Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

“En el futuro tendremos un vehículo tractor más sencillo y los desarrollos se centrarán en el implemento”

Anthony van der Ley: ingenio con visión de futuro

David Pozo22/11/2018

El dirigente nos avanza en una entrevista en exclusiva cambios sustanciales de tendencia en la industria agrícola europea y en el panorama ferial del viejo continente.

Del funcionamiento de un negocio familiar de carácter global, del futuro del implemento agrícola, o de los cambios que se prevén en el panorama ferial europeo… Son algunos de los muchos temas que se pueden debatir con Anthony van der Ley, CEO de Lemken y figura que se ha consolidado firmemente en la industria europea de la maquinaria agrícola. Tras más de 13 años en la multinacional GEA Westfalia, van der Ley se enroló en el ámbito agrícola en 2007. Tras pasar por la filial de Kuhn en los Países Bajos y por Kverneland, desembarcó en Lemken hace ahora justo seis años.

foto

¿Qué le ha aportado a nivel profesional y personal dirigir el día a día de una multinacional con un marcado carácter familiar como Lemken?

Personalmente venía de una multinacional cotizada en bolsa, el Grupo GEA, muy profesional, y toda esa experiencia me la traje a Lemken. Nunca había trabajado en una empresa familiar y debo decir que en los últimos seis años he aprendido mucho de cómo en una compañía de este tipo la escala de intereses difiere mucho del de las multinacionales dirigidas a presentar resultados cada cuatro meses. En Lemken nos sentamos cada mes a analizar los resultados, pero poniendo siempre el foco a largo plazo e intentando responder la pregunta de qué podemos hacer para las próximas generaciones.

El otro centro de interés en nuestra empresa es el empleado. Siempre remarcamos que somos un negocio familiar de carácter global, donde cada empleado es igual de importante. Por ello resulta vital la transparencia con la que actuamos a todos los niveles. Un buen ejemplo es que cada lunes, partiendo de una reunión inicial de la junta, se transmite a los empleados toda la información de la situación de la empresa a través de los responsables de área y los encargados. Al principio me parecía quizás un nivel de transparencia excesivo, pero he entendido que es un hecho muy valorado por nuestros empleados.

DESTACADO: “Somos un negocio familiar de carácter global, donde cada empleado es igual de importante”

Desde su entrada en la compañía, Lemken no ha parado de crecer en facturación, en número de empleados e inversiones. ¿Uno de los objetivos es consolidar ese crecimiento?

Para nada. Queremos seguir creciendo a todos los niveles. Lo primero que hice cuando llegué a Lemken fue diseñar y presentar una estrategia de crecimiento, que hasta entonces no existía como tal. La empezamos a implantar en 2014 y seguimos trabajando en ella, con unos resultados de los que nos consideramos muy orgullosos: de los 250 millones de euros facturados entonces hemos pasado a 360, y de los 1.050 empleados a más de 1.600 a finales de este 2018. Gracias a la gran salud financiera de la familia Lemken podemos reinvertir los beneficios en asegurar el futuro de la compañía. Solo así se explica en el último lustro se hayan podido invertir más de 100 M€ tanto aquí como en nuestras instalaciones en el extranjero.

En su gama de productos, Lemken se ha centrado en los últimos años en perfeccionar sus equipos de suelo y siembra. ¿Dónde pretenden poner el foco a medio plazo?

Efectivamente, nos hemos concentrado en nuestra maquinaria de siembra, así lo hicimos en la última Agritechnica con la nueva Azurit, y en suelo presentaremos el próximo año una gran novedad en materia de cultivadores. Por ello hace un año tomé la decisión consciente de establecer el área de protección de cultivos como una unidad de negocio independiente, con un director propio, Iljan Schouten. La pulverización es un segmento totalmente diferente, el conocimiento necesario y sus particularidades hacen que tenga que ser coordinada por un equipo específico. La misión que se le ha encargado es modificar el actual programa de productos en este segmento y vamos a presentar importantes novedades en Agritechnica, como posiblemente sean los nuevos autopropulsados que estamos desarrollando. También hemos querido poner el foco en el corte de secciones, invirtiendo en nuevos sistemas ópticos instalados en nuestros equipos, como por ejemplo a través de la adquisición de Sketekee, a la vanguardia en el control mecánico de malezas con guiado asistido por cámara.

Es indudable que la presión medioambiental es cada vez mayor y como fabricantes tenemos la responsabilidad de encontrar soluciones para reducir el uso de fitosanitarios en nuestros suelos. Además, en países como Francia la agricultura ecológica está creciendo un 20% al año y Lemken quiere responder a esos mercados que piden alimentos producidos de forma respetuosa con el medio ambiente.

foto

Energía eléctrica, conexión ISOBUS, automatización… ¿Cómo será el apero de los próximos años? Se habla mucho de combustibles alternativos, de tractores autónomos, pero poco de un elemento imprescindible como el implemento…

También en Lemken estamos trabajando con el tema de vehículos autónomos, porque sabemos a ciencia cierta que van a llegar, por lo que la pregunta solo es cuándo y cómo. La primera fase será seguramente la de vehículos eléctricos propulsados por motores diésel, pero la siguiente generación se dirigirá hacia los tractores con motores de hidrógeno, mucho más limpios y cuya tecnología ya está muy desarrollada. Podemos descartar la generalización de los tractores 100% eléctricos, fundamentalmente porque seremos incapaces de generar tanta electricidad limpia como para propulsar tanto vehículo en las próximas décadas.

El tractor es un elemento muy querido por el agricultor, pero por si solo, todos lo sabemos, no hace nada. Su forma actual la determina el hecho de que ha de ir en él una persona, y eso es lo que puede cambiar en el futuro. Tendremos un vehículo autónomo mucho más sencillo y los desarrollos se van a centrar totalmente en el implemento. Si el operario en el tractor era el que tomaba hasta ahora la mayoría de decisiones, deberá ser el implemento, equipado con toda una serie de sensores y convertido en una máquina inteligente, quien realice esa labor. Si por ejemplo un sensor determina que el suelo está más húmedo de lo habitual, podremos determinar automáticamente la fuerza o la profundidad a la que debe trabajar el apero. Será éste el que indique al ‘tractor’ cuándo y a qué velocidad ha de tirar para poder trabajar de forma óptima, y no al revés.

A la vez se ha estudiado también como este proceso permitirá un descenso de los costes optimizando las anchuras de trabajo, que deberán estar entre los 2 y 7 metros, frontera para poder trabajar con los futuros motores. Los grandes implementos actuales solo se justifican por los costes que supone el operario que conduce el tractor. En cambio con equipos más pequeños se reducen los costes, y el agricultor podrá tener varios vehículos tractores que trabajen a la vez autónomamente y que lo hagan con todo tipo de implementos, ya sean inteligentes o no.

¿Podremos ver en los próximos años a Lemken en el sector del forraje?

No. Me gusta focalizarme en aquello que estamos especializados, y eso es suelo, siembra y pulverización. Ya existen fabricantes muy competentes en este ámbito que seguro sabrán llevar la tecnología del forraje en la dirección correcta.

Lemken ha querido estar presente desde su constitución en las grandes plataformas de intercambio de datos de la industria europea de maquinaria agrícola. ¿Qué aportará esta estrategia a sus clientes?

Me parece perfecto que cada fabricante quiera tener su plataforma, pero desde Lemken consideramos que era necesaria una fórmula de plataforma abierta, con la que pueda trabajar un agricultor que posea equipos de diferentes marcas. Agrirouter es la respuesta a esa demanda, en la que los datos son de y para el agricultor. La colaboración de las diferentes marcas que nos hemos decidido por este sistema abierto está siendo muy positiva y esperamos que siga desarrollándose en años venideros.

foto

¿Qué supone para Lemken la reciente adquisición de una compañía como Sketekee?

En un entorno en el que el respeto al medio ambiente juega un papel cada vez más importante, la adquisición de una compañía como Sketekee supone un paso más en nuestra visión de futuro. Cada vez contamos con menos sustancias para combatir plagas y enfermedades, y al mismo tiempo se endurece la legislación europea en este ámbito. Por ello en Lemken queremos apostar por el control mecánico de malezas, una alternativa sostenible y de futuro.

¿Es un mensaje también para aquellos que llevan años considerando que Lemken estaba a la venta?

En absoluto. Lemken no está a la venta y creo que a lo largo de los últimos años lo he dejado claro a todas aquellas empresas que han picado a nuestra puerta. Cuando la familia Lemken me vino a buscar en 2013 su planteamiento era que me encargase de hacer crecer la compañía y no que la preparase para su venta, por lo que ese ha sido mi objetivo desde el primer día que me incorporé.

La expansión hacia nuevos mercados

Incrementar la presencia en los mercados internacionales es uno de los objetivos de Lemken, aunque comercializan el 75% de sus máquinas fuera de Alemania. ¿Hacia qué mercados se quiere dirigir esa estrategia?

La estrategia se dirige a consolidar todas las filiales que hemos abierto en los últimos años, la última de ellas en Australia. Nuestra política no es estar presente en todos los mercados porque si, sino solo en aquellos que sabemos que tenemos potencial y capacidad para penetrar en él.

Tuvo la oportunidad de visitar recientemente CIAME, la gran feria china de la maquinaria agrícola. ¿Qué le llamó especialmente la atención? ¿Estamos ante un mercado con signos de agotamiento?

En absoluto estamos ante un mercado agotado. China seguirá creciendo y así lo demuestra la apuesta de su gobierno con el nuevo Plan 2020-2025, con billones de dólares en inversión, porque para ellos la agricultura es muy importante. Y no lo harán solo en China, sino también en muchos otros países en los que su penetración económica está siendo vital, tanto el continente asiático como en África. Personalmente me gusta visitar China un par de veces al año para captar precisamente todo lo que está ocurriendo a nivel económico y de la propia industria, y CIAME es una gran oportunidad para ello.

foto
Van der Ley avanza para el próximo año grandes novedades de Lemken en el terreno de la pulverización.

¿Están satisfechos con el funcionamiento de la filial ibérica? ¿Se contemplan dotarla de más recursos para una mayor expansión?

Estamos totalmente satisfechos con el trabajo que se está realizando por parte de nuestra filial en España, con un equipo pequeño pero que ha sabido llegar de forma adecuada a nuestro cliente. Actualmente no tenemos planificada una mayor inversión, pero si consolidar y apoyarles de una forma efectiva desarrollando una gama de producto adecuada y realizando una formación óptima de nuestros concesionarios.

¿El precio sigue siendo la gran barrera a superar en mercados como el español?

De lo que estamos seguros es que la agricultura está tendiendo inexorablemente hacia una profesionalización, y esa dirección favorece a empresas como Lemken. Si yo fuese un pequeño agricultor aficionado con dos hectáreas a cultivar tampoco compraría nuestras máquinas, pero si soy un agricultor profesional al que le importa el componente tecnológico de la máquina para ser más eficiente y reducir costes, entonces sí que somos una marca que tiene que valorar.

foto
Lemken pone especial énfasis en la formación de sus concesionarios y empleados.

El porvenir de la maquinaria agrícola europea

¿Cómo calificaría actualmente la salud de la industria de maquinaria agrícola europea?

Hay diferentes facetas a analizar en este sentido. Desde el punto de vista del nivel de desarrollo de la tecnología ha habido un crecimiento espectacular, con una ingeniería agrícola 4.0 que supera hoy en día la industria 4.0. Lo que debemos preguntarnos es quizás si esa rapidez puede ser digerida por el agricultor, por lo que debemos tener cuidado y procurar que el usuario de la máquina nos acompañe en ese camino de la evolución tecnológica, que tiene la digitalización como punta de lanza.

En cuanto a la industria han sido los tractores los que han sufrido más en los últimos años, principalmente por los numerosos cambios de normativa. Hoy en día tenemos en el mercado tractores usados que son tan útiles como muchos de los que se están comercializando como nuevos, y ese es un problema.

foto
Van der Ley tomó en junio el relevo al frente de la CEMA de manos de Richard Markwell (izq.).

Lleva menos de medio año al frente de una asociación dominada por las grandes multinacionales del tractor. ¿Cómo vive el hecho de ser el primer presidente de CEMA procedente de una compañía de implementos, y elegido por unanimidad?

Me encuentro muy a gusto, y la verdad es que llegar a la presidencia era una de mis metas desde que entré a formar parte de la junta directiva de CEMA hace un par de años. Es una muy buena señal para un segmento como el de los implementos, que gracias a sus estructuras empresariales menos complejas son capaces de reaccionar más rápidamente a los cambios del mercado. Lo difícil en CEMA es conseguir aunar una opinión única y defender esos intereses en Bruselas ante los representantes de los 28 estados que conforman la UE, siempre con el objetivo de que la legislación que se pueda adoptar sea aceptable. Por ejemplo en materia de CO2 no se pueden seguir copiando leyes del sector del automóvil al sector agrícola, porque ello supondría a futuro la muerte de la agricultura como la conocemos.

Mi rol es precisamente moderar esos intereses, a veces contrapuestos, que puede haber entre los diferentes miembros de CEMA, y hacerlos lo más complementarios posibles.

Teniendo en cuenta la composición de CEMA, con el control de los grandes fabricantes de tractores, ¿resulta viable su futuro? ¿Y a nivel económico?

Sí. En los estatutos está recogido que somos una confederación donde cada asociación miembro tiene una voz única y a ella se le suman los seis grandes fabricantes de tractores. Es cierto que hay algunas asociaciones como la VDMA que aportan más a nivel económico, pero se decidió muy recientemente que el valor del voto continuase siendo el mismo, solo así se puede mantener la igualdad dentro de CEMA.

Para que sigamos siendo viables como asociación necesitamos desarrollar una estrategia viable y definir con ella un programa de trabajo que una los puntos que debemos defender en común. Y el auténtico desafío es hacerlo económicamente viable, porque todos quieren participar pero nadie quiere pagar.

El documento AgriTech Vision 2030 recoge muchos de los objetivos de la CEMA para la próxima década. ¿En qué aspectos debería trabajar especialmente la industria de la maquinaria agrícola europea? ¿Se pueden vincular dichos objetivos con los previstos en la futura PAC 2021-2027? ¿Qué papel están jugando los fabricantes de maquinaria en el proceso de negociación?

Muchas asociaciones a nivel nacional están tomando en sus debates como punto de referencia el documento AgriTech Vision 2030, pero todo dependerá de los cambios que se produzcan en Europa a partir de las próximas elecciones del mes de mayo. Los objetivos están claros, pero la clave estará en que podamos convertirnos en los interlocutores válidos que acompañemos a los políticos que tomen las decisiones para hacerlos viables.

foto
Se avecinan cambios en las grandes ferias europeas, impulsadas, entre otros fabricantes, por Lemken.

¿Qué puede ocurrir con las grandes ferias? Las grandes multinacionales alemanas deseaban una Agritechnica trienal, aunque finalmente parece que seguirá siendo bienal, pero que en esos años impares solo acudirán a Hanover entre las grandes ferias europeas, dejando a SIMA en una situación delicada. ¿Qué opinión tiene al respecto como responsable de una multinacional como Lemken?

Personalmente fui uno de los promulgadores en la VDMA a la hora de proponer una Agritechnica de carácter trienal. En primer lugar, porque considero que como industria gastamos demasiado en la presencia en ferias, y ahí todos estábamos de acuerdo, pero tras un periodo de reflexión muchas empresas nos hicieron ver que aunque en Agritechnica se presentaban las grandes novedades, es EIMA o en FIMA donde se cierran muchos contratos.

Ha sido labor de la VDMA presentar a CEMA una nueva fórmula de consenso en el que todos los actores estén satisfechos. Se desechó la fórmula trienal, también porque muchos fabricantes de tractores querían seguir presentando novedades cada dos años, pero se propuso un cambio en la cadencia de las ferias, evitando SIMA y Agritechnica, dos grandes salones en un mismo año. Se habló entonces con AXEMA, y la propia asociación francesa propuso desplazar su fecha a los años pares, para no coincidir con Hannover. Le propusimos entonces que SIMA se celebre otoño, justo antes de la EIMA, por tratarse de ferias con un carácter totalmente distinto. Y en esta fórmula estamos acabando de trabajar. Se trata de una época en la que el agricultor europeo tiene más tiempo y de una fórmula perfecta para que las empresas puedan aprovechar sus recursos de personal y maquinaria entre los dos salones.

En la recién concluida EIMA una compañía como Massey Ferguson ha decidido reducir su presencia a la mínima expresión y dedicar la inversión a estar más cerca de su cliente a través de eventos propios. ¿Qué le parece?

Fue también una sorpresa para mi. También es una discusión que hemos tenido entre los fabricantes alemanes. Hacemos importantes inversiones en las ferias regionales y es allí donde en muchas ocasiones acude el cliente especializado y donde se puede profundizar más con él en muchos aspectos. En cambio en los grandes salones llegan a nuestro stand todo tipo de asistentes y se trata en muchas ocasiones de un encuentro con un marcado carácter social.

Empresas o entidades relacionadas

Lemken Iberia, S.L.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Feria de Valladolid (30 enero - 1 febrero 2020)Institución Ferial de ExtremaduraAsociación Española de Fabricantes de Alfalfa DeshidratadaFIMA - Feria de Zaragoza (25-29 de Febrero)

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS