Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Los olivareros malagueños trabajan contrarreloj para recoger una aceituna de una calidad extrema

11/11/2011

11 de noviembre de 2011

El campo malagueño se prepara para superar una etapa contrarreloj. La paz y el sosiego que habitualmente se relaciona con el mundo rural dará paso en los próximos días a una actividad frenética ya que empieza una de las campañas más importantes y que más jornales genera en la provincia de Málaga: la campaña de la aceituna para aceite.

Y lo hace con buenas expectativas. Tras superar tres malas campañas, en los que los agricultores han ido sorteando trabas, por fin parece que arranca una campaña con expectativas esperanzadoras. Así lo manifiesta Baldomero Bellido, experto en olivar de Asaja Málaga: “Los productores de aceituna para aceite hemos sufrido tres años tremendos en los que el precio final del aceite no superó los dos euros. Además, hemos tenido dos años de baja cosecha, con el problema añadido que esto supone en el aumento de los costes de recolección”, explica.

El panorama que se perfila este año parece dibujar una cosecha más amable, con unas expectativas de producción que ronda las 65.000 toneladas, 11.000 más que el año anterior. Esta cantidad, comenta Bellido, incluso se podría ver incrementada ya que en los primeros días de cosecha se está apreciando un aumento del contenido de aceite en las aceitunas. “Los rendimientos están llegado al 20% en una época en la que no suele llegar se al 18%”, especifica.