Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
“Existe un gran número de máquinas que no están preparadas para trabajar en condiciones de seguridad”

Entrevista a Rubén Abajo, director de Producto de John Deere Ibérica

David Pozo19/05/2011
España es uno de los países con mayor siniestralidad en el campo, hecho que viene principalmente dado por disponer de un parque de maquinaria viejo y obsoleto, que no cumple con las normas de seguridad que muchas de las directivas europeas exigen. Hemos analizado con Rubén Abajo, director de Producto de John Deere Ibérica, uno de los mayores fabricantes y distribuidores de maquinaria agrícola a nivel mundial, en qué punto se encuentra actualmente el nivel de seguridad de nuestra maquinaria y si la formación de nuestros operarios al volante de la misma es la correcta.
foto
Rubén Abajo, director de Producto de John Deere Ibérica.

En tractores pequeños se ha trabajado mucho en asegurar la estabilidad de la máquina. ¿Qué elementos o características especiales necesita este tipo de tractores que no son necesarios en tractores de alta potencia y de gran tamaño?

A día de hoy se han unificado bastante los criterios, no existiendo bajo mi punto de vista una diferenciación excesiva entre tractores de un tamaño u otro, o entre una potencia u otra. Las directivas en materia de seguridad se aplican ya a cualquier vehículo denominado como tractor.

Para mejorar la estabilidad el fabricante que diseñe el tractor ha de hacerlo situando el centro de gravedad lo más bajo posible, para que haya un reparto de pesos adecuado, y además procurando que las anchuras entre ejes sean lo más amplias posibles. Aunque la anchura también sea un elemento limitador en cuanto a las necesidades de los agricultores, ya que en muchos tractores no puedes salir de unos mínimos establecidos. Aparte de estos dos factores las diferencias entre tractores grandes y alta potencia, o pequeños y de baja potencia son mínimos, ya que ambos comparten elementos de seguridad de protección de la cabina, bastidores, asientos homologados, elementos de sujeción como los cinturones, sistemas antiproyección –en el caso de cabinas–, etc.

El vuelco sigue siendo el principal motivo de los accidentes mortales en nuestro campo. Según los últimos datos, tan solo 1 de las 240 muertes reconocidas oficialmente ha sido con un tractor moderno con una estructura protegida. ¿Eso significa que nuestro parque de maquinaria sigue siendo viejo y obsoleto?

Yo iría más allá, y no me quedaría en si es obsoleta o no, sino en que realmente existe un gran número de unidades que no están preparadas para trabajar en condiciones de seguridad. Y esto coincide lógicamente en gran medida con la edad de los tractores, porque las restricciones que se aplican en medidas de seguridad en máquinas fabricadas en estos últimos años, no son para nada las mismas que se aplicaban a tractores hace 20 o 25 años. Por lo tanto, aparte de que tengamos un parque obsoleto, que yo considero que sí lo es, de lo que carecemos es de medidas de seguridad en gran parte de ese parque de maquinaria.

“El agricultor español conoce las máquinas con las que trabaja, pero no presta la misma atención en materia de seguridad”

¿El agricultor español es, en general, un agricultor poco formado en el uso de la maquinaria con la que trabaja?

El agricultor español en general conoce las máquinas con las que trabaja y sabe cómo utilizarlas, pero probablemente no preste la misma atención en materia de seguridad. Quizás no se le da suficiente información, aunque por parte de los fabricantes sí estamos obligados a abarcar aquellas zonas del tractor en las cuales el agricultor corre un cierto riesgo por movimientos de componentes, temperaturas, etc. Pero de alguna forma no se le acaba de transmitir la sensación del riesgo que corre cuando maneja maquinaria de estas características, olvidando en parte que está trabajando con máquinas de gran tonelaje y elementos cortantes. Sería bueno que por parte nuestra como fabricantes, y también desde otras instancias, no dejáramos de recordarlo.

De hecho, John Deere en sus demostraciones, cuando invitamos a nuestros clientes para que prueben los tractores, les damos un impreso que hacemos que firmen, para que sean conscientes que estas máquinas lleva un riesgo el hecho de manejarlas. Es una campaña que denominamos ‘Viva con seguridad’. De hecho, nuestra intención es recordarnos y recordarles que estamos manejando máquinas peligrosas.

foto

¿Qué pueden hacer los grandes fabricantes como ustedes para mejorar esa formación en materia de seguridad?

Deberíamos partir primero de la concienciación para pasar después a la formación. Si no hay un proceso de concienciación previo en el cual sintamos realmente la necesidad de ese conocimiento por el que vamos a asumir un riesgo, al resto no le vamos a prestar atención. En el sector de la automoción sí se está haciendo bien, porque se está concienciando al usuario de los peligros que conlleva utilizar un automóvil. Nosotros como fabricantes/usuarios podemos y debemos dar ese primer paso, y para ello tenemos muchos medios, desde utilizar un pequeño apartado en los catálogos que repartimos a los clientes a las propias páginas web. Lo hacemos ya de alguna forma en el manual del operador hasta en las entregas que se hacen al cliente, pero quizás se debería reforzar previamente ese mensaje de alguna forma.

¿El hecho de que la mayoría de accidentes se produzcan en personas mayores de 65 años, es significativo?

En este sentido creo que existe una relación más directa en cuanto a la edad del propietario y el tipo de maquinaria a la que puede aspirar o la que no tiene necesidad de renovar. Existe una correlación directa entre la edad y la inversión que el agricultor puede hacer en una máquina. Entiendo que un agricultor de edad avanzada tiene, en términos generales, una capacidad productiva y económica menor, y por lo tanto no tiene ese potencial para acondicionar la máquina de la que dispone actualmente hacia los términos de seguridad necesarios o bien renovarla por completo.

"Existe una correlación directa entre la edad y la inversión que el agricultor hace en una máquina"

¿En qué aspectos de la seguridad de la maquinaria está trabajandoJohn Deere en estos últimos años?

John Deere Ibérica vive la seguridad a diario. No solamente somos distribuidores de maquinaria agrícola, sino también fabricamos componentes aquí mismo en nuestro centro de Getafe (Madrid). En cuanto a fábrica, en todas las líneas de montaje, existen normativas muy estrictas y se potencia incluso con premios el hecho que los trabajadores encuentren un fallo y aporten soluciones.

Desde el punto de vista de distribución, a nivel comercial somos fieles seguidores en materia de seguridad, porque para nosotros todas las directivas que nos marca la ley son de obligatorio cumplimiento. Cuando salió la normativa en 2008 que obligaba al uso de cinturones de seguridad en los tractores y máquinas agrícolas, variamos todas las configuraciones para adaptarlas y ponerlas como equipamiento básico aquí en España.

¿Qué diferencias se detectan en materias de seguridad respecto a otros países de la UE o EE UU? ¿La legislación española es lo suficientemente avanzada o estricta para que directamente no se pueda trabajar con maquinaria que no está en condiciones óptimas?

Claramente no. De alguna forma, la evidencia la tenemos en esa cifra de muertes que tenemos cada año. Lo que sí veo es que aunque las leyes sean europeas, después su ejecución a nivel local en España no es tan restrictiva como puede ser en otros países. Y a fin de cuentas no acabamos de reaccionar hasta que no hay un componente legal detrás que nos pueda afectar directamente al bolsillo. Bajo mi punto de vista se debería trabajar más en que las leyes que se aprueben al final acaben siendo cumplidas por el usuario, y se persiga de igual forma que se hace con un tractor que circula a una velocidad inadecuada en una carretera o con una máquina que no tenga los papeles en regla para circular. En definitiva, debería ser un aspecto más entre los cuales la ley se aplicara a nivel de usuario.

En cuanto a la comparación con el resto de países europeos, sobre todo centroeuropeos, en que John Deere cuenta también con centros de producción, la diferencia radica en que la capacidad económica del agricultor es mayor, y por lo tanto puede renovar antes su parque de maquinaria e invertir en máquinas que ya cumplen con todas las normativas.

Aparte de seguridad propiamente dicha, los fabricantes también trabajan cada vez más en la comodidad del operario que se pasa muchas hora al volante de su máquina. ¿Qué elementos son los que más se han desarrollado y que permiten una mayor ergonomía y una menor fatiga durante el periodo de trabajo?

Afortunadamente hemos desarrollado bastantes elementos en un periodo corto de tiempo para lo que es la evolución de la mecanización. Hemos pasado de un operario que prácticamente estaba sufriendo a la hora de trabajar, a un agricultor que puede estar fresco y disfrutar de una larga jornada de trabajo. De hecho es uno de los principales puntos fuertes de nuestras máquinas, ya que el hecho de que el trabajador pueda rendir más, da más valor a la máquina. Por ejemplo, en el asiento del operario se han desarrollado diferentes niveles de amortiguación para que el operario esté más cómodo y a la vez pueda ser más productivo y haga la máquina también más productiva. Entre estos elementos también incluimos sistemas de suspensión, desde los más básicos a nivel mecánico con suspensiones hidráulicas o neumáticas, e incluso la posibilidad de tener un asiento activo, como nosotros, que mide las cargas que produce el cuerpo en su movimiento y las trata de contrarrestar en tiempo real.

Pero no sólo es la comodidad del cuerpo, sino también del resto de funciones a utilizar por el operario. Se trabaja en la reducción de los ruidos, pasando las pruebas de homologación pertinentes para que no superen el umbral de decibelios permitidos; en el campo de visión del operario, tratando que el conductor no tenga que esforzarse tanto; haciendo los mecanismos cada vez más electrónicos, de forma que el operario no haya de corregir su postura en el puesto de conducción para múltiples tareas; etc.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

Teyme

Atomizadores arrastrados

Teyme

ENLACES DESTACADOS

Asociación Nacional de Maquinaria Agropecuaria, Forestal y de Espacios VerdesFórum Smart AgroSant Miquel - Eurofruit (Fira de Lleida)Universidad de Sevilla - Área Ingeniería Agroforestal

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS