Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Conviven y contrastan las zonas que demandan la modernización de sus equipos con otras que reclaman iniciar el proceso de mecanización

La región Asia-Pacífico viaja a dos velocidades

Ángel Pérez - Qingdao (China)10/12/2019

Mecanización y modernización de la agricultura en áreas rurales. El lema de la feria CIAME 2019 (Qingdao, China, 30 de octubre-1 de noviembre) no puede ser más claro y refleja lo que se vive actualmente en el sector agrario de la región Asia-Pacífico. Conviven dos procesos que se trata de enlazar, pero que no hacen otra cosa que demostrar las dos velocidades de un viaje sin retorno.

foto

CIAME 2019 se celebró en el recinto ferial de Qingdao.

Por segundo año consecutivo, Interempresas Media fue el único medio español —y uno de los tres europeos, junto a un francés y un italiano— que se trasladó a China para conocer de cerca la realidad de los mercados asiáticos. Y ningún escenario mejor para hacerlo que CIAME 2019, la feria nacional de la maquinaria agrícola, de carácter anual e itinerante, que este año se trasladó al nordeste del país, concretamente a Qingdao, en la provincia de Shandong, la segunda con mayor volumen de población, con cerca de 100 millones de habitantes.

Con una producción agrícola estabilizada, China encabeza el gigante asiático que pretende dar la batalla en los mercados internacionales. Pero a nivel regional quedan patentes las dos velocidades a las que circula el tren del futuro en Asia-Pacífico. Y es que en una zona tan vasta del planeta, que desde la perspectiva europea puede parecer un único mercado, contiene numerosos matices que dibujan un escenario de contrastes.

PRODUCTO 2017 2016 2015 2014 2013
Tractores media y alta potencia 6.700.800 6.453.546 6.072.900 5.679.500 5.270.200
Tractores de baja potencia 16.342.400 16.716.149 17.030.400 17.297.700 17.522.800
Cosechadoras 1.985.400 1.902.000 1.739.000 1.584.600 1.421.000
Equipos de preparación del suelo 10.627.600 9.983.500 8.975.700 8.654.300 7.654.100
Sembradoras 6.466.700 6.501.800 6.367.300 6.233.600 600.500
Pulverizadores 6.183.200 6.296.900 6.188.500 6.140.400 5.591.900
Secaderos de cerales 118.700 93.200 68.700 54.400 42.800
foto

Pulverizadores Fede repitió participación en esta muestra, como ya hiciera en 2018 en Wuhan.

Por un lado, áreas que tomaron la delantera hace años con la mecanización de sus labores agrícolas y que ahora demandan la modernización y actualización de esas herramientas para poder competir en los escenarios globales que plantea el siglo XXI. Por otro, zonas donde es exclusiva la mano de obra humana para tareas como la siembra o la recolección de cultivos muy exigentes, que llaman la atención para atraer el interés de proveedores, abriéndoles sus puertas y explicando las posibilidades de negocio que les ofrecen.

Así lo hicieron representantes de Pakistán, Bangladesh, Nepal, Filipinas, Sri Lanka, Indonesia o India en un foro internacional celebrado en el marco de CIAME. Todos ellos presentaron las bondades de sus países, con cataratas de datos dirigidos a captar la atención de inversores, entre ellos las empresas comercializadoras de maquinaria agropecuaria. Pero la realidad es otra y, posteriormente sobre el terreno, suelen ser escenarios muy intervenidos que plantean serias dificultades en términos legales, financieros, logísticos, etc.

foto
El Grupo AGCO focalizó su participación en la marca Massey Ferguson.
Mecanizar procesos complejos o en territorios de acceso muy limitado es altamente complejo. Las series de fabricación serían muy cortas, lo que no resulta rentable para las grandes corporaciones cuyas cadenas de montaje exigen pedidos superiores. Aquí es donde pueden tener entrada los fabricantes de tamaño mediano o pequeño, capaces de flexibilizar y adecuar su producción con un número de unidades reducido, prácticamente a la carta.
foto

Separados por unos pocos metros lució una rotoempacadora Krone de última generación con otra de aspecto similar a una marca europea de primer nivel.

China, referente en la zona

Para observar la situación actual y la evolución de la región, el mejor referente es China, un país con más de 1.300 millones de habitantes y zonas desiguales a todos los niveles. El año pasado, la tasa de mecanización integral de trabajos de preparación del terreno, siembra y cosecha en sus principales cultivos aumentó un punto porcentual hasta alcanzar el 68%.

Los trabajos con trigo están prácticamente mecanizados en su totalidad, mientras que en arroz y maíz ya superan el 80%. Sobre el 40%, tres puntos más respecto al año precedente, se encuentran otros cultivos de menor impacto, como la colza o el cacahuete. De acuerdo con el plan nacional para 2020, las superficies sembradas de arroz (unas 307.000 hectáreas), trigo, cacahuete, colza y algodón se mantendrán estables, mientras que las de maíz, soja y patata sufrirán una pequeña reducción.

foto
Equipos de tratamiento adaptados a los cultivos locales.

Según datos oficiales, en 2018, los ingresos de las empresas chinas comercializadoras de maquinaria agrícola superaron los 260.000 millones de RMB (unos 34.000 millones de euros), lo que supuso un incremento del 1,67%, mientras que los beneficios cayeron un 15,76%.

Respecto al comercio exterior, con datos de 2017, las exportaciones de maquinaria agrícola totalizaron 27.500 M€, un 8,72% más que el año anterior, con las bombas y los tractores como productos destacados. Las importaciones superaron los 12.000 M€, un 10,55% más.

foto

La japonesa Kubota goza de una presencia afianzada en este mercado.

La necesidad de una producción mayor y una gestión centralizada del terreno deriva en un incremento de la mecanización de cultivos principales. Aumenta la demanda de tractores con sus correspondientes implementos, en detrimento de los modelos de baja potencia. Los productores, sobre todo los de mayor escala, han comprobado que este avance mejora la eficiencia de las operaciones agrícolas y se muestran dispuestos a asumir las inversiones.

No obstante, cada cultivo muestra sus respectivas singularidades y los procesos de mecanización se producen a velocidades desiguales. Por ejemplo, en arroz las tareas de labranza están mecanizadas íntegramente, mientras que la recolección se queda en el 90% y la siembra apenas llega al 45% debido a la complejidad de las plántulas utilizadas. En trigo, por su parte, los trabajos de suelo se pueden dar por mecanizados en su integridad, los de siembra rondan el 90-95% y los de recolección son los que se aceleran ahora con la llegada de las grandes cosechadoras, aceptadas debido a su alta eficiencia.

foto
Además de tractores, la firma LS también comercializa en esta zona equipos de recolección.

Otro cultivo de relieve en el país es la soja. Según el Plan Nacional de Modernización Agrícola (2016-2020), la superficie sembrada alcanzará los 9.333 millones de hectáreas el año que viene, lo que representará un aumento de 2.667 millones de hectáreas en el lustro. Buena noticia para la maquinaria agrícola dado que los trabajos de preparación del terreno están mecanizados en un 80%, los de siembra en un 75% y los de recolección en el 70%. La soja se recolecta principalmente con cosechadoras de cereales modificadas y otro de los retos es mejorar la calidad dadas las diferentes características que presenta cada cultivo.

foto
Robots y vehículos aéreos no tripulados.

Aumentar la productividad

En definitiva, en China han comprobado que la mejora de la productividad agrícola pasa por acelerar el proceso de mecanización. Sin ella, la modernización no llegará a las zonas rurales. De ahí que en los últimos años los fabricantes locales trabajan para avanzar en términos cuantitativos y cualitativos.

En su contra juega la atomización de la agricultura y la diversificación de la demanda, que impide un desarrollo más acelerado. Por ahora, las limitaciones y las prioridades para la mecanización parecen identificadas: siembra de arroz, colza y patata; recolección de colza, patata, cacahuete y algodón; y todo ello con unos equipos capaces de asegurar la protección vegetal adecuada y un tratamiento correcto.

foto
Neumáticos Trelleborg apropiados para las características de la zona.
El Gobierno se muestra dispuesto a apoyar la incorporación de máquinas de alta potencia capaces de ofrecer rendimientos elevados, alienta a instituciones financieras para facilitar préstamos, promueve el achatarramiento de máquinas antiguas, fomenta las organizaciones de servicios sociales y las orienta hacia labores agrícolas, favorece la estandarización de las tierras de cultivo, aumenta los subsidios a la maquinaria agrícola en zonas montañosas y, en equipos de media y alta potencia, ayuda a la incorporación de tecnología de navegación, posicionamiento, monitoreo de operaciones y conducción automática.
foto
ADR Group está presente en China desde hace varios años.

Recambios y componentes

Si el mercado de la maquinaria atraviesa dificultades, ¿qué sucede con la industria del recambio y los componentes, tan potente e importante en China, que el año pasado tuvo unas exportaciones por encima de los 13.100 M€?

Estas empresas, que están estrechamente relacionadas con el conjunto del sector, deben fortalecer la innovación tecnológica, competitividad de los productos, esforzarse por explorar los mercados internacionales, trabajar de la mano con los fabricantes y conjuntamente hacer frente a la situación.

Esa es la teoría. La realidad es que se enfrentan a los problemas comunes del mercado, al tiempo que descuidan la I+D, haciendo hincapié en el precio y descuidando la calidad. Algunas fuentes llegan a decir que hay empresas que llegan a vender a pérdidas, con el impacto que ello supone para el conjunto del sector.

foto

La marca española Bellota, ahora en el grupo Agrisolutions, lució en la exposición china.

Víctimas de esta depresión, las firmas deben redoblar esfuerzos por abrirse a los mercados internacionales, accediendo al sistema de adquisiciones, diversificar el desarrollo y reducir la dependencia del mercado interno. Son conscientes de la dificultad de acceder a los mercados de mayor potencia, como Estados Unidos y Europa, sin descuidar la penetración creciente en el Sudeste Asiático y muy atentos a los mercados emergentes.

En este sentido, la imagen juega un papel destacable y, aunque se trata de conceptos y culturas diferentes, una feria de perfil internacional como CIAME no termina de cuidar este aspecto. Junto a grandes compañías chinas y extranjeras exponen decenas de pequeñas empresas, muchas de ellas con piezas y recambios usados, que demuestran las dos velocidades a las que circula el sector agrícola en esta región el planeta.

foto
Bondioli & Pavesi reafirma su presencia global.

El mercado en la actualidad

Después del ‘invierno frío’ atravesado en 2018, la situación del mercado de la maquinaria agrícola todavía no es optimista de cara a este año. La presión a la baja de la industria sigue siendo notable, debido a los incrementos de los costes, referido a la disponibilidad de materias primas y también a las inversiones vinculadas a la protección del medio ambiente.

En 2019, a pesar de los incentivos promovidos desde el Gobierno el repunte en la industria no termina de llegar. Lo justifican por un mercado saturado víctima de la política de subvenciones, cambios en la estructura del cliente y otros factores externos, como el comportamiento de los precios en algunos mercados internacionales de cereales.

foto
Los fabricantes locales de tractores también expusieron.

En este escenario, el pronóstico de los fabricantes chinos para el año en curso es que la demanda de máquinas para maíz será de alrededor de 2.000 unidades (-5,5%) y en arroz serán unas 50.000 unidades. También frenarán su evolución los tractores de más de 180 CV y se atisban mejores perspectivas para los modelos pequeños y medianos.

Mejores perspectivas arroja la maquinaria para el ganado favorecida por el profundo proceso de transformación iniciado a una velocidad sin precedentes y que desde el año pasado abrió un periodo de oportunidades estratégicas.

Según datos oficiales, en 2018 las ventas aumentaron un 13,04% hasta las 52.000 unidades y este año pueden crecer otro 7%. Algunos expertos señalan que este mercado todavía está en periodo de desarrollo y se está produciendo un ajuste estructural encaminado a máquinas de gran escala y gama alta.

foto
Claas participó con tractores y maquinaria de alta capacidad.

Internacionalización

CIAME (China International Agricultural Machinery Exhibition) es la gran feria china de la maquinaria. De carácter anual e itinerante, este año se trasladó a Qingdao, ciudad de la provincia de Shandong, la tercera más poblada del país con 100 millones de personas. Desde 2011 está organizada por la Asociación de Distribuidores (CAMDA), junto a la Asociación de la Mecanización Agrícola (CAMA) y a la Asociación de Fabricantes (CAAMM).

Si ya la edición de 2018 en Wuhan mostró una imagen espectacular, no le fue a la zaga la cita de este año. El Qingdao World Expo International Exhibition Center (Qingdao West Coast New District) completó más de 200.000 metros cuadrados con sus ocho pabellones cubiertos y exteriores abarrotados para dar acogida a más de 2.100 expositores de muy diferentes tamaños. En la vorágine de visitantes se pueden encontrar desde los grandes stands —no tanto como en las ferias europeas— de las multinacionales de maquinaria, hasta pequeños empresarios individuales con apenas una silla y una mesa donde mostrar un pequeño puñado de piezas o recambios.

foto

Same Deutz-Fahr Group apuesta por los mercados asiáticos.

CIAME se presenta como una feria de perfil internacional, pero tiene aún mucho camino por recorrer en este sentido. Desde el acto de inauguración oficial con presencia de autoridades nacionales y regionales hasta la inmensa mayoría de los foros y seminarios programados, se desarrollaron exclusivamente en chino, sin traducción simultánea.

Uno de ellos es el programa ‘5+1’ dirigido a la transformación de la mecanización agrícola y a promocionar su actualización. Se interesan por soluciones mecanizadas para los principales cultivos de grano, algodón y aceite, con una mayor apuesta por la I+D y por una plataforma nacional de intercambio de información sobre maquinaria agrícola.

foto
Representantes de prensa internacional.
En Qingdao también se abordaron otros temas de calado, como cursos de formación en tecnología de mecanización de la producción forrajera, incluida la cosecha, el transporte y la producción, centrándose en la cría animal y el tratamiento del estiércol con la aplicación de fertilizantes orgánicos, así como toda la tecnología de mecanización del proceso de la patata. También hubo espacio para un curso de capacitación para la implementación de la política de subsidios para la compra de maquinaria agrícola.

En definitiva, CIAME fue punto de encuentro representantes de departamentos responsables de la gestión de la maquinaria agrícola a todos los niveles, estaciones de identificación y promoción, personal técnico y representantes de empresas, cooperativas y otras unidades. Todos ellos para acelerar la transformación del sector agrario y los equipos mecánicos disponibles.

foto

El tamaño de la exposición obligó a ocupar una de las avenidas colindantes.

'Belt and Road'

Como suele suceder cuando se atisban dificultades en los mercados locales, se mira al exterior para equilibrar e incluso mejorar las cuentas de resultados. Durante mucho tiempo, China mostró un perfil más autárquico sin prestar excesiva atención allende sus fronteras. Ahora las cosas son diferentes y pretende acelerar el proceso de internacionalización iniciado a ritmo bajo hace ya un tiempo.

En este contexto surge la iniciativa Belt & Road ("Un Cinturón y Un Camino"), anunciada por primera vez en septiembre de 2013, donde las empresas desempeñan un papel fundamental al sumar actuaciones de promoción y cooperación con otros países para el beneficio mutuo (Win to Win). Son conscientes de que la industria local de la maquinaria agrícola afronta una etapa crítica de transformación estructural y mejora de la calidad.

Belt & Road es un proyecto chino de enlaces marítimos y ferroviarios con Europa. Actualmente, se encuentra en una etapa de acelerar la implementación, precisamente cuando la industria de la maquinaria agrícola necesita una transformación estructural en búsqueda de una mayor calidad.

foto

New Holland y Case IH compartieron stand con un solo tractor por marca.

Desde el Gobierno se considera que esta iniciativa ofrece ventajas en su estrategia de expansión internacional y ayudará a lograr los nuevos objetivos de desarrollo. Creen que la maquinaria china ofrece un mayor rendimiento con menores costos, por lo que tienen un vasto espacio de expansión exterior.

También otorga un papel central al desarrollo de soluciones alta gama fruto de los trabajos de I+D, también en lo que se refiere al sector de piezas, recambios y componentes. Y pueden hacerlo a través de cooperación conjunta, alianzas estratégicas y otras medidas que refuercen su competitividad.

Ya son muchas las empresas asiáticas vinculadas al sector agropecuario que no se limitan a 'salir' a otros mercados. Quieren 'desarrollarse' y expandir su trabajo en Europa y otras zonas del planeta, tanto en países avanzados como en los del tercer mundo.

foto
Segunda presencia de Interempresas Media en China para visitar CIAME.
Fuentes de la organización no precisaron aún el escenario de CIAME 2020. “Estamos en negociaciones con otras ciudades, aún no sabemos dónde, ni cuándo”, indicaron.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

FIMA - Feria de Zaragoza (25-29 de Febrero)Feria de Valladolid (30 enero - 1 febrero 2020)Asociación Española de Fabricantes de Alfalfa DeshidratadaInstitución Ferial de Extremadura

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS