Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

CNH Maquinaria Spain, S.A. - New Holland (Div. Agrícola) - Sistemas de guiado para maquinaria

New Holland SmartSteer

Sistemas de autoguiado para hileras: con brazos sensores que indican a las hileras de maíz

Foto de Sistemas de autoguiado para hileras
El sistema SmartSteer utiliza un haz de láser capaz de detectar la parte cosechada de la que está sin cosechar, trabaja a la perfección en condiciones de poca visibilidad e incluso noche.

En combinación con los paquetes PLM de New Holland, el maquilero mejorará la productividad de la cosecha.

El sistema SmartSteer registra la diferencia entre el tiempo que tarda el haz de láser en reflejarse en el rastrojo y en el producto que todavía no se ha cortado. Usando esta información, consigue detectar la línea exacta donde se encuentra el producto sin cortar y envía las señales correspondientes al sistema de dirección, de forma que el borde interno del cabezal de la cosechadora se guíe con precisión y fiabilidad a lo largo de la hilera de producto sin cortar. El sistema de guiado SmartSteer aprovecha la anchura del cabezal al máximo.

Comparando la diferencia de altura entre el rastrojo y el producto sin cortar, el sistema toma el control y guía la cosechadora de forma que el cabezal trabaje lleno se llene en cada pasada.

En los modelos CX8000 y CR, el operador puede hacer que el escáner láser detecte el borde del cultivo por el lado derecho o el lado izquierdo del cabezal, ajustándolo cómodamente desde la cabina.

En los modelos CX5000 y CX6000, la detección sólo se puede realizar por el lado izquierdo del cabezal. El sistema SmartSteer está instalado en la propia cosechadora, por lo que no depende del tipo de cabezal que se monte.

Para cabezales de maíz:

Un sencillo sistema mecánico asegura que la cosechadora y la picadora de forraje sigan las hileras de de trabajo. La recolección no resulta tan difícil cuando se usan cabezales amplios y velocidades de trabajo altas o cuando se cosecha en condiciones de baja visibilidad. Este sistema, no sólo aumenta la productividad, sino que además el operador se cansa menos, por lo que se mantiene en plenas facultades durante las largas jornadas de cosecha.

Sistema de guiado basada en sensores:

Al colocarse delante de la hilera, unos brazos con sensores de contacto miden continuamente la deformación de los palpadores de plástico e indican la posición de la punta del cabezal con respecto a las hileras de maíz. Basándose en esta información, el sistema electrónico de la cosechadora controla la válvula de la dirección y mantiene la cosechadora en su trayectoria mientras cosecha cualquier tipo de maíz.