Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Lamborghini - (Same Deutz-Fahr Ibérica, S.A.) (SDF) - Tractores (81 a 130 CV)

Lamborghini R3 TB

Tractores: aptos para trabajos en invernaderos, olivares, plantaciones de cítricos, cultivos asociados y en campo abierto

Foto de Tractores
Bajos, prácticos, eficientes y bien estructurados: estos son los rasgos distintivos que hacen que los Lamborghini R3 TB resulten aptos para trabajos en invernaderos, olivares, plantaciones de cítricos, cultivos asociados y en campo abierto. Estos modelos son ideales para gestionar de manera óptima las labores en las que la altura del tractor debe ser necesariamente limitada y hacer frente así a problemas de espacio y optimización del trabajo. Propuestos en 2 versiones (GS y LS) con motorizaciones, dotaciones, equipamientos y acabados personalizables.

Diseño: el diseño exclusivo y el color blanco de la carrocería hacen que los tractores R3 TB resulten claramente reconocibles como componentes de la familia Lamborghini y les confieren una inconfundible elegancia.

Motor: los motores SDF serie 1000 de 4 cilindros de 4000 cc son propulsores ideales para esta gama de tractores: sólidos y briosos, poseen óptimas características de elasticidad y de par elevado gracias a un sistema de inyección de alta presión. El intercooler, al refrigerar el aire de la turbina, confiere al motor mayor potencia a una temperatura inferior de trabajo y reduce las emisiones. Las innovaciones tecnológicas representadas por el ventilador viscoestático y la regulación electrónica del motor son capaces de mantener un elevado rendimiento. Para las largas jornadas de trabajo, la autonomía de los tractores R3 TB se garantiza mediante un amplio depósito de combustible (85 l), situado dentro de la estructura en una zona que evita cualquier riesgo de contacto con ramas y sarmientos de la plantación.

Transmisión: una transmisión sencillamente perfecta. Los Lamborghini R3 TB, gracias a las transmisiones mecánica o con Hi-lo con inversor mecánico o hidráulico, permitirán una experiencia de conducción aún más eficiente. Existen cuatro soluciones posibles para la transmisión: un cambio mecánico 10 AD+10 AT (20+20 con superreductora) o 20+20 Hi-Lo (40+40 Hi-Lo con superreductora). Por último, para hacer que los transportes y los desplazamientos por carretera resulten rápidos y sencillos, la velocidad máxima de los R3 TB es de 40 km/h, obviamente contando con la máxima seguridad activa del sistema de frenado, con 4 frenos de disco en baño de aceite en las 4 ruedas. La toma de fuerza de los tractores R3 TB está dotada de embrague multidisco en baño de aceite, velocidades 540 / 540E / 1000 / 1000E rpm y TDF sincronizada independiente.

Sistema hidráulico: sumamente práctico, el sistema hidráulico es capaz de adaptar el flujo a través de un sistema de centro abierto, con una bomba de 56 l/min que ofrece el caudal y la rapidez de respuesta necesarios para trabajar incluso con aperos que requieren altos caudales de aceite. Los distribuidores hidráulicos traseros de 4-6 vías están dotados de recipiente para la recogida del aceite. Para controlar los aperos con rapidez y precisión, dispone de un robusto elevador trasero con control mecánico capaz de elevar hasta 3.600 kg y 4.500 kg con cilindros hidráulicos suplementarios. Para satisfacer la máxima adherencia y las máximas prestaciones en cualquier condición operativa, la robusta tracción delantera y los diferenciales se acoplan con cómodos mandos electrohidráulicos.

Cabina: el puesto de conducción de los tractores R3 TB resulta racional y ergonómico: gracias seguramente a la amplia plataforma de conducción, suspendida sobre silentblocks, que aísla al conductor de ruidos y vibraciones. Los pedales suspendidos y el volante regulable garantizan un lugar de trabajo “limpio” y una posición de conducción correcta. El tablero, gracias a los instrumentos bien visibles, ofrece al conductor toda la información necesaria para controlar el tractor, de manera sencilla e inmediata. La posibilidad de montar neumáticos traseros de 24”, 28” y ahora incluso de 30” permite variar, en función de las necesidades, la altura a los guardabarros manteniendo el centro de masas bajo y una amplia distancia libre al suelo.