Los científicos hace tiempo que son capaces de producir combustible a partir de la madera pero no se había encontrado hasta ahora una manera de procesarla efectivamente

Biocombustible a partir de virutas de madera

Redacción Interempresas17/10/2008

17 de octubre de 2008

Según un informe detallado de la versión electrónica de la revista Energía y Combustibles, investigadores norteamericanos han desarrollado un nuevo biocombustible a partir de virutas de madera, que puede mezclarse con el gasoil corriente para ser usado en coches convencionales.
"Esperamos que con esta técnica se reduzca drásticamente el precio de la producción de combustible a partir de biomasa", añadió Tom Adams, un investigador de la Universidad de Georgia.

Los científicos hace tiempo que son capaces de producir combustible a partir de la madera, pero no se había encontrado hasta ahora una manera de procesarla efectivamente y barata para los vehículos convencionales.

Los investigadores de la Universidad de Georgia han desarrollado un nuevo proceso químico, que esperan patentar en un futuro próximo, que con un bajo coste procesa el gasoil para poder ser usado en motores diésel convencionales o mezclado con gasoil o biodiésel.

foto
Los investigadores de la Universidad de Georgia han desarrollado un nuevo proceso químico con un bajo coste que procesa el gasoil para poder ser usado en motores diésel convencionales o mezclado con gasoil o biodiésel

El proceso

Las virutas de madera, de unos 6 milímetros de diámetro y unos 15 mm de largo, se calientan en una cámara sin oxígeno y a altas temperaturas, en un proceso denominado pirólisis. Más de un tercio de la madera se vuelve carbón, mientras que el resto se convierte en gas. La mayor parte de este gas, se condensa formando un bio- aceite que puede ser tratado químicamente. Cuando se completa el proceso, un 34 por ciento de dicho bio-aceite puede ser usado en motores como biocombustible.

Los investigadores están llevando a cabo más estudios para poder derivar todavía más combustible de la madera.

Adams señaló que el nuevo biodiésel ofrece beneficios medioambientales porque consiste mayoritariamente en carbón neutral, lo que no supone un gran incremento de las emisiones de dióxido de carbono, siempre y cuando se replanten árboles en las zonas donde se han talado para la producción de biodiésel.

Aunque el nuevo biocombustible ha dado resultados positivos, deberán llevarse a cabo más pruebas para estudiar su impacto en los motores a largo plazo, sus emisiones y la mejor manera de transportarlo y almacenarlo.

"Pasará todavía algún tiempo antes de que este biodiésel este al alcance de todos" añadió Adams.

foto