directamente de empresas, etc.”Somos una empresa joven -señala Carlos Ros- con ganas de hacer las cosas bien siendo muy respetuosos con los temas medioambientales y aportando nuestra contribución en todo lo referente al mundo del reciclaje”.

En relación con esto están las inversiones realizadas: “Nos gustaría remarcar que la inversión que hemos realizado nos coloca como una de las plantas de recuperación de plástico más modernas de Cataluña y una de las más grandes en cuanto a capacidad de almacenaje y transformación. Somos una de las 19 homologadas por Ecoembes en toda España."

El material que más se recicla en esta planta es el PEAD, PEBD y PP, aunque también tratan plásticos técnicos. Recuperan tres tipos de residuos principalmente: el residuo de postconsumo que proviene del contenedor amarillo (envases) gestionado por Ecoembes, el residuo agrícola (tubería de riego por goteo, desagüe, etc.) y finalmente el de tipo industrial (automoción), de donde proviene el polipropileno.

Tras el almacenaje del residuo, que se recibe en forma de balas prensadas o en 'big-bags' de 1.000 kg, se pone en la tolva dosificadora. De aquí pasa a la cinta de selección donde un operario procede a una pequeña selección del material eliminando el tipo de residuo que no corresponde. Posteriormente el material se traslada a un molino triturador de gran volumen mediante una cinta transportadora, luego a una balsa de lavado y densado, de aquí a una centrifuga que elimina la etiqueta de papel y de nuevo vuelve a una segunda balsa, de donde se traslada a dos centrifugas que dejan el material seco para proceder a su extrusionado y filtrado. Este último paso no es más que una transformación del plástico al estado liquido por medio de temperatura, que proporciona una granza resultante homogénea y uniforme.

Con respecto a los receptores del material reciclado, el responsable de planta de Plàstics Cubells explica que lo venden a fabricantes, principalmente de tubería, lámina para construcción, cajas de fruta, contenedores, macetas y envases, así como a inyectadores.

El formato en que se suministran los materiales reciclados es diverso. “Disponemos de una amplia gama de granzas en un único formato, aunque de varios tipos - dice Carlos Ros-. Basándonos en el índice de fluidez, densidad y color, suministramos a los diferentes tipos de clientes dependiendo de las necesidades que exija el producto que ellos fabrican. Intentamos ajustar al máximo posible la exigencia de nuestro cliente dentro de los parámetros acordados. Obtenemos así una garantía de calidad y de cantidad.

A la pregunta de si el reciclado de plásticos es una actividad muy condicionada por asuntos Carlos Ros responde que “en este sector, igual que en todos, deben hacerse las cosas bien. Las empresas deben ser respetuosas con el medio ambiente. Si las empresas cumplen con esto, a priori no se ven condicionadas”. En este sentido, afirma que en los últimos tiempos no ha habido ninguna modificación en la Ley que afecta a su empresa “aunque las leyes son cada día más exigentes obligándonos a todos a hacer las cosas correctamente”.

foto

Presente y futuro del reciclado

En Plàstics Cubells piensan que, cada vez más, la gente en general y las empresas están más sensibilizadas con el hecho de que si se aprovecha el desperdicio no se contamina tanto. “A su vez, todos nos podemos beneficiar. Esto hace que las empresas, los particulares o las instituciones como Ecoembes necesiten plantas como la nuestra a quien poder enviar los productos que gestionan. En cuanto a la cantidad de recicladores con relación al volumen de trabajo, está bastante proporcionada, ya que a medida que se gestiona mejor el residuo también se crean más plantas. Aunque creo que hay un largo camino a recorrer en los próximos años.”

Con todos los datos económicos anunciando tiempos duros, parece también interesante la perspectiva de una empresa recicladota. Al respecto, Carlos Ros, señala que “siempre que se habla de temas económicos afecta a todos.

El plástico es un derivado del petróleo y aunque las fluctuaciones del precio del petróleo no se trasladan inmediatamente en la misma proporción al precio de la granza, se termina recogiendo en gran medida a largo plazo, con unas compras y unas ventas más o menos regulares. Quizá en este momento se debe hacer un trabajo comercial más intenso, ya que algunos fabricantes de diferentes sectores, como el de la construcción, no tienen tantos pedidos.”

foto

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

SIGA IFEMASmagua 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS