Posicionamos su web SEO / SEM
Aplastamientos, atrapamientos, arrollamientos, golpes y caídas, los accidentes más comunes

Riesgos comunes del tractor y de la maquinaria agrícola

Carmen Jarén, Universidad Pública de Navarra17/12/2008

17 de diciembre de 2008

El desarrollo técnico del sector agrario ha sido notable desde principios del siglo pasado, y de manera muy especial, en la evolución de la maquinaria para el trabajo agrícola. Esto ha supuesto un incremento espectacular en la productividad agraria. Como contrapunto, ha provocado la aparición de nuevos riesgos laborales, hasta entonces ajenos al campo. Los riesgos genéricos del sector agrario están asociados en gran medida al parque de maquinaria y al tractor. No se trata de riesgos concretos de cada máquina, sino los que son comunes y compartidos entre todas ellas.

Clasificación de riesgos comunes del tractor y la maquinaria agrícola

1. Aplastamiento                                                 12. Proyecciones de objetos

2. Atrapamiento                                                  13. Proyección de fluidos

3. Arrollamiento                                                  14. Incendios

4. Arrastre                                                         15. Contactos térmicos

5. Atropellos y autoatropellos                                16. Contactos eléctricos

6. Golpes con objetos                                          17. Vibraciones

7. Sobreesfuerzos                                               18. Ruidos

8. Caídas al mismo nivel                                      19. Exp. a temp. extremas

9. Caídas a distinto nivel                                      20. Exp. a sust. nocivas

10. Caídas de objetos                                         21. Accidentes de tráfico

11. Cortes con objetos

Aplastamiento

El aplastamiento se suele producir por el vuelco del tractor o de una máquina agrícola, siendo el primero el más habitual por ser la máquina autopropulsada más numerosa en nuestro sector. En todo el proceso de vuelco intervienen diferentes elementos y es la interacción del conjunto la que determina que el vuelco se desencadene. Pese a tratarse de un conjunto, el análisis de accidentes indica que en cada situación hay uno más relevante que otros si bien los factores los podemos asociar sobre todo al tipo de tractor, a los aperos y al tajo.

Las consecuencias del aplastamiento por vuelco de un tractor sin cabina de seguridad homologada suele ser la muerte del tractorista o lesiones muy graves. La mejor manera de protegerse es con el uso conjunto de estructura y cinturón de seguridad. Todos los tractores nuevos de más de 800 kilos deben disponer de estructura de seguridad homologada. Tan peligrosos como los tractores sin cabina o bastidor, son aquellos que poseen una para la protección de la intemperie, cuyas características estructurales son totalmente insuficientes para proteger al conductor en caso de vuelco. Es preciso instalar un modelo homologado de cabina o bastidor.

foto
Hoy en día este tipo de tractores ya no están homologados, ya que no disponen de los elementos de protección para asegurar la vida del operario en caso de accidente.Foto: John Boyer.

Atrapamiento

El atrapamiento se puede producir entre el tractor y/o el apero en el proceso de enganche y acoplamiento del apero, por el tractor o la máquina contra un elemento rígido, en general, las paredes de naves y almacenes o en aquellas partes de las máquinas en las que dos o más piezas entran en contacto, estando al menos una de ellas en movimiento. El accidente más habitual es el atrapamiento de las extremidades superiores (mano y brazo) en el engranaje. Las actuaciones que con mayor frecuencia generan este tipo de accidentes son:

1) Cuando existen partes móviles sin proteger.

2) Cuando se procede a efectuar acciones de regulación o al accionamiento de mecanismos próximos a las áreas sin protección.

3) Es frecuente que se produzcan accidentes asociados a resbalones y caídas involuntarias sobre dichas partes sin protección, que provocan roces y atrapamientos.

4) Otro procedimiento habitual causante de accidentes es efectuar labores de reparación y mantenimiento sobre mecanismos en movimiento.

Las consecuencias suelen ser la amputación de la parte atrapada, heridas graves e incluso la muerte.

Arrollamiento

Los puntos en que se puede producir un arrollamiento son aquellos elementos mecánicos que giran en torno a un eje. El accidente habitual está asociado al enganche previo de algún elemento de la vestimenta del operario. Un caso particular de arrollamiento especialmente dramático es el asociado al pelo largo. Las situaciones asociadas son las siguientes:

1) Siempre que existe un órgano girando se puede provocar este tipo de accidente.

2) Los ejes deteriorados por el uso, con la pintura picada, oxidados y sucios incrementan en gran medida el riesgo.

3) Son peligrosos los extremos de los ejes que sobresalen de la máquina, o los que carecen de protección.

4) Y los elementos de accionamiento que por diseño deben desarrollar labores de giro, como los molinetes de la cosechadora.

Los ejes deben estar siempre debidamente protegidos.

Los accidentes por arrastre suelen suceder cuando la máquina está en funcionamiento y la persona que lo sufre está en una zona en la cuál jamás debiera hacer acto de presencia

Arrastre

Se definen como puntos de arrastres aquellas partes de la maquinaria agrícola que por la función que desarrollan están diseñadas para trasladar el producto hacia otras partes internas de la máquina. En este tipo de accidente, suele suceder que la máquina está en funcionamiento y la persona que lo sufre está en una zona en que jamás debiera hacer acto de presencia. Un elemento asociado a este tipo de accidentes es la creencia que el no detener la maquinaria va a simplificar o facilitar la resolución del problema. Algunas situaciones típicas de riesgo son:

1) Embozado del molinete de las cosechadoras.

2) Introducción de elementos extraños en el 'pick-up' de la empacadora.

3) Manipulación del mecanismo de atado de una empacadora sin detenerla.

4) Atascos en tolvas de recepción de molinos, cosechadoras, etc.

5) Alimentación manual de cosechadoras.

6) Retirada de elementos de una máquina antes de que ésta finalice su ciclo de trabajo.

Atropellos y autoatropellos

El tractor también puede provocar accidentes a terceras personas. El principal riesgo a tener en consideración es el atropello. En los casos en que el tractor atropella a su propio conductor se habla de autoatropello. Está asociado siempre a paradas y estacionamientos defectuosos (sin freno de estacionamiento, o con el motor en marcha). Ocurre casi siempre cuando el tractorista está solo y surge algún imprevisto. Existe constancia de casos de autoatropello en que el tractor se puso en movimiento y la persona se puso delante para intentar detenerlo, siendo arrollado.

Golpes con objetos

La complejidad de las máquinas actuales hace que tengan muchos salientes y componentes en su entorno con los cuáles puede golpearse el trabajador. Las principales consecuencias de los golpes suelen ser magulladuras, heridas y contusiones. Dos casos muy frecuentes de golpes son aquellos que se producen en las máquinas en puntos con inercia o con energía acumulada. Se considera como punto con inercia a todo aquel elemento que tras su desconexión sigue en movimiento durante un determinado periodo de tiempo. Los más conocidos son los volantes de inercia. Son elementos de riesgo, dado que continúan en movimiento cuando el resto de elementos móviles se ha detenido, incluso en ocasiones con desfases superiores a los tres minutos. Como cualquier elemento en movimiento, puede golpear o atrapar al trabajador con el agravante de que, al presuponer el operario que la totalidad de los accionamientos se han detenido, le pillan totalmente desprevenidos. Las herramientas agrícolas en que los elementos de inercia son parte fundamental son: segadoras-desgranadoras, ensiladoras, segadoras giratorias, empacadoras, y desbrozadoras. Existen dos situaciones en que los elementos de inercia son especialmente peligrosos: las interrupciones súbitas en el trabajo y las comprobaciones sobre máquina parada. En cuanto a los puntos con energía a acumular, dichos elementos carecen de riesgo en condiciones normales de trabajo. Uno de los puntos que puede golpear al operario son los muelles, que pueden trabajar tanto a tracción como a compresión y permiten la regulación de los sistemas de trabajo, dado que absorben las variaciones bruscas de energía. Sus riesgos derivan de dos factores: ruptura accidental y manipulación en labores de reparación y mantenimiento.

Cortes con objetos

Los cortes se producen con las aristas de corte y áreas de cizallamiento de las máquinas. Al hablar de las situaciones de riesgo asociadas a este tipo de accidentes es preciso distinguir entre tres grandes grupos:

1) Elementos construidos para efectuar una acción cortante. Ej.: barra de corte de una prepodadora.

2) Herramientas manuales filosas con finalidad cortante: dotadas de motor (motosierra, taladro, desbrozadora manual, etc.) o sin él (hacha, tijeras de podar, etc.).

3) Elementos no diseñados para efectuar labores de corte pero que debido a su energía cinética pueden generar acciones combinadas de atrapamiento, trituración y cizallamiento.

Las consecuencias van desde los cortes leves hasta la muerte del accidentado en los casos en que son seccionadas arterias o venas principales.

Otros accidentes habituales

Tal y como reza la clasificación son muchos más los riesgos que un agricultor corre durante la utilización del tractor o de la máquina. El operario siempre está expuesto a ser golpeado con objetos, cuyas principales consecuencias suelen ser magulladuras, heridas y contusiones. También se pueden producir caídas, tanto al mismo como a distinto nivel. Se trata de accidentes frecuentes y sencillos de evitar. Se suele producir sobre superficies de los lugares habituales de trabajo, y a la hora de subir y bajar del tractor o de otras máquinas.

Durante los trabajos se puede producir la proyección de partículas, fragmentos y objetos. Son elementos que salen proyectados a elevada velocidad por contacto con una parte en movimiento. En general, son máquinas provistas de elementos rotatorios girando a gran velocidad que al ponerse en contacto con elementos externos pueden generar un accidente, como por ejemplo en segadoras rotativas, desbrozadoras, trituradoras, picadoras, etc.

En los últimos tiempos han aumentado los accidentes de tráfico en que se ven involucrados tractores agrícolas

La proyección de fluidos a presión, vibraciones (calmantes, irritantes o dañinas), el propio ruido, los contactos térmicos y eléctricos, incendios y la exposición a temperaturas extremas o a sustancias nocivas son otros peligros que acechan al agricultor. Finalmente en los últimos tiempos han aumentado los accidentes de tráfico en que se ven involucrados tractores agrícolas. Aunque es justo destacar que la responsabilidad suele recaer sobre otros vehículos involucrados, y derivan, en gran medida, del exceso de velocidad.

foto
Los accidentes propios del agricultor en sus labores suelen ser habituales, como esta caída en un canal seco.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Figan 2017- Fima Ganadera - 13ª Feria internacional para la producción animal 28 - 31 de marzo Zaragoza (España)Tecnovid 10º Salón internacional de técnicas y equipos para viticultura 14-17/ 02/2017 ZaragozaAgroexpo Feria Internacional del 25 al 28 de enero de 2017- Don Benito BadajozSima - Salón mundial de proveedores de agricultura y ganadería 26 febrero - 2 marzo 2017 - París Nord Vllepinte - Francia- Solicite su pase visitante14 Symposium Nacional de Sanidad Vegetal - 25-26 y 27 de Enero, Sevilla 2017Jornadas Interempresas - Transfiriendo conocimiento - Próximos eventosCimag abanca gandAgro 26-28 enero 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS