Posicionamos su web SEO / SEM
La Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón celebró su asamblea anual el pasado 22 de marzo

La producción y el consumo de papel y su recogida para el reciclaje se incrementan en 2006

Redacción QU27/04/2007
La producción de papel en España ascendió a 6.353.300 toneladas en 2006, superando la barrera histórica de los seis millones de toneladas, según datos hechos públicos por Aspapel (Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón) con ocasión de su asamblea anual. Esta cifras suponen un incremento de la producción del 11,5 por ciento, mientras la media de la UE crecía en torno al 3,9 por ciento. El pasado año se recogieron y reciclaron en España 4.637.700 toneladas de papel y cartón, lo que supone un crecimiento del 7 por ciento, gracias al esfuerzo colectivo de los ciudadanos, las administraciones públicas y la propia industria papelera.
El comportamiento del sector en los distintos países de la Unión Europea, según datos provisionales, fue muy diverso: desde crecimientos de la producción importantes, aunque por debajo del español, en Bélgica (7,2 por ciento) y Austria (5,6 por ciento) hasta significativos descensos como en Francia (-2 por ciento) y Noruega (-6,1 por ciento). En el caso español, el fuerte crecimiento se debe a la puesta en marcha de inversiones en nuevas instalaciones, fundamentalmente en subsectores como papel prensa, papeles para cartón ondulado y papeles higiénicos y sanitarios. Los mayores crecimientos de la producción corresponden efectivamente a papeles para cartón ondulado (15,1 por ciento), papel prensa e impresión y escritura (14,8 por ciento) y papeles higiénicos y sanitarios (12,3 por ciento).

La incertidumbre de los mercados energéticos

Frente a esta tendencia expansiva del sector, la persistencia de la incógnita sobre la evolución de los mercados energéticos sigue siendo una de las mayores preocupaciones del sector, ya que condiciona fuertemente la rentabilidad de las empresas que lo componen. La compra de energía ante la desaparición de las tarifas industriales, el nuevo marco legal y económico de la cogeneración y los retos y oportunidades que plantea la biomasa para el sector, son elementos que definirán el futuro del sector y su capacidad de competir en los mercados internacionales.

El sector papelero es una industria fuertemente cogeneradora, que se ha visto muy afectada por el catastrófico balance de este sistema en 2006, y que reclama un marco legal estable y propicio que permita el desarrollo de un sistema de generación considerado como uno de los más eficientes y medioambientalmente más correcto. En este sentido el sector espera que el Real Decreto que prepara el ejecutivo venga a dar la vuelta a una catastrófica situación que ha llevado a una caída del 20 por ciento en la energía vertida a la red por la cogeneración en 2006.

Asimismo, el sector de celulosa y papel es el productor más importante de energías renovables a partir de biomasa: representa el 50 por ciento de la energía renovable de biomasa en España. El borrador de RD no recoge una remuneración que permita el desarrollo de la energía procedente de la madera. Esta energía derivada de la lignina es la más barata de todas las energías de biomasa y, por ello, la primera que debería interesar potenciar. Sin embargo, la remuneración propuesta es menor que la actual (-24 por ciento), no cubre ni los costes, y dejaría con rentabilidades negativas las instalaciones existentes. Esto supondría una clara discriminación con el tratamiento dado a los residuos agrícolas. El sector está a la espera de que desde el Ministerio se establezca la remuneración adecuada, imprescindible para el desarrollo de la energía procedente de la lignina. De no ser así peligrarían muchas de las inversiones previstas para la cogeneración a partir de biomasa en el sector papelero.

foto

Tu papel es importante

La industria papelera española, que está desarrollando el ambicioso proyecto de promoción de la recogida de papel usado Tu papel es importante (www.tupapelesimportante.com), con el que ya colaboran más de 50 de Ayuntamientos de toda España, ratifica su compromiso de reciclar todo el papel usado que se recupere y anima a los ciudadanos a batir nuevos récords.

Los 4,6 millones de toneladas de papel usado recuperados suponen un ahorro de superficie en vertedero equivalente a más de 45 grandes estadios de fútbol llenos hasta arriba. El papel es el material que más se recicla en España: ya recuperamos y reciclamos el 60 por ciento del papel que consumimos. El crecimiento de la recuperación de papel en los últimos ha sido muy importante, pasando de 1,4 millones de toneladas en 1986 a 2,1 millones de toneladas en 1996 hasta llegar a los actuales 4,6 millones de toneladas

El papel usado se recupera para su reciclaje a través de la recogida industrial, y la recogida municipal. La recogida industrial es la que se lleva a cabo en empresas, editoriales e imprentas y grandes superficies comerciales. La recogida municipal se realiza a través de los contenedores azules para el papel de los hogares, a través de la recogida “puerta a puerta” de los pequeños comercios, y a través de las recogidas en oficinas, en colegios, en edificios de organismos e instituciones públicas.

La complejidad del proceso por el que pasa el papel usado, desde que el recuperador lo recoge hasta su entrada en la planta papelera como materia prima, es poco conocido. El papel usado se clasifica en más de 50 calidades diferentes, adecuadas para la fabricación de muy diferentes tipos de papeles nuevos. La industria de la recuperación recoge el papel usado y lo acondiciona a través de procesos altamente mecanizados de limpieza, clasificación y empaquetado. A continuación el papel usado vuelve a las fábricas papeleras para convertirse en papel nuevo, para reciclarse.

Cuatro leyendas de papel

La sesión abierta que tuvo lugar después de la asamblea anual de Aspapel dedicada a la imagen del papel y el sector papelero, con el título 4 Leyendas de Papel, reunió en Madrid a unas 250 personalidades, representantes de las empresas del sector de la celulosa y el papel, impresores, editores, fabricantes de embalajes de cartón y cartoncillo, clientes, proveedores, administraciones públicas, sindicatos, ONG, universidades, centros docentes y de investigación, medios de comunicación...

El acto integró vídeos sobre el tema y testimonios grabados de un amplio abanico de representantes que analizaron a fondo la imagen del papel, rompiendo ideas preconcebidas:

  • Frente a las asociación que en ocasiones se realiza entre la deforestación y la producción y consumo de papel las plantaciones donde se cultiva la madera con la que se fabrica el papel, que incrementan la superficie arbolada y son eficientes sumideros de CO2 (en España gracias a la actividad papelera existen y se mantienen 400.000 hectáreas, el 2 por ciento de la superficie arbolada total- de bosques de pino y eucalipto que fijan al año 7,5 millones de toneladas de CO2, el 2 por ciento de las emisiones totales que produce el país).
  • Frente a las incertidumbres y reticencias sobre el reciclaje que todavía tiene la ciudadanía, la garantía de la industria papelera española, líder en reciclaje en la UE de que todo el papel que se recupera en España se recicla.
  • Frente a la supuesta obsolescencia de una industria a la que algunos acusan de ser fuertemente contaminante e incluso depredadora del medio ambiente, la revolución tecnológica y ambiental del sector, que cuenta con algunas de las más modernas fábricas de Europa y ha conseguido unos niveles de ecoeficiencia en cuanto a ahorro de agua y energía y reducción de la contaminación, que la sitúan a la vanguardía del sector en la UE.
  • Frente a los vaticinios sobre la desaparición del papel desplazado por las nuevas tecnologías, la versatilidad y el continuo desarrollo de nuevos usos de un material omnipresente en nuestras vidas y que por sus características medioambientales está llamado a ser el material del futuro en una sociedad cada vez más comprometida con el desarrollo sostenible.

Empresas o entidades relacionadas

Asociación nacional de fabricantes de Pasta, Papel y Cartón