Proceso Actiflo para el tratamiento en línea de las aguas de tormenta

20/02/2014

20 de febrero de 2014

foto
Instalación Actiflo.

La prevención de la contaminación debida a las aguas de tormentas es actualmente un reto al que hay que hacer frente. Una de las formas habituales de paliar el efecto negativo de estas aguas contaminadas ha sido tradicionalmente el empleo de tanques de capaces de amortiguar tan alta variación de caudal en períodos húmedos. Como solución complementaria a la construcción de tanques de tormenta, Veolia Water Solutions & Technologies propone el ya conocido proceso de decantación lastrada con microarena Actiflo. Gracias a sus características de operación y rendimiento, Actiflo es una solución para el tratamiento en línea (o en exceso) de las aguas de tormentas, permitiendo reducir – e incluso eliminar - el tamaño de estos tanques de almacenamiento.

Con una velocidad de decantación entre 90-120 m/h y una rapidez de puesta en marcha inferior a 15 minutos, Actiflo tan sólo requiere el empleo un área total de tan sólo 0,03 m2 por m3/h de afluente tratado, reduciendo costes de obra civil ya que requiere reducido espacio de implantación. Además, la calidad del efluente tratada es de excelente calidad, consiguiendo una tasa de eliminación de hasta un 95% de sólidos en suspensión y hasta un 85% de la DQO. La robustez y fiabilidad del proceso Actiflo es otra de las principales ventajas para su empleo como tratamiento de agua de tormentas, ya que permite hacer frente a las fuertes variaciones de calidad y cantidad del agua de tormenta. Actiflo se adapta rápidamente a estas fluctuaciones y garantiza la calidad de vertido del efluente tratado. Además Actiflo puede ser empleado como tratamiento de agua de tormentas en tiempo húmedo y como tratamiento primario o terciario en tiempo seco, amortizando su inversión gracias a su aplicación dual.