Reciclado de PET en el más alto nivel

Krones realiza la primera instalación de reciclado en ciclo cerrado de botella a botella

Redacción PU15/06/2002

ENVASES DE PET

En Alemania ha quedado cerrado el ciclo para las botellas PET no retornables y retornables que han sido rechazadas. Con la puesta en marcha de la nueva instalación de reciclaje de la empresa Cleanaway Plastic Recycling GmbH de Rostock (Alemania) oficialmente inaugurada a finales de febrero del 2002 es posible procesar anualmente 15.000 toneladas de botellas PET transformándolas en material reciclado apto para aplicaciones alimentarias, permitiendo de esta forma la reutilización del material para nuevos envases PET. Como contratista general Krones AG de Neutraubling (Alemania) instala el proceso completo según el procedimiento patentado URRC.
foto
El gráfico muestra la vista total de la línea de reciclado de PET puesta en marcha en Rostock (Alemania). Allí se produce material apto para la utilización con alimentos a partir de botellas de bebidas PET usadas.
Krones fundamenta su concepto de reciclaje del material PET en los procedimientos más adecuados para la industria productora de bebidas. Se trata de un procedimiento de reciclaje estadounidense denominado URRC que cumple con las exigencias de la industria alimenticia. Con este procedimiento es posible elaborar a partir de botellas PET, un material reciclado de alta calidad que puede ser utilizado de nuevo en la producción de botellas para bebidas. Krones suministra como proveedor general todo el paquete de servicios para la planificación y la realización de una instalación de reciclado de una sola mano. Entre estos servicios cuenta la planificación completa de la instalación, de todos sus componentes y de un mando completo del proceso para un desarrollo plenamente automático del procedimiento. El organismo de control estadounidense FDA verificó este proceso y autorizó el material reciclado con él, para un nuevo contacto con alimentos.

"Cepillado químico" para la superficie

por el aspecto técnico como ecológico al combinar con éxito el reciclado mecánico habitual con el químico. Como "cepillo químico" se utiliza la sosa cáustica que limpia las superficies de las botellas PET quitando con ello todas las suciedades adherentes. Con este procedimiento es posible trabajar casi todo tipo de material de entrada. Por ello el reciclado de PET según el procedimiento URRC no está vinculado a ningún sistema de retorno de envases. La forma de suministro y el grado de suciedad juegan un papel subordinado. El procedimiento está pensado para el reciclaje de botellas no retornables y retornables que ya no sirven para la producción y de botellas de bebidas procedentes de sistemas de dos vías de reciclaje en botellas retornables.

Ventaja de precios para la industria de bebidas

El material reciclado con el proceso URRC puede ser utilizado con una mezcla directa (direct blend) en la producción de nuevas preformas. Aparte de las características mecánicas hay que destacar sobre todo un contenido muy bajo de acetaldehído y un factor muy reducido de amarillento, puntos decisivos para una reutilización en la industria de alimentos y de bebidas. Este material reciclado más barato entre un 20 a un 30 por ciento en comparación con el material nuevo, cumple con las más altas exigencias en lo referente a pureza y calidad. Este proceso permite poner a disposición de la industria de bebidas el material PET también en su forma reciclada. Siguiendo la idea fundamental de un ciclo cerrado, el embotellador puede aprovechar de nuevo el material de alta calidad de su propia producción.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Smagua 2017SIGA IFEMA

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS